VUELVE UN ‘HISTÓRICO’ DESPUÉS DE DOS TEMPORADAS DE AUSENCIA EN SEGUNDA DIVISIÓN

El Racing es el primero en volver a la Liga Smartbank ante 22.000 personas en El Sardinero

El Racing de Santander confirmó en el terreno de juego su ascenso a Segunda División en una multitudinaria fiesta en El Sardinero, con casi 22.000 personas, que se culminó tras el empate (2-2) ante el Celta B. El Cartagena volverá a pisar El Sardinero treinta años después, desde aquel playoff en la 190/91 que acabaría con el ascenso del Racing gracias al autogol famoso de Pombo (Getafe) en propia puerta en aquella final con el racing, cuando el Efesé ya era casi equipo de Segunda.

racing
Los futbolistas del Racing celebran su ascenso en un repleto El Sardinero

Por tener, la fiesta verdiblanca tuvo hasta incertidumbre, ya que, aunque los cántabros se adelantaron 2-0, con goles de Unai Medina y Cedric, el Celta B empató a 2-2 entre los últimos minutos de la primera parte y el inicio de la segunda, y el fantasma de la 'paparda' sobrevoló momentáneamente por El Sardinero.

Finalmente todo quedó en un susto para los hombres de Guillermo Fernández Romo, que recibieron el apoyo de su afición desde antes de comenzar el partido, con la 'Fuente de Cacho' cantado a pelo por toda la grada y un gran tifo haciendo alusión a "Los Reyes del Norte en el Infierno".

Durante el encuentro La Gradona llevó, como habitualmente, el peso del ambiente y, además, en muchos momentos encontró también el apoyo de gran parte del campo con sus cánticos, especialmente de los numerosos niños y niñas de los clubes de fútbol base invitados por el Racing, que dieron también colorido a las gradas.

El éxtasis llegó con el pitido final, tras dos años en el infierno, el Racing regresaba al fútbol profesional y nadie se movió del estadio mientras los futbolistas formaban una piña en el césped antes de dar una vuelta de honor al campo y realizar el tradicional manteo al entrenador.

Una celebración en el césped a la que se unieron amigos y familiares de los jugadores y el cuerpo técnico mientras una gran parte de los aficionados seguían animando desde la grada.

Una vez finalizada la fiesta en el estadio, que culminó con parte de la afición en el césped, está previsto que los aficionados verdiblancos se reúnan en la fuente de "los delfines" mientras esperan al pasacalles que se llevará a cabo cuando los jugadores se suban a un autobús descapotable en El Sardinero.

El autobús realizará un trayecto desde el estadio, rodeando la ciudad, hasta llegar al Ayuntamiento, donde está previsto que sean recibidos sobre las cinco de esta tarde por la alcaldesa, Gema Igual, y desde cuyo balcón se dirigirán a los seguidores verdiblancos.

Tras los actos protocolarios, la Asociación de Peñas Racinguistas (APR) trasladará la fiesta al Río de la Pila, unas celebraciones que se prevé se extiendan hasta altas horas de la madrugada.