EL CARTAGENA ANTE EL BETIS DEPORTIVO, UNO POR UNO

El jugador 'número 12' acabó hastiado por tanto despropósito

Desangelada actuación del FC Cartagena, lastrado por las ausencias pero desacertado con la aportación de los recambios. Así ante uno  de los colistas, que no marcaba un gol fuera de Sevilla desde agosto (jornada 1) hizo cuatro goles en la meta del líder en 90 minutos en un noche para olvidar.

Marcos:

Estuvo descentrado. Parecía otro portero diferente al que había progresado de forma notable en la Copa. Muchos titubeos y bastantes dudas. Mal en las salidas..

Ceballos:

Hizo lo que pudo en el lateral derecho. Cuando pudo progresar con el balón, lo hizo  para centrar balones al área de Pedro.

Morros:

Tuvo unos inicios que fueron mejorados después. Fue de menos a más pero anduvo nervioso e incómodo como el resto de los componentes del bloque de defensa.

Mejías:

No fue uno de los mejores partidos del venezolano. Mantuvo el tipo en jugadas determinadas, con algún cruce. Su expulsión echó más leña al fuego porque y el equipo acabó desbordado y quemado.

Zabaco:

Un fantástico gol cabecero el suyo, el del empate 1-1 que daba esperanza al conjunto ‘vinotinto’ esta noche de sábado. Correcta labor, menos preciso que otras tardes. 

Alberto Aguilar:

Jugó por delante de la defensa e intentó no complicarse la vida, pero se la complicaron a veces los más rápidos jugadores béticos. Acusó con lógica la inactividad.

Hugo:

Fue de los que aportaron algo positivo  por su calidad en un partido aciago. Ayudó al centro del campo. No acertó en el balón parado.

Kuki Zalazar:

Uno de los que se salvaron de la quema, aunque le faltó punch en la mediapunta. Labor intermitente

Aketxe:

111604

No estuvo acertado el goleador del equipo. Acometedor, como siempre, pero sin dirección en sus disparos y apenas pudo zafarse de sus marcadores. Fue relevado en el minuto 73 para que entrase en acción Moussa,

Cristo:

Los momentos menos oscuros del Cartagena llegaron cuando el cerebral canario dijo de jugar organizando y repartiendo juego, en una corta fase del segundo tiempo, pero no tuvo continuidad. No está en su mejor momento. Al final fue sustituido por el joven Farisato.

Álvaro González:

Estaba siendo uno de los más incisivos por banda derecha, donde flaqueaba la zaga bética, pero el onubense se lesionó en el pie derecho y tuvo que abandonar. Abalo fue su recambio.

Dani Abalo:

Antes de que acabase el primer tiempo el pontevedrés salió a relevar al lesionado Álvaro González, pero el ex céltico apenas aportó algo más que buenas intenciones. Sin velocidad.Lejos de estar a tono para ser revulsivo. Eficacia, cero.

Moussa:

Salió a relevar a Aketxe y lo primero que hizo fue disparar a portería en una acción en la que repelió el portero. Después no pudo rebasar a la defensa andaluza, que despejaba como podía.

Farisato: El sub 23 solo estuvo en el campo desde el minuto 83. Visto y no visto.

La afición: protestó, y con razón, al final

Confiada al principio, sorprendida con el 0-1, a la expectativa y esperanzada con el 1-1 (gol de Zabaco) y decepcionada y enfadada con la llegada del desbarajuste final y los goles segundo, tercero y cuarto. Protestó y por supuesto fueron más de 25 los que lo hicieron al final de forma ruidosa.