CD LUGO | EL FUTBOLISTA CARTAGENERO FUE DE LOS MÁS DESTACADOS TRAS TENER QUE LUCHAR CON LOS MEJORES DEL EFESÉ

Juan Antonio Ros cuaja un buen partido ante el equipo de su tierra

Juan Antonio Ros, con el dorsal 4 a la espalda y que juega como central izquierdo –aunque él no lo sea- demostró en el Cartagonova porqué es una de las piezas intocables en el esquema de Albés, el entrenador gallego. Desde su posición de central te tocó bailar con la más fea (Rubén Castro' y salió airoso del compromiso
263
Juan Antonio Ros es el primero por la izquierda, al fondo de la imagen

Podría decirse que bastante hizo el cartagenero Juan Antonio Ros con tener que enfrentarse a los más peligrosos del Cartagena. Juan Antonio (o Ros, como se le conoce en el planeta fútbol) ha crecido, y mucho, como futbolista desde su última visita con el Celta B en mayo de 2018. 

026

Juan Antonio Ros es el primero por la izquierda, de pie. Tuvo una muy buena actuación

Este verano y con Rubén Alvés ya asentado en el Lugo el vigués se acordó de él y se convertía así en el segundo fichaje lucense para esta temporada. Casi nueve años después de salir de Cartagena Juan Antonio Ros se está consolidando en el fútbol profesional.

Este verano Albés, al que ya le conoçía de su paso por el Celta B, apostó por el futbolista nacido en Los Nietos y le dio galones de mando. Hoy es uno de los centrales indiscutibles del equipo amurallado

Una pena que en el Cartagena no llegasen a apreciar la calidad que tiene este chaval que, hasta los 17 años, siempre estuvo ligado a los colores blanquinegros, los del Cartagonova en su época de cadetes cuando los equipos de base se llamaban FC Cartagena-La Unión, y más tarde, cuando  Paco Gómez se cargó de un plumazo a todas las bases que tenía Juan Antonio se enroló en el juvenil que entonces se encontraba en División de Honor.

pp

El futbolista cartagenero con el dorsal que luce esta temporada con la camiseta del Lugo

Ahí fue cuando partió hacia el Barça, una aventura que duró tres temporadas hasta que sus caminos se acabaron separando. De La Masía emigró a la otra punta de España para jugar en el filial del Celta durante otras tres campañas. Y cuando finalizó esta segunda etapa volvió a la zona del Mediterráneo para jugar en su tercer filial, el Villarreal B.

Estuvo cedido por el Celta al Cartagena B media Liga de la 17/18 pero apenas jugó poco más de 60 minutos repartidos en cuatro partidos. Ni Belmonte ni desde luego Monteagudo confiaban en la calidad del chaval

En la temporada 17/18 el Celta cedió al chaval al Cartagena pero ni Belmonte por su lado ni tampoco el entonces entrenador Alberto Monteagudo, se atrevieron a apostar de verdad por él así que sólo jugó poco más de 60 minutos repartidos en cuatro partidos escasos. Una pena porque el Cartagena se lo perdió.

Fue este pasado verano cuando Juan Antonio recibía una llamada de su antiguo entrenador, que lo quería para el Lugo. Dicho y hecho. Otra vez maletas y en dirección a Galícia, a Lugo en este caso donde el cartagenero, hasta el momento, está triunfando plenamente.

Juan lo ha jugado todo hasta la fecha, pero ardía en deseos de volver a jugar en ‘su’ estadio Cartagonova y ante sus paísanos aunque muy cerca, en la cartagenera playa de Los Nietos, habrá unos cuantos deseaban el triunfo del CD Lugo, entre ellos su padre Juan Carlos Ros que, por supuesto acudió en persona a ver el partido y a su hijo, claro. Un regreso, el de Juan Antonio Ros, que acabaría siendo muy especial.