DIRIGIA A LOS ALBINEGROS EN LA ÚLTIMA VICTORIA ALGECIREÑA EN EL CARTAGONOVA

Miguel Rivera, antes de fichar por el UCAM estuvo de visita por Murcia y Cartagena

Miguel Rivera, el que fuera buen entrenador de aquel Cartagonova FC que dejó ‘tirado’ Luis Oliver en 2003, estuvo en el Cartagonova. Antes vio en La Condomina el UCAM-Real Murcia y luego vino hasta la ciudad portuaria para saludar a muchos amigos. Este martes se convertiría en el nuevo entrenador del UCAM Murcia

Miguel Rivera junto a Paredes // FOTO: SCT
Miguel Rivera junto a Paredes // FOTO: SCT  

Miguel Rivera estaba sin equipo hasta que este martes fichaba por el UCAM Murcia. Parecía cantado. Rivera estuvo visitando la cabina de transmisiones en dónde suelen estar los redactores de SPORTCARTAGENA, donde compartió todo el tiempo de descanso. Hay que recordar que después de pasar por el Valladolid B, que ha sido su último equipo en Segunda B antes de fichar por los universitarios, estaba entre sus planes seguir descansando hasta que se le planteó esta oferta que él, seguramente, ya sabría desde el mismo domingo.

Los 780 kilómetros que separan Valladolid de su Málaga en dónde reside su familia fueron los motivos para que Rivera se decidiera por hacer un alto en el camino que reemprende desde este mismo miércoles 9 de octubre.

Rivera se encontraba muy a gusto en Valladolid, donde ha hecho buenas migas con Ronaldo ‘el gordito’ y también con otro ex cartagenerista de lujo, Víctor Fernández, quien trabaja en los equipos de base del Real Valladolid.

No en balde el técnico malagueño pasa por ser uno de los entrenadores con más experiencia, empezó en Cartagena para ir pasando después por Melilla, Écija, Águilas, Granada 74, Caravaca, Leganés, de nuevo Écija, Almería B, Almería de forma provisional en Primera División, Linares y el Valladolid B donde acabó su compromiso en el mes de mayo.

El Cartagena le gustó. Sabe que tiene grandes futbolistas para la categoría y que tiene que ser, sí o sí, uno de los equipos que vuelvan a estar luchando por el ascenso a Segunda.