martes. 27.09.2022

El diario La Provincia, de Las Palmas, destaca la "pegada de acero" del Cartagena

De la euforia al esperpento. La UD Las Palmas sucumbió 4-1 ante el Cartagena tras regalar el tramo final ante un rival con una pegada de acero. El experimento de ubicar a Samuel en el centro del campo fue lamentable y se pagó caro. Además, Lamas y David García evidenciaron...
De la euforia al esperpento. La UD Las Palmas sucumbió 4-1 ante el Cartagena tras regalar el tramo final ante un rival con una pegada de acero. El experimento de ubicar a Samuel en el centro del campo fue lamentable y se pagó caro. Además, Lamas y David García evidenciaron lagunas en el tercer y cuarto tanto local.

Y es que el Cartagena arrolló a la UD en un segundo tiempo primoroso que le valió para golear tras llegar al descanso con empate a un gol, resultado que aúpa a los de Juan Ignacio Martínez hasta el liderato de la Segunda división.

Los de Cartagena prosiguen con su triunfal racha en su debut en la División de Plata, que comandan diez jornadas después del inicio, acumulando cinco triunfos y cinco empates, lo que les mantiene como el único equipo invicto.

El conjunto albinegro trató de iniciar el partido dominando el esférico, pero la fuerte presión arriba que practicó la UD Las Palmas impidió los intentos de creación del juego y apenas sufrió las embestidas cartageneristas.

Conforme pasaban los minutos el conjunto canario se crecía y dominaba al rival, y un cabezazo del uruguayo Andrés Lamas fue la ocasión que precedió al gol. La jugada se inició en un centro desde la banda que tocó en un defensa albinegro despistando al meta local, y el balón suelto lo recogió Marcos Márquez para soltar un trallazo que acabó convirtiéndose en el 0-1.

El gol hacía justicia a los méritos de unos y otros, pero también reactivó los ánimos locales, que tan sólo cinco minutos después anotaba el empate gracias a un precioso libre directo transformado por Quique de Lucas.

El empate reactivó los ánimos en el cuadro cartagenero, que ofreció unos buenos últimos diez minutos, incluyendo una buena última opción con el tiempo ya cumplido que Tato no supo materializar.

En la reanudación el susto se lo llevó de inicio el Cartagena, ya que Marcos Márquez estuvo a punto de marcar en el minuto 59, en una jugada peligrosísima que el árbitro invalidó por fuera de juego.

Fue un espejismo porque en ese momento empezó el festival cartagenerista. A él contribuyó decisivamente la entrada de Toché en la delantera.

Sin embargo, el 2-1 llegó a balón parado, con un buen lanzamiento de falta por parte de Unai Expósito. Sorprendió que el vasco lanzara este libre directo habiendo en el equipo especialistas como De Lucas y Longás. Sin embargo, Expósito lanzó y el balón entró pegado al poste izquierdo.

Cuatro minutos después Toché sentenció el partido con una gran jugada personal tras la que se plantó ante Pindado, al que bató por bajo.

Y cuatro minutos después fue el turno de Víctor, quien aprovechó un gran pase de Pablo Ruiz para encarar en el uno contra uno a Pindado y superarle con gran frialdad.

OCHO MINUTOS MAGICOS
Fueron ochos minutos mágicos en los que el Cartagena culminó una remontada entre "oles" en las gradas. Con el 4-1 y la "UD" totalmente desarbolada, el cuarto de hora final fueron una fiesta para el conjunto albinegro, que gracias a estos tres puntos vuelve a ponerse líder de la clasificación a la espera de los resultados de mañana.


El diario La Provincia, de Las Palmas, destaca la "pegada de acero" del Cartagena
Comentarios