MIENTRAS EL DIRECTOR GENERAL DE DEPORTES TRATA DE MEDIAR PARA LLEGAR A UN PACTO

Arrecian las críticas contra Belmonte y Deseado por no alcanzar acuerdo alguno con el precio de las entradas para el derbi

Belmonte y Deseado en sus tiempos felices en el Cartagena. Foto LUIS GODINEZ/SPORTCARTAGENA
Belmonte y Deseado en sus tiempos felices en el Cartagena. Foto LUIS GODINEZ/SPORTCARTAGENA  

Aunque el derbi entre el Cartagena y el Murcia es el sábado 11 de noviembre ya se habla, y mucho, de este encuentro en el que nunca falta la polémica. La falta de acuerdo entre los dirigentes de ambos clubes por el precio de las entradas ha llevado a la intervención de Alonso Gómez López, director general de Deportes, que trata de acercar posturas y que las peñas granas estén presentes en el Cartagonova

El Cartagena y el Murcia ya se calienta. El precio que el club blanquinegro ha designado para las entradas de los seguidores murcianistas ha molestado, y mucho, a una buena parte de esos aficionados granas que no cesan de manifestar a través de las redes sociales que no piensan acudir al recinto de la Rambla. Tendrán que pagar 20 euros y ubicarse en el fondo norte bajo, que es la zona del estadio designada desde hace años para cualquier afición visitante.

El problema viene a ser prácticamente el mismo por el que los mismos seguidores murcianistas se negaron a viajar en masa hasta Cartagena. Luego muchos tuvieron que arrepentirse porque se perdieron el 1-3 que animó al equipo grana y estuvo a punto de hundir a los blanquinegros. La historia podría repetirse de nuevo si es que, al final, no hay acercamiento entre ambos dirigentes y se rebajan esos 20 euros además de encontrar una nueva ubicación, algo que parece bastante difícil por cuestiones de seguridad.

Por todo ello arrecian las críticas contra los dirigentes de ambos equipos. Los ex amigos Belmonte y Deseado no se ponen de acuerdo, por lo que Alonso Gómez López, director general de Deportes, va a intentar mediar en este conflicto de intereses con la única finalidad de que las gradas del Cartagonova presenten un aspecto saludable con la presencia de centenares de seguidores granas, que de momento, no piensan dar su brazo a torcer.

El Cartagena todavía tendrá que devolver visita al Murcia en Nueva Condomina en la segunda vuelta y no hay que ser muy listo para adivinar que, si se mantienen estos precios, los seguidores cartageneristas también se verían afectados por unos precios similares en el recinto grana donde cabe recordar que en la pasada temporada, hace ahora un año, se dieron cita más de 4.000 seguidores blanquinegros también con polémica incluida por su ubicación final en las gradas.