domingo. 25.02.2024

FICHA TÉCNICA

Real Murcia: Manu García; Sergio Santos (Zalaya, M. 68), Marcos Mauro, Alberto González, Andrés López; Dani Vega (Rodri Ríos, M. 59), Isi Gómez (Tomás Pina, M. 47), Imanol Alonso, Arturo Molina (Pedro Léon, M. 59), Iker Guarrotxena y Carrillo.

Málaga: Alfonso Herrero; Gabilondo, Murillo, Nelson Monte (Einar Galilea, M. 46), Dani Sánchez; Kevin Medina (Víctor García, M. 76), Genaro, Dani Lorenzo (Antoñito, M. 82), Juan Hernández (Larrubia, M. 67); Manu Molina y Roberto (Dioni, M. 67).

Goles: 1-1, Iker Guarrotxena (p), M: 2. 1-1, Genaro, M. 9. 1-2, Murillo, M: 47. 1-3, Dani Lorenzo, M: 63. 1-4, Roberto, M: 66.

Árbitro: Gonzalo Sánchez Roberto (Comité Castellano-Manchego). Amonestó a Dani Vega (M. 48) y Zalaya (M. 95). Roja a Carillo (M. 92), por el Murcia, y a Genaro (M. 49), por el Málaga.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimocuarta jornada de la Primera RFEF disputado en el estadio de La Nueva Condomina de Murcia ante 22.916 espectadores. Desde Cartagena apenas acudieron escolares que el club grana había invitado durante la semana.

LA CRÓNICA

El partido no tiene más lectura que esa: la cantera. Y ojo, hay que felicitar a Pellicer por apostar cada día por ellos. El mejor ejemplo es Murillo. No salió de titular por la lesión de nadie. Lo hizo porque lo mereció y pudo celebrarlo con su primer tanto. Al margen de los goleadores, el partido de Kevin, Larrubia y Cordero desde el banquillo... es que esa tiene que ser la dirección.

35 segundo tardó el equipo malagueño  en recibir un jarro de agua fría tremendo con una de esas acciones que necesitan de VAR. Impactó el balón en la mano de Nelson Monte, pero lo hizo en el proceso de retirarla. Sin embargo, de nada sirve entrar en el debate porque lo señaló el colegiado y Guarrotxena se encargó de poner el balón en la escuadra. Imparable para Alfonso Herrero. 

murcia (1)
El Murcia se adelantó de penalti a los 35 segundos pero el  desastre llegaría después

Durante algunos segundos pareció venirse el mundo encima porque había que ganar por lo civil o lo criminal para el Málaga y también para el Murcia, que se va para la mitad de la tabla hacia abajo, Daba igual de qué forma y si es a partir de errores rivales... vale igual. Se acordará Sergio Santos de ese córner porque lo provocó con un despeje defectuoso ante el que no había presión alguna del Málaga CF. Y en esta Primera RFEF no se puede perdonar nada de nada. La centró Juan Hernández y remató Genaro con la zurda, sin marca, para empatar (1-1).

A partir de ahí, se calmó el partido en cuanto a goles en lo que fue ritmo... ni de lejos. Ambos equipos evidenciaron la ansiedad por ganar. Fue uno y vino el otro. Creaba peligro Roberto y contestaba Carrillo con una ocasión desde la frontal. De una área a otra y vuelta a empezar. Ahí caminó el partido. Sin faltas de concentración y a la mínima, a detenerlo con falta. El conjunto blanquiazul, por ejemplo, no permitió ni una sola contra del Murcia. 

La batalla se alejó de las áreas y se libró en el centro del campo. No obstante, oportunidades no faltaron. La más clara para los visitantes vino otra vez con Guarrotxena, tras un mal despeje de Genaro que él mismo se encargó de solucionar en la línea de gol. No obstante, perdió todo el brillo el partido porque empezaron a aflorar las tarjetas amarillas con muchas interrupciones. Ahí nadie ganaba y era una importante cuestión a recordar para la segunda parte. 

REMONTADA A PLACER

Con ese movimiento y en una apuesta por volcar a todo el equipo, en un espacio de tres minutos, se vivió el principio del fin. Firmó Kevin una de las grandes acciones con un regate que sentó al lateral, mientras que Dani Lorenzo esperó pacientemente en el área pequeña para rematar solo y poner el 1-3. Saltó la afición, pero es que aún quedaba lo mejor: el 1-4Roberto, con la recompensa siempre a su trabajo infatigable, aprovechó el mal despeje del Murcia para marcar a placer. La gloria absoluta. 

No había que cometer ningún riesgo. El Murcia ya estaba noqueado y demostró durante después que no iba a ocasiones ningún peligro más porque bajó los brazos. De hecho, lo único que generaron fueron tarjetas y más tarjetas. Incluso hubo una cartulina roja de Carrillo que estuvo a punto estuvo de cazar el tobillo de Murillo. La desesperación pudo ante los gritos desde la grada con los olés, pero venció el gran trabajo y el esfuerzo sobre césped.

El Málaga se lo explica al Murcia a base de goles (1-4)
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios