EL PLANTEL ALBINEGRO YA PIENSA EN EL PRÓXIMO PARTIDO PARA SORPRENDER AL LEGANÉS ‘AMIGO’

Pilas nuevas para Butarque

La plantilla del Cartagena ya tiene asimilado el descalabro ante el Sporting y saben los jugadores que no queda otra que mirar al frente y empezar a pensar en el CD Leganés, el más inmediato rival. El entrenador Borja Jiménez ya piensa en las pilas nuevas que tendrá que poner a sus futbolistas para que mejoren y para dar el primer golpe serio, en este caso en Butarque, donde los albinegros ya necesitan ganar, algo que no han logrado todavía.

Borja Jiménez en Pinatar Arena/Foto FCC
Borja Jiménez en Pinatar Arena/Foto FCC  

Perder ante el Sporting no es grave. Para nada. Ni siquiera lo sería caer también este domingo en Butarque ante un recién descendido como el Leganés cuyo primer objetivo pasará por regresar cuanto antes a la máxima categoría. Lo grave, lo peligroso, sería que ni los futbolistas albinegros ni el propio entrenador, Borja Jiménez, se hubieran dado cuenta del terreno que están pisando, resbaladizo y que no perdona ni un despiste. Y los novatos como le ocurre al Cartagena, tienen mucho que aprender.

De momento, el abulense Borja Jiménez ya está pensando en cómo darle un disgusto al equipo ‘pepinero’ y para ello lo primero que se hace en estos casos es cambiar las pilas. Si son alcalinas, mucho mejor. El técnico es el primero que sabe que su equipo ha subido de categoría pero no ha terminado de dar el paso para ese escalón que le falta.

Belmonte y sus colaboradores más estrechos deberán de tener los teléfonos que echen humo para tratar de darle al equipo albinegro se empujón que hace falta para meterse definitivamente en el baile. La igualdad es y va a seguir siendo hasta el final, la nota característica de una de las categorías más difíciles del fútbol europeo.

Solo siete de los 22 que componen la Liga Smartbank no han jugado en Primera (Lugo, Ponferradina, Fuenlabrada, Logroñés –estuvo el otro, que sigue en Segunda B- Mirandés, Alcorcón y Cartagena son los pardillos, algunos ya pagaron la novatada de llegar y ahora le ha pillado a los blanquinegros.

Por eso conviene tener los pies en el suelo y pensar que este equipo ya está más cerca de la victoria que tanto tiempo lleva persiguiendo. No tendría nada de extraño que el preparador cartagenerista se decida por algún cambio que le dé otro aire a este equipo que juega bien, es verdad, pero que no acaba de coger la onda. Así que para este domingo (20.30 horas en Butarque) habrá pilas nuevas para este Cartagena que necesita despegar.