MIENTRAS EN EL CARTAGENA SE ESPERA EL PRIMER TRIUNFO EN CASA

El filial amarillo no descarta sorprender al Cartagena siguiendo los pasos del Sevilla Atlético.

Es una oportunidad profesional para el onubense Pavón siendo entrenador del Cádiz B,  que es un equipo nuevo en Segunda B y filial de una entidad que quiere volver a ofrecer fútbol de Primera en Carranza. Cuidan la cantera y apoyan cualquier paso de las bases. Por el momento el próximo adversario del Cartagena solo ha tenido un desliz en la Liga y fue al perder en  Rosal ante el Badajoz (0-2).
Imagen del entrenamiento del Cádiz B en la mañana de este jueves 19- / CÁDIZ CF
Imagen del entrenamiento del Cádiz B en la mañana de este jueves 19- / CÁDIZ CF  

Este domingo  inmediato Pavón piensa que pueden sorprender y para ello se mira en el espejo del Sevilla Atlético, al que ellos supieron superar. El criterio de Juan Manuel Pavón no es gratuito en cuanto a que tienen confianza en poder hacer un esfuerzo para dar la sorpresa en el Cartagonova. Es un técnico de 43 años con trayectoria como futbolista al actuar en los equipos andaluces como   Recreativo de Huelva, Algeciras, Alcalá de Guadaíra, Racing Portuense y Ayamonte. Su debut como entrenador llegó en 2012 haciendo cargo del Recre de Huelva juvenil y llegó al primer equipo hasta en dos ocasiones (2014-2015 y 2016-2017). La pasada temporada fue entrenador del Pobla de Mafumet -filial del Gimnástic de Tarragona- en el grupo 5 de Tercera División. 

Juama Pavon

Pavón, técnico del filial cadista.

Tienen su fundamento, piensan en Cádiz en que los chicos amarillos se desenvuelven fuera de casa de maravilla y el pasado fin de semana confirmaron el desparpajo con el que trabajan y la manera con la que envolvieron al Sevilla Atlético. Los pequeños cadistas ganaron por 0-1, el gol llegó al final, pero en importantes fases del juego envolvieron a los sevillistas, más dados a dar mejor respuesta lejos de la Ciudad Deportiva nervionense.

La única salida fallida del Cádiz B fue la que realizaron a Yecla donde comenzaron marcando el 0-1 y la remontada del 2-1 la estableció el  goleador guipuzcoano Iker Torre. Se cuenta que los cadistas dominaron el juego aéreo y Diarra estuvo a punto de marcar el tanto del empate a dos en los últimos minutos en una acción de este jugador de 19 años, de Mali. Se trata por tanto de un equipo, el andaluz, que nunca pierde la cara y que es ambicioso.

RÉPLICA DEL CARTAGENA

Es obvio que un Cartagena con muchas más exigencias no va a permanecer con los brazos cruzados la próxima tarde cartagenerista ante su público, en un escenario idóneo para dar cita al menos a unos 7000 espectadores o más si se anima la participación de los festeros que acudirán vestidos al uso. Va a volver Elady Zorrilla y habrá otras novedades que Munúa no desvela siguiendo sus propias normas. Esta semana ya hubo dos entrenamientos a puerta cerrada para machacar la estrategia a volcar en los partidos.

Hay mucha responsabilidad de cara a este inminente partido y no se quiere hacer la más pequeña concesión al adversario.