DESPUÉS DE PASAR CUATRO DÍAS INGRESADO EN EL HOSPITAL UNIVERSITARIO DE SANTA LUCÍA

Pedro Arango ya se encuentra en su domicilio dispuesto a iniciar su recuperación

Pedro Arango ya ha abandonado la habitación que ocupaba en el Bloque 6 del hospital Universitario de Santa Lucía y se encuentra desde este jueves por la tarde en su domicilio de La Aparecida, 

Arango (izda) en una tertulia en Automenor
Arango (izda) en una tertulia en Automenor  

Arango se encuentra bien, dispuesto y preparado para iniciar su recuperación total. De momento camina con muletas que espera abandonarlas pronto. El tabaco es otra de las promesas que ha hecho para abandonarlo definitivamente.

“Es el segundo susto grande que me llevo y espero que sea el último” nos comentaba Pedro Arango vía telefónica a los pocos minutos de abandonar la habitación que ocupaba en el Bloque 6. Este mismo jueves salía de la zona de la UCI, con lo que apenas ha permanecido unas horas en planta, ya que los médicos han encontrado al exfutbolista en buen estado. “Para lo que ha podido ser demasiado bien estoy, me encuentro bastante bien. Únicamente llevo muletas por seguridad y hasta que no recupere definitivamente la movilidad. Los fisioterapeutas ya me han dicho que me han encontrado mucho mejor de lo que esperaban”.

Arango se encuentra muy animado una vez pasado el tremendo susto que supone un infarto cerebral. “He tenido mucha suerte. Me dio estando en casa, me vio rápidamente un médico del consultorio de La Aparecida y de ahí me fui hasta el Santa Lucía. Yo creo que darnos cuenta con tanta rapidez es lo que me ha salvado”.

De sus habituales partidos semanales de fútbol sabe que no le van a quedar muchas opciones que dejarlos definitivamente. “Primero quiero recuperarme bien, eso va ser lo más importante. ¿El tabaco? No pienso fumar ni uno más en mi vida” dice tajante.

A Perico le han practicado todo tipo de pruebas y en todos los casos no han surgido problemas, con lo que una vez comprobado su estado de salud Pedro Arango ponía rumbo a su domicilio de La Aparecida en compañía de su mujer, Maruja, y de sus dos hijos. “Ahora voy a estar tranquilo en casa con los míos, voy a recuperarme bastante bien y eso va a ser lo más importante desde ahora”.