domingo. 14.04.2024

Ahí los tenemos, en la mundialmente conocida Fontana Di Trevi que se inmortalizó en el cince con La dolce vita (1960): en una de las escenas más famosas del cine italiano, cuando Anita Ekberg se zambulle en la fuente, invitando a Marcello Mastroianni a hacer lo mismo. Francisco y Dori no debieron de llegar a tanto pero posaron con orgullo en la popular fuente que mandó construir el papa Clemente XII.

Los trabajos empezaron en 1732 y terminaron en 1762, mucho después de la muerte de Clemente. Hoy es el escenario perfecto para muchos que, como Francisco -que sería Francesco en italiano- y Dori, quieren dejar impregnado su cartagenerismo.

Emulando a La Dolce Vita en la Fontana di Trevi, pero como blanquinegros
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios