lunes. 27.06.2022
PABLO VÁZQUEZ, RUBÉN CASTRO Y DE BLASIS, GOLEADORES DE LA JUSTA VICTORIA ALBINEGRA EN LA PEOR ENTRADA EN EL CARTAGONOVA CON 3.300 ESPECTADORES

El Efese reaviva las ilusiones (3-0)

Contundente victoria del Cartagena ante un aspirante al ascenso como el Girona, un 3-0 en toda regla, inobjetable y que reaviva la llama de las ilusiones por el playoff, muy difícil pero aún posible dependiendo de lo que ocurra en los próximos partidos. Pablo Vázquez, el gran RC7 y un incombustible Pablito de Blasis fueron los autores de los goles en un gran partido donde también brillaron con luz propia Marc Martínez y sus grandes paradas y Julián Delmás. Lo peor de la tarde fue la pobre entrada de público, apenas 3.300 espectadores, generado por Belmonte y sus ansias de recaudar dinero. La afición le dio la espalda a esa equivocada decisión y acabó siendo la entrada más floja desde el regreso del equipo a Segunda División.

17 ruben
Rubén Castro en el momento de engatillar la pelota para mandarla al fondo de la red en su gol número 17 de la presente Liga

FICHA TÉCNICA:

FC CARTAGENA: Marc Martínez, Delmás, Pablo Vázquez, Pedro Alcalá, Datkovic; Boateng, Bodiger (Cristóforo, min. 80), De Blasis (Neskes, minuto 83), Nacho Gil (Berto Cayarga, min. 64); Rubén Castro (Ortuño, min. 80) y Dauda (Okazaki, min. 83)

Banquillo: Sergio Díaz (p.s.), Prior (p.s.), Farru, De la Bella, Gastón Silva, Buffarini, Neskes, Cristóforo, Tejera, Okazaki, Berto Cayarga y Ortuño

GIRONA FC: Juan Carlos, Arnau, Biel Farrés, Juanpe, Iván Martín, Aleix García, Víctor Sánchez (Bustos, min. 55), Juncá, Álex Baena (Pablo Moreno, min. 67), Borja García y Stuani (Pol Lozano, minuto 67)

Banquillo: Ortolá (p.s.), Monju, Artero, Álex Sala, Óscar Ureña, Gabri, Lozano, Sami Sáiz, Pablo Moreno y Bustos

ÁRBITRO: Milla Alvéndiz, del colegio andaluz. Cartulina amarilla a los visitantes Arnau, Baena y Nahuel Bustos

GOLES: 1-0. Minuto 11: Pablo Vázquez. 2-0. Minuto 14: Rubén Castro. 3-0. Minuto 63: Pablo de Blasis.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 37 jornada de la Liga Smartbank, que se disputa en el estadio Cartagonova, con 3.306 espectadores. La peor entrada de toda la temporada en el recinto de la Rambla de Benipila y desde que el Efesé regresó a Segunda División.

LA CRÓNICA

Por JOSÉ A. GONZÁLEZ PAREDES

Fotos: RAÚL VELASCO-UP PROJECT

El FC Cartagena volvió a ‘bordarlo’ frente a su afición; eso sí, la poca afición que acudió al estadio Cartagonova en la peor entrada de la temporada. Y fue así por varios motivos; primero porque otra vez el equipo albinegro jugó a una hora ‘extraña’, las cuatro y cuarto de la tarde, pero principalmente por el hecho de que el encuentro fuera declarado como jornada económica, es decir, que tanto abonados como aficionados en general tuvieron que pasar por taquilla. Lógicamente, y pese al deseo de los dirigentes albinegros, estas circunstancias conllevaron a que las gradas del estadio estuvieran prácticamente vacías: 3.306 espectadores en la que evidentemente fue la peor entrada de todo el campeonato.

DE BLASIS
De Blasis celebra al cielo su nuevo gol; esta vez frente al Girona

Y en realidad fue una pena porque el equipo albinegro no solo realizó uno de sus mejores y más efectivos partidos de toda la Liga, sino porque además desarboló a un claro aspirante al ascenso a Primera como el Girona. Bien es cierto que el cuadro rojiblanco llegaba a Cartagena plagado de bajas y hasta con seis jugadores del filial en la convocatoria, pero ello no fue óbice para que los de Luis Carrión volvieran a dar su mejor versión, sobre todo en el primer período en el que en apenas quince minutos ya llevaban dos goles de ventaja en el marcador. El primero de Pablo Vázquez a los once minutos y el segundo, cómo no, del pichichi Rubén Castro tres minutos más tarde. Fueron las dos primeras llegadas de los albinegros a la meta de Juan Carlos y ambas se tradujeron en gol. Lo dicho, efectividad cien por cien.

En apenas quince minutos, el FC Cartagena ya mandaba en el marcador gracias a la efectividad de Pablo Vázquez y de Rubén Castro

Los dos goles albinegros no significaron que el equipo se echara hacia atrás, pero sí que es cierto que el Girona, herido en su orgullo, intentara sacar lo mejor de sí y comenzara a rondar con cierto peligro la portería de Marc Martínez, quien volvió a convertirse en clave y fundamental para el Efesé. La renovación del cancerbero catalán tiene que ser inmediata, y no solo por su actuación ante el Girona, sino porque durante toda la Liga está demostrando ser uno de los mejores en su puesto. ¡Y ojo! Ofertas no le van a faltar, y algunas económicamente mejores que las del equipo albinegro.

MARC MARTINEZ
Marc Martínez volvió a cuajar una tarde redonda, y su renovación debería de ser inmediata

Pues bien, con el 2-0 y con un par de acciones de Marc Martínez se llegaba al término de la primera parte con la incertidumbre de saber qué imagen iban a dar ambos equipos en la segunda. Lo lógico es que el Girona intentara reducir distancias y el Cartagena ser capaz de mantener la cómoda renta que le daba el marcador. Y entre unas cosas y otras, y pese a que el cuadro de Míchel se la jugó con la entrada al campo de un nuevo delantero en lugar de un hombre del centro del campo, su equipo no terminaba de encontrar el camino del gol.

El equipo albinegro volvió a tener a su portero, Marc Martínez, en uno de los mejores del partido con varias intervenciones espectaculares que evitaron que el Girona marcara en el Cartagonova

El Cartagena, en esta ocasión, supo defender su renta pese a que un par de errores en la zaga estuvieron a punto de costarle un disgusto, pero ahí estaba, como siempre, Marc Martínez para evitarlo. Corría el minuto 63 cuando una asistencia de Julián Delmás fue aprovechada por Pablo de Blasis para establecer el tercero de la tarde ante el delirio de los pocos ‘valientes’ que fueron al Estadio.

PABLO VÁZQUEZ
El central Pablo Vázquez volvió a ver portería y abrió el marcador en el Cartagonova 

De ahí hasta el final, y ya con los cambios reglamentarios y sus consiguientes pérdidas de tiempo, el FC Cartagena veía como pasaban los minutos e incluso aún pudo marcar el cuarto en las botas de Ortuño con un par de acciones que no encontraron recompensa. Ahora, y ya con la permanencia más que asegurada, el equipo albinegro puede seguir soñando con algo más importante. Cinco partidos por delante para aspirar a cualquier cosa. ¿O no? El tiempo lo dirá  

El Efese reaviva las ilusiones (3-0)
Comentarios