UN FALLO DE JOAO COSTA EN EL MINUTO 63 PROVOCA EL PENALTI CON EL QUE GANA EL EQUIPO PACENSE

El liderato se queda en Badajoz (1-0)

El Cartagena sigue sin despertar y cayó este domingo en el Nuevo Vivero de Badajoz en otro gris partido donde solamente dio muestras de cierta superioridad en la primera parte. Eder, en un penalti provocado por Joao Costa, hacía el único tanto del encuentro en el segundo tiempo. Con esta derrota, que pudo incluso ser más abultada, el Melilla es el nuevo líder del grupo, igualado a puntos con los de Gustavo Munúa que retrocede a la segunda posición y donde la semana que viene se miden al Murcia en el Cartagonova.

Una imagen del primer tiempo en el Nuevo Viero/Foto: Prensa FCC
Una imagen del primer tiempo en el Nuevo Viero/Foto: Prensa FCC  

CD BADAJOZ-FC CARTAGENA: 1-0

CD Badajoz: Kike Royo, Abad, Candelas, Cristian Pérez, Morgado, Cidoncha, David Martín (Guzmán, 87’), Adama (Kamal, 81’), Eder (Francis Ferrón, 76’), Petcoff e Higón.

FC Cartagena: Joao Costa, Orfila, Jesús Álvaro, Moisés, Ayala, Cordero (Aketxe, 69’), Moyita, Vitolo, Rubén Cruz, Santi Jara (Fito Miranda, 72’) y Elady.

Gol: 1-0 Eder (p) (min.63).

Árbitro: Juan Peña Varela (colegio balear). Mostró amarilla a los jugadores albinegros Vitolo y Elady.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada del grupo IV de Segunda División B disputado en el estadio Nuevo Vivero de Badajoz, con una afluencia de alrededor de 8.000 espectadores. Footters retransmitió el partido en directo por internet. 

LA CRÓNICA por GUILLERMO JIMÉNEZ

Dejar de ser líder le ha costado a un Cartagena con dos caras dejar de ser líder al ceder por el peso del ‘goal average’ la primera plaza al Melilla. En un partido en Badajoz de lo más extraño que se `pueda imaginar y que acabó para los naranjas como el rosario de la Aurora. Lo nunca visto: en los últimos momentos, ya a la desesperada el portero Joao se convirtió en portero jugador, como en el fútbol sala, dejando su marco vacío de una manera temeraria.

Se le escapaba a los de Munúa puntuar en el Nuevo Vivero, por darle carrete al rival pacense y no concretar el marcador en la primera parte, y fue castigado de la manera más cruel. Fito Miranda tuvo ocasiones goleadoras  en los minutos definitivos, en la fase de las prisas cuando salió a relevar en unos momentos tensos con tangana provocada por el equipo que iba ganando y le interesaba el follón. También, cierto,  pudo marcar más goles el Badajoz, el más claro en un balón que Higón no controló delante de la portería.

LA MEJOR VERSIÓN CARTAGENERISTA

El mejor juego elaborado por el Cartagena en el primer tiempo en el Nuevo Vivero, a la altura de los mejores momentos de los de Gustavo Munúa en la Liga, con dominio, triangulaciones, intensidad, salidas con el balón, presión, pudo traducirse en una neta diferencia favorable en el marcador. Moyita se erigió desde antes del primer minuto, con un balón diáfano cara al gol,  en la pieza clave para que el líder llegase al área de Kike Royo con posibilidades.

IMG_20190401_145213

Saludo previo entre ambos equipos/Foto: Luis Rollano-BADAJOZ DEPORTES

El Badajoz tuvo que aguantar como podía la avalancha  y el portero visitante Joao Costa en su reaparición apenas tenía que intervenir. El sistema pacense se tenía que fundamentar en el contrataque una vez que el Cartagena dominaba de punto a cabo. A Elady Zorrilla le faltaba participación en el juego pero si no era Moyita era Santi Jara, bastante entonado, el que ensayaba el  tiro (11 minutos) y seguidamente Cordero (27 minutos) con Rubén Cruz al acecho . De vez en cuando el meta extremeño repelía los balones y daba muestras de inseguridad, si no de nerviosismo.

RUBÉN POR AKETXE

Mas la insistencia cartagenerista no tuvo beneficio reflejado en el marcador. Ni ese juego combinativo, con pocos patadones al balón, intentando crear desde atrás. Las antípodas del encuentro en Salúcar de Barrameda. Era el mejor Cartagena el que se lanzaba sin tapujos a vencer, con serenidad, aplomo y casi continuas llegadas pero con el pecado capital de que no marcaba. Esta vez Munúa dio la oportunidad desde el inicio a Rubén Cruz y reservó a Aketxe para otra circunstancia.

Adama Fofana, en la acera de enfrente, trabajaba bien en el mediocentro y mantenía un duro pulso con Cordero, pero el centrocampismo lo manejaba mejor la escuadra visitante que  tenía la obligación de sumar en el Nuevo Vivero para impedir que el Melilla, ganador por la mañana en su campo ante el At. Malagueño.

CAMBIO DE DECORADO Y DE PAPELES

La segunda parte hizo actuar a Joao Costa muy pronto para desbaratar una ocasión de gol del Badajoz, que daba la impresión de salir arriesgando, percatado de que el Cartagena magreaba el balón como quería pero no remataba la faena. Luego lo pagaría caro.

Transformado el cuadro de Nafti en un equipo más sólido y ofensivo ya sin timidez, se esfumó por momentos la buena imagen cartagenerista ofrecida en la primera fase. Los pacenses se erigieron en dominadores, Pettcoff mandaban su zona, cedida por el claro bajón, y Joao tuvo que resolver un mano a mano ante Higón, quien pudo estrenar el marcador.

D2_8sGNWkAAJRxt

El Cartagena cayó nuevamente lejos de casa y se deja el liderato/Prensa FCC

Y fue en el minuto 65, en una jugada absurda, la del penalti cometido por Joao en una esquina del área donde el partido se le complicaba y mucho al Cartagena porque  el delantero centro Eder convertía la pena capital en el 1-0. El líder se había metido en un jardín y estaba en ese momento fuera de la primera plaza, con veinticinco minutos todavía por delante en este extraño  enfrentamiento.  El cambio de decorado fue total y con los papeles cambiados. A peor para los jugadores de Munúa y para mejorar  el Badajoz, más consistente y decidido.

La entrada inmediata de Aketxe, por Miguel Ángel Cordero, y enseguida la incorporación de Fito Mirada, en puesto de Santi Jara, fue el recurso empleado por Gustavo Munúa para remediar la situación y seguidamente Elady apareció para  replicar en una jugada de gol pero el balón no entró al filo del minuto 75.  Y para acabar el sainete, todos volcados en el área pacense, con oportunidades desperdiciadas, el partido congelado por las pérdidas de tiempo y la nota surrealista de Joao Costa en el centro del campo, no en una acción puntual sino para dejar vacío su portal demasiados segundos que se hicieron siglos.

D3AIbePWkAEdPcM

Los cartageneristas suman solamente dos de los últimos doce puntos disputados/Prensa FCC