PARA BELMONTE SERÁ SU TERCERA TEMPORADA DE ALBINEGRO

Los blanquinegros iniciarán en agosto su sexta Liga consecutiva en Segunda B

Tras el fracaso del ascenso, el tercero desde que se descendió en la temporada 11/12, el Cartagena iniciará en agosto su sexta temporada consecutiva en Segunda B desde que se perdió la categoría de Segunda en la 11/12.

Este fue el FC Cartagena que jugó el playoff y lo perdió ante el Caudal en la primera temporada tras el descenso a Segunda B/Foto RAUL VELASCO
Este fue el FC Cartagena que jugó el playoff y lo perdió ante el Caudal en la primera temporada tras el descenso a Segunda B/Foto RAUL VELASCO  

El Cartagena iniciará el próximo mes de agosto su sexta Liga consecutiva en segunda B después de consumarse el descenso de Segunda A en junio de 2012. Desde entonces, los blanquinegros han fracasado en los tres playoff que han intervenido además de un playout (permanencia) salvado en el último instante

En la primera campaña tras el descenso, aún con Paco Gómez como presidente y mandamás absoluto, hubo tres entrenadores y se jugó el playoff, perdido a las primeras de cambio ante el Caudal de Mieres. Fue Pato quien empezaría la temporada, con Pedro Reverte como director deportivo. En diciembre llegaría Pacheta para suplir al despedido Pato y el burgalés fue despedido tras acabar el último partido por no haber sido campeón. Paco Gómez no quiso esperar y colocó a José Miguel Campos para dos partidos aunque en el Cartagonova no llegó a sentarse en el banquillo por una deuda pendiente. El fracaso acabaría siendo absoluto.

Los tres playoff de ascenso que ha jugado el equipo han acabado en fracasos rotundos, todos por motivos distintos

En la 13/14 sería Tevenet el encargado de dirigir la plantilla blanquinegra. Fue el año de la eliminatoria de Copa ante el FC Barcelona de Messi y el año en el que también se perdería el playoff ante el Real Avilés, lo que supuso el segundo fracaso consecutivo. Fue otro año para olvidar, que empezó lleno de ilusiones, especialmente transmitadas por su nuevo presidente, el joven Fran de Paula, que lo dejaría con la llegada de los ínclitos dirigentes de Sporto Gol.

El técnico sevillano no renovaría porque prefirió al Huesca y en el Cartagena hubo cambio total con la llegada del referido grupo valenciano de Sporto Gol Man y el uruguayo Julio Rivas como entrenador que tampoco llegó a sentarse en el banquillo, más la presencia de un Florentino Manzano que casi siempre se mantuvo oculto y en la sombra. Fue la temporada maldita hasta ahora ya que el equipo llegó a rozar el descenso a Tercera. El gol de Carlos Martínez, hoy ‘estrella’ en el Lorca FC, acabaría evitando el descenso a Tercera y la desaparición segura.

Para entonces ya había llegado al Cartagena Paco Belmonte y Deseado Flores al club blanquinegro. Fue entonces como un soplo de aire fresco, evitando una desaparición segura con la serie de soluciones que pusieron como flotadores de urgencia, reactivando un club que se iba a pique. Manolo Palomeque fue el entrenador que se encargó de salvar los muebles de una quema segura.

La peor temporada fue la 2014/15 en la que se rozó el descenso a Tercera y que evitó Belmonte con su llegada

El resto, por cercano, se recordará mejor. La llegada de Víctor Fernández al banquillo como entrenador, lo que supuso un balón de oxigeno para una afición que esa temporada casi roza los 5.000 abonados aunque acabaría desencantada al final en una temporada que pudo arreglar Alberto Monteagudo. También llegaría Sánchez Breis para sustituir a Deseado Flores que ya dejaba al descubierto el carácter y la cara oculta de Paco Belmonte.

De la actual campaña recién concluida poco que decir como no sea para decir lo que ya se sabe, que sólo la falta de gol y el desatino en los fichajes de invierno que debilitaron a un Cartagena campeón de invierno que funcionaba muy bien, acabaron siendo las claves y los principales errores de unos dirigentes que han hecho muchísimas cosas buenas pero que deberán de reconocer que erraron a la hora de despedir a unos futbolistas y de fichar a otros que en ningún momento dieron la talla.

El primer objetivo para los dirigentes albinegros será dar con la clave para mantener a la actual masa social

Acabó por tanto la temporada en la que parecía que sería la de la ansiada vuelta a Segunda A para lo que, al menos, habrá que seguir esperando al menos una temporada más. Una larga y tediosa temporada más, la sexta ya desde que se perdió el fútbol profesional. Y el primer reto será el de cómo mantener a los más de 7000 abonados que el club ha tenido durante esta temporada. Si son capaces será un logro nada fácil.