domingo. 03.07.2022
LA CRÓNICA | DE UN BUEN PRIMER TIEMPO CON GOL DE NACHO GIL QUE ADELANTABA A SU EQUIPO, QUE MANDÓ DURANTE 35 MINUTOS A…

Un Efesé patético: apaga y vámonos (4-1)

Increible lo de este Cartagena que igual golea con una gran actuación que es goleado y deja sus vergüenzas a la vista como ocurrió este sábado en Gijón. Los albinegros pasaron de ofrecer un buen primer tiempo donde incluso Nacho Gil adelantaría a su equipo, para llegar empatados al descanso a un penoso y horrible segundo acto en el que encajaría tres goles más de un Sporting que, jugando al contragolpe, les pasó por encima. Con este marcador y nueve partidos por delante el Cartagena, salvo un milagro, se puede ir despidiendo del playoff y centrar todos sus esfuerzos en lograr la permanencia cuanto antes para ir pensando ya en la próxima temporada. Por Gijón desfiló un Efesé sonrojante que puede haber entonado el ‘apaga y vámonos’. Fue tremendo el ridículo albinegro en El Molinón

3
Nacho Gil, autor del único gol del FC Cartagena en Gijón / FOTO FCC

FICHA TÉCNICA

REAL SPORTING DE GIJÓN: Iván Cuéllar, Milovanov, Berrocal, Babin, Kravets, Pedro Díaz (Arguelles, minuto 84), Christian, Aitor García (Pablo Pérez, minuto 67), Fran Villalba (Borja López, minuto 77), Campos (Gragera, minuto 67) y Ramírez (Djuka, minuto 46)

Banquillo: Jiménez (p.s.), Coto, Arguelles, López, Valiente, Pablo Pérez, Gragera, Nacho Méndez, Djuka, Berto y Campuzano

FC CARTAGENA: Marc Martínez, Delmás, Pablo Vázquez, Datkovic, Gastón Silva (Luna, minuto 75), Tejera (Okazaki, minuto 75), Bodiger (Ortuño, minuto 59), Nacho Gil (Álex Gallar, minuto 59), MO Dauda, De Blasis y Rubén Castro (Neskes, minuto 75).

Banquillo: Sergio Díaz (p.s.), Prior (p.s.), Luna, Buffarini, Alcalá, Álex Gallar, Boateng, Cristóforo, Neskes, Ortuño, Berto Cayarga y Okazaki.

ÁRBITRO: Pulido Santana, del colegio canario. Mostró cartulina amarilla a los locales Milovanov, Rivera y Pedro Díaz y al albinegro Gastón Silva

GOLES: 0-1. Minuto 19: Nacho Gil. 1-1. Minuto 38: Delmás, en propia meta. 2-1: Minuto 48: Djuka, de penalti. 3-1. Minuto 73: Djuka. 4-1. Minuto 81: Pedro Díaz

INCIDENCIAS. Jornada 33 de la Liga Smarbank, disputado en el estadio de El Molinón. 14.182 espectadores en las gradas.

ruben castro
Rubén Castro ensaya el lanzamiento durante el partido de ayer / FOTO FCC

LA CRÓNICA

Por JOSE A. GONZÁLEZ PAREDES

Fotos:FCC

Tan lamentable como vergonzoso. Y tan patético como real lo que ocurrió en el histórico estadio de El Molinón entre el Sporting y el FC Cartagena.

Los locales llegaban ‘heridos’ por sus malos resultados y quintos por la cola, sumidos además en una tremenda crisis deportiva de la que eran incapaces de salir. Pero claro, ahí apareció el ‘resucita muertos’ del FC Cartagena, equipo que fuera de casa se ha convertido un auténtico chollo para todos sus rivales.

Los albinegros ofrecieron una magnífica imagen en la primera parte, pero rozaron el ridículo en la segunda

Aunque si hay que ser justos, lo cierto es que analizando la primera parte en su totalidad, en el Molinón solo hubo un equipo y ese fue el FC Cartagena. Hacía muchas semanas, muchísimas, que el equipo albinegro no controlaba el juego en todas sus parcelas fuera del Cartagonova como lo hacía frente a los gijoneses.

4
MO Dauda no tuvo su tarde en uno de sus partidos más flojos como albinegro / FOTO FCC

Los de Carrión marcaban el tiempo del encuentro a su antojo, tocando desde atrás y avanzando con demasiada facilidad hacia las inmediaciones del área local. Tal fue así, que tras un gol anulado a Rubén Castro por fuera de juego y un cabezazo alto de MO Dauda cuando estaba completamente solo ante el meta rival, llegaba la justicia. O lo que es lo mismo, el gol del Cartagena. Un saque de banda de Delmás fue recogido por Nacho Gil quien con un derechazo imparable batía la meta sportinguista adelantando a su equipo en el marcador.

El gol no hizo más que dar mayor tranquilidad a los albinegros que seguían tocando y tocando sin ver como la meta de Marc Martínez estaba en aprietos.

Los locales apenas llegaron a la meta albinegra en el primer período y sólo pudieron empatar con un gol de Delmás en propia puerta

Con el transcurso de los minutos, el Sporting se fue animando y llegando con más asiduidad a las inmediaciones del marco albinegro. Sacaron tres córners los locales hasta que en una acción de suerte a falta de siete minutos para el intermedio, Julián Delmás interpuso la pierna en un centro por banda derecha del Sporting con tan mala fortuna que el balón acabó en las mallas de su propia portería. Un empate a todas luces injusto y con todo por decidir en la reanudación.

5
Gastón Silva conduce el balón durante el encuentro de Gijón / FOTO FCC

Y es que lo que ocurrió en el segundo período no lo podía vaticinar ni el mejor adivino del mundo, más aún tras ver lo del primero. Apenas se habían jugado tres minutos cuando en una acción dentro del área, el balón golpeaba en el brazo de Gastón Silva en un lance aéreo del juego y el árbitro, tras consultar con el VAR, decretaba la pena máxima.

El montenegrino Djuka, que había saltado al césped minutos antes, no perdonaba y ponía por delante en el marcador al Sporting. Ver para creer. Pero es que lo más fuerte vino después, cuando el Cartagena desapareció por completo del terreno de juego pese a los continuos cambios de Luis Carrión y el Sporting hizo lo que le vino en gana con su rival.

El delantero montenegrino Djuka sentenció el partido para su equipo con dos goles; primero al transformar un penalti y luego en una jugada en solitario

Un lanzamiento largo desde el campo del Sporting fue aprovechado por Djuka quien recogió el balón casi en el centro del campo y su carrera terminó en un mano a mano con Marc Martínez que solo pudo ver como el balón entraba por tercera vez en su portería. Era el minuto 74 y el encuentro ya estaba totalmente sentenciado y no solo por el marcador parcial, sino porque el Efesé era incapaz de trenzar una jugada de peligro y mucho menos de llegar a las inmediaciones de Cuellar ni una sola ocasión. Sí la volvió a tener el Sporting para humillar y golear a un Cartagena totalmente desconocido. Pedro Díaz agarró el balón dentro del área y con un tiro cruzado marcaba el cuarto rojiblanco llevando el delirio a las gradas del Molinón. De ahí hasta el final lo único que pudo haber pasado es que el Cartagena se hubiera llevado una manita, pero Marc Martínez lo evitó con una soberbia parada tras un lanzamiento de Pablo Pérez.

Un Efesé patético: apaga y vámonos (4-1)
Comentarios