CONFERENCIA SOBRE LA FIGURA DE TODO UN CARTAGENERISTA CON HONORES

Pepe Egea, un cartagenero galáctico o como poner las cosas en su sitio

Pepe Egea Leal es una de las instituciones futbolística que tenemos la suerte de tenerlo en Cartagena. Con 82 años y un infarto que afortunadamente ha podido contar Pepe Egea tiene a gala ser el único cartagenero y cartagenerista que ha sido futbolista, entrenador y presidente de ‘su’ Cartagena. 

2019032718581260271
Pepe Egea y su señora en una imagen de hace algunos años, aunque no muchos | Foto SPORTCARTAGENA

Nombre completo: José Egea Leal

Fecha de nacimiento: 27/08/1939

Lugar de nacimientoCartagena (Murcia) 

NacionalidadEspaña  

Altura / Peso: 1,66 m. / 67 Kg.

Títulos: Copa Ferias 1962 (1)

Debut: 22/06/1958 (Real Betis)

La iniciativa de Francisco José Franco, uno de los cuatro cronistas oficiales que tenemos en Cartagena, no pudo ser más acertada. El profesor de la UNED versó sobre este cartagenero pedazo de cartagenerista nacido poco después de finalizar nuestra Guerra Civil, el 27 de agosto de 1939 y que, hasta nuestros días, es una de esas enciclopedias andantes del que a sus 82 años aún podemos disfrutarle.

A tal fin para este viernes 19-N se programó una conferencia en torno a su figura bajo el acertado nombre de ‘Pepe Egea, un cartagenero galáctico’ y añadiríamos aquí que es tanto como poner las cosas en su sitio. Fue en el Ateneo ‘Pepe de Juana’ a las 19 horas, la ofreció Francisco José Franco, la entrada era libre y el acto fue presentado por Tomás Martínez Pagán. La conferencia fue como un homenaje a caballo de lo merecido y los logros conseguidos.

El conferenciante, con sus amplias credenciales (académico correspondiente de la Real de Alfonso X "El Sabio". Licenciado en Geografía e Historia y Derecho. Doctor en Antropología. Profesor - tutor de la UNED de Cartagena y coordinador de la sección de lenguas extranjeras del IES Ben Arabí de Cartagena. Coordina también el Aula "Miguel Hernández" y el Ateneo Cultural "Pepe de Juana" de Cartagena) prometía una buena tarde. Materia tuvo para dar y regalar con Pepe Egea Leal.

Franco ha sabido rodearse bien con Tomás Martínez Pagán quien de ‘icue’ era un proyecto de futbolista más malo que el sebo pero que supo hacerse empresario de categoría Champions y estar empapado de la vida y milagros de muchos cartageneros. Y en esta de Pepe Egea el amigo Tomás no podía faltar

Pepe Egea empezó muy de niño su vida futbolística en la escuela del Sagrado Corazón de Jesús, el Patronato de toda la vida y jugando en su equipo juvenil a pesar de tener hasta cuatro años menos que sus compañeros

Con tan sólo nueve años, comenzó a jugar en el Acero, equipo juvenil de su ciudad natal en el que realmente se formó como jugador. Ya en aquellos inicios destacó por su precocidad, depurada técnica y personalidad en el campo, por lo que todo el mundo sabía que acabaría siendo futbolista. Siendo todavía estudiante, con sólo 14 años, debutó en el Naval infantil en la temporada 1953-54.

2020043018420441905

Pepe Egea en un cumpleaños de su esposa, junto a JR, uno de sus hijos que también fue jugador y heredó muchas virtudes de su padre en el terreno de juego

Aquel equipo era reconocido en aquellos tiempos como una potencia futbolística dentro de la categoría regional, y en 1957 se proclamó campeón regional, dando el salto a la selección juvenil murciana, de la que fue capitán y con la que ganó el campeonato de España de selecciones territoriales, tras vencer a la selección de Guipúzcoa en la final disputada en el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

Su brillante papel le hizo llegar a ser internacional juvenil y capitán de la selección española, por lo que su cotización en el fútbol nacional comenzó a elevarse. El joven jugador tenía la ambición de lograr triunfar, pero no quería irse muy lejos de su tierra, por lo que finalmente decidió fichar por el Valencia CF, que había enviado a Cartagena a su secretario técnico, Eduardo Cubells, en persona. Egea llegó a Mestalla con sólo 18 años y todo un futuro por delante.

Comenzó a jugar en el Mestalla, a las órdenes del ex-valencianista Picolín, completando una gran temporada y quedando campeón de su grupo en la Tercera División. Ya en el filial, destacó por su polivalencia, resistencia física y capacidad goleadora

Tras aquel exitoso primer curso, inició el siguiente también en el Mestalla, donde continuó destacando con grandes actuaciones mientras el primer equipo, dirigido por Luís Miró, realizaba una mala temporada, lo que provocó el cese del entrenador y la dimisión del presidente Luís Casanova Giner, reemplazado por Vicente Iborra Gil.

RODEADO DE GRANDES MITOS DE LEYENDA

La llegada del nuevo entrenador, el mítico Jacinto Quincoces, supuso la gran oportunidad para Pepe Egea, que debutó en Primera División con sólo 19 años, el 11 de enero de 1959, contra el Atlético de Madrid. Su adaptación al equipo y a la élite fue sorprendente. Aquel año disputó 14 partidos en la máxima categoría, luciendo el dorsal 6 y compartiendo la línea con Sendra, un dúo que se acabó convirtiendo en habitual durante rachas muy prolongadas.

Egea, convertido en un verdadero experto en la destrucción del juego rival, se lo pasaba como nadie corriendo y robando balones, permitiendo a su compañero desplegar el fútbol creativo. Logró el primer titulo europeo del Valencia. Tuvo su mejor día contra el Santos de Pelé en el Naranja de 1960, anotando dos goles en un partido histórico. También secó a Garrincha

Con el paso del tiempo, su juego combativo fue refinándose fue adquiriendo mayor protagonismo, completando 25 partidos oficiales en la temporada 60-61 con Domingo Balmanya y 11 en la siguiente, logrando además la Copa de Ferias, primer título europeo del club de Mestalla. Tuvo su mejor día contra el Santos de Pelé en el Naranja de 1960, anotando dos goles en un partido histórico. También secó a Garrincha, con ocasión de la visita del Botafogo.

En el verano de 1962 Egea fue traspasado al Córdoba, que había ascendido a Primera División con Roque Olsen, donde permaneció hasta 1965 participando en 37 encuentros oficiales. Egea, con sólo 26 años, se encontraba en el mejor momento de su carrera futbolística, y no dudó en atender a la llamada del Valencia cuando, a mitad de la temporada 1964-1965, Carlos Iturraspe lo reclamó para reforzar al Mestalla, que estaba entonces en Segunda División.

a2f65d3a-54ab-45fc-a5ad-b37614ce7274

Le bastaron tres partidos para que Sabino Barinaga le ascendiera de nuevo al primer equipo, con el que jugó nueve partidos más, los últimos que disputaría con la camiseta che. Finalizada la campaña, fue fichado por el Levante, equipo con el que realizó dos grandes temporadas con Vicente Morera de entrenador, llegando a ser capitán del equipo. En julio de 1968, tras el descenso del conjunto granota, Egea volvió a su tierra natal para jugar con el Cartagena.

SE RETIRÓ DEMASIADO JOVEN DEL FÚTBOL EN ACTIVO

José Egea tomó la decisión de retirarse del fútbol en activo sin haber cumplido los 30 años. No fue por falta de pretendientes, ya que el futbolista todavía tenía gasolina para rendir varios años más, sino porque se le presentaron interesantes retos profesionales lejos de los terrenos de juego y prefirió asegurar su futuro profesional al fichar por una importante empresa cervercera como delegado comarcal. En sus ratos libres, pasó a dirigir la cantera futbolística de Repesa, una importante empresa de refinería, donde permaneció entre 1970 y 1975.

En el Cartagena FC llegó a serlo todo, futbolista, entrenador y presidente pero en 1990 con la legada de José Luis Belda a la presidencia, arreó su bandera y pasó a la segunda fila paa ver el fútbol, definitivamente, desde la barrera

Fue entonces cuando se hizo un trueque de los de antes, Pedro Lirón –otro de los entrenadores históricos al que el fútbol cartagenero le debe mucho- entonces en el Efesé juvenil, se marchó a dirigir al Repesa a cambio de que Pepe Egea volviese al Cartagena pero en calidad de entrenador con el equipo recién descendido a una Regional Preferente que casi venía a ser como la actual Segunda RFEF actual en cuanto a su potencial. Pero su aventura duró poco en el banquillo.

Tuvo que esperar varios años, hasta 1988 y con el Efesé recién descendido a Segunda B, para coger las riendas del presidente Andrés Martínez Prieto que había mantenido a aquel equipo seis años consecutivos en Segunda A hasta que, harto del fútbol, se marcharía para dejar paso al llamado grupo ‘Nuevo Efesé’ con Pepe Egea de presidente, Paco Parreño de entrenador y una plantilla repleto de futbolistas de la tierra.

UNA SAGA DE FUTBOLEROS

Hoy Pepe Egea ya no va al fútbol ni al que fue su estadio porque ya no es lo que era. Prefiere quedarse en casa y verlo por la ‘tele’ pero eso sí, está al día de cuanto ocurre a este Cartagena en el que llegó a lograr lo que nadie, futbolista, entrenador y presidente en distintas etapas.

De eso y de mucho más se hablará en esta conferencia que promete y que dejará al mayor de esta saga de buenos peloteros –sus cinco hijos todos siguieron sus pasos- en el sitio que se merece.