FINAL | EL EFESÉ GOLEA A UNA POBRE UD IBIZA EN UN AUTÉNTICO PARTIDAZO DE LOS ALBINEGROS

¡ÉSTE SÍ ES MI CARTAGENA! (5-1)

e9b71521-e298-4d5f-8bfa-9c0e39a75871

Se vivió una auténtica fiesta en el reestreno al completo del Cartagonova // FOTO: FCC

CON LETRAS EN MAYÚSCULAS. Es lo menos que se nos ocurre para darle la enhorabuena a este FC Cartagena que ha sabido reaccionar como los mejores y hacer olvidar de un plumazo el varapalo de Las Palmas. Cinco goles como cinco soles a un Ibiza que estuvo cerca de haberse llevado en su zurrón, seis, siete y hasta ocho goles a poco que la suerte hubiese jugado un pelín más a favor de los blanquinegros, que hicieron su mejor partido desde que ascendieron a Segunda División la pasada temporada. Nada que ver ete equipo con el de hace ocho días, de ser un pelele en manos de Las Palmas a convertirse en un gigante contra los ibicencos. Fue un 5-1, sí, pero si el marcador hubiese acabado 7-1, por ejemplo, tampoco habría pasado nada. Rubén Castro con dos goles -ambos de penalti- MO Dauda, otro 'cañonazo' el suyo, Delmás -el mejor hombre sobre el campo, con diferencia- y el 'samurái' Okazaki rondearon una tarde para la historia por lo abultado del resultado, que deja al Cartagena situado a dos puntos del playoff de ascenso.

FICHA TÉCNICA:

ALINEACIONES:

FC CARTAGENA: (4-4-2) Marc Martínez, Gastón Silva, Pablo Vázquez, Andújar, Delmás, De Blasis (De La Bella. 70'), Bodiger, Cayarga (Neskes. 70'), Mo Dauda (Sergio Tejera. 79'), Okazaki (Clavería. 65') y Rubén Castro (Ortuño.68').

UD IBIZA: (4-3-3) Germán, Escobar (Davo. 35'), Rubén, Goldar, Cifuentes (Miki. 76') // Molina (K. Appin. 66'), Ekain, Javi Pérez, Javi Lara (A. Gálvez. 35'), Castel y Herrera (Nono. 67').

GOLES: (1-0) Min. 23' Rubén Castro de penalti, (2-0) Min. 28' Mo Dauda, (3-0) Min. 46' Rubén Castro, (4-0) Min. 57' Okazaki, (5-0) Min. 62' Delmás, (5-1) Min.90' Nono. 

ÁRBITRO: David Gálvez Rascon, comité madrileño de árbitros. Mostró tarjeta amarilla a Gálvez (42'), Andújar (49') y una segunda amarilla para Gálvez (85')

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la novena jornada de #LaLigaSmartBank, se disputa sin aforo máximo permitido en el Municipal Cartagonova. Poco más de 6200 aficionados según la cifra oficial facilitada por el club. 

LA CRÓNICA

Por SALVA CASTIÑEYRAS

Al final sí, el Efesé regaló nuevamente a su afición otra 'tarde mágica' en el Cartagonova. Tras el desastre de Las Palmas, los pupilos de Luis Carrión prepararon este partido en casa como una final, y se demostró en cada balón desde que el partido dio comienzo. La UD Ibiza no hizo más que pagar los platos rotos de un FC Cartagena enfurecido, tras el partido en Gran Canaria, y ansioso de poder convencer a toda la afición de que hay plantilla y equipo para soñar.

Luis Carrión salió aplaudido y reforzado merecidamente por la afición tras la goleada ante la UD Ibiza 

El partido comenzó con un 'torbellino albinegro' que no cesaba en sus constantes embestidas a la zaga celeste. No tardó el Cartagena ni tres minutos en mandar un balón a la madera (Gastón Silva), para poner en aviso al Ibiza de que esto no iba en broma. Seguidamente el Efesé se hizo con el mando del partido y siguió advirtiendo con disparos de Mo Dauda, Bodiger o Delmás.

En la mente del aficionado, seguían estando los buenos comienzos de partido que el equipo mostró en sus dos anteriores derrotas, por lo que pese a jugar bien, lo que se quería era poner tierra de por medio y aprovechar esos buenos momentos de juego. Había que marcar. 

UNA PRIMERA PARTE PARA EL RECUERDO

Tras varios acercamientos de los blanquinegros, un muy listo Mo Dauda en un balón dividido en el área logró sacar un penalti que supo a oro. El jugador ghanés fue al choque y cayó derribado por un empujón de Manu Molina que no midió bien sus fuerzas. Con la confirmación del penalti por parte del VAR, Rubén Castro cogió la pelota teniendo claro que ésta vez si tocaba ponerse por delante antes que el rival. 

Rubén Castro y Mo Dauda corrieron hasta la banda tras sus goles para celebrarlos con Carrión

El grancanario sin que le temblara el pulso, cogió carrera y mandó el balón directo a la red (1-0) de una forma sutil, aunque cerca estuvo de darle un ataque a más de uno, ya que Germán, a punto estuvo de blocar el penalti. Tras el gol, Rubén corrió hasta la banda para abrazar a Luis Carrión, algo que dice mucho del buen ambiente que hay en el vestuario. 

¡OTRO 'CAÑONAZO' DE DAUDA!

Pero no se quedaría la cosa ahí, el huracán albinegro no cesó, y fue a por más. A los cuatro minutos y mientras algunos celebraban todavía el primer gol del partido, apareció Mo Dauda para meter otro gol antológico (2-0). Esta vez en el Cartagonova y ante su afición. El delantero mandó un auténtico misil desde muy lejos del área que acabó en la misma escuadra, un disparo tan potente que Germán solo pudo mirar como entraba la pelota. Con este gol, la euforia se apoderó del graderío cartagenerista ¡¡Qué auténtico golazo!!

Con el dos a cero, y sin ver nada claro, el técnico del Ibiza retiró a dos jugadores del césped cumplida la media hora de partido nada más. Pero por desgracia para el técnico celeste, el guión del partido no cambió en absoluto y el Cartagena siguió contando con ocasiones para aumentar distancias. Sería llegado el minuto 42 cuando Gálvez Rascon tras el aviso del VAR terminó señalando nuevamente la pena máxima a favor de los albinegros. En una gran jugada donde Mo Dauda buscó a Rubén por encima del defensor, y éste se colocó de tal forma por delante del zaguero para que fuera golpeado y se pitara el segundo penalti del encuentro. Desde los once metros Rubén firmó su doblete (3-0) en la tarde de domingo, apuntando otra vez a su derecha rasa, engañando por completo, esta vez sí, a Germán. 

El espectáculo del Cartagena no cesó y Castro buscó con ansia su hat-trick personal, pero no pudo ser. Los albinegros disfrutaron de ocasiones para irse con un resultado aún mas abultado, pero un gran Germán evitó daños mayores en este último tramo de la primera mitad. Con este (3-0) y disfrutando del mejor Cartagena hasta ahora se marcharon los jugadores a los vestuarios. 

FBWjer6XEAAYR8LCayarga y Mo Dauda tras el golazo del ghanés. Felicidad en estado puro // FOTO: FCC

Andújar se perderá la próxima cita de los albinegros ante el Amorebieta por acumulación de tarjetas

Con el comienzo de la segunda mitad, vimos a un Efesé algo mas relajado, sin la presión de salir a marcar goles, y eso, precisamente eso, hizo que los espectadores del Cartagonova pudieran disfrutar de un auténtico partidazo. Los movimientos de los jugadores iban en total sintonía, los regates salían todos, los pases al sitio... aunque el único punto negro lo puso Andújar, que recibió su habitual amarilla por partido y no podrá vestirse de corto en el próximo partido ante el Amorebieta. 

EL EFESÉ 'BARRE' A LA UD IBIZA POR COMPLETO

Con el buen jugar de los blanquinegros se llegó a uno de los momentos más esperados por muchos aficionados albinegros, el primer gol de Okazaki como albinegro (4-0). El jugador nipón se estrenó con un gran remate en plancha a lo 'Hugo Sánchez' tras un buen envío desde la izquierda de un eléctrico Cayarga. Con la llegada del cuarto gol, los ánimos no bajaron y al igual que en partidos anteriores al encajar gol, había desplome general, en esta ocasión cada gol daba un impulso al equipo para ir a por más.

Los pupilos de Luis Carrión al igual que en la primera mitad, al hacer gol olieron la sangre, y fueron a por el quinto. Éste no tardaría nada en llegar y en el 62' de partido Delmás reventó la pelota en una gran incorporación para mandarla a la escuadra (5-0). Fusiló el zaragozano tras una gran dejada de Castro que se mostró muy humilde. En estos minutos se estaba viviendo una auténtica fiesta en el graderío cartagenerista. Afición, entrenador, jugadores, directiva, todos disfrutaban de un partido histórico para el Efesé en su vuelta a la división de plata. Un partido para enmarcar. 

Delmás, con su gol y asistencia fue uno de los jugadores más destacados del partido

Con el paso de los minutos Luis Carrión realizó sus cinco cambios pertinentes, dando entrada a Clavería, Ortuño, Neskes, De La Bella y Tejera en última instancia. El partido pudo haber acabado con algún que otro gol más, pero a falta de quince minutos y con 'todo el pescado vendido', los albinegros se limitaron a disfrutar y a hacer disfrutar al aficionado. 

Llegado los últimos minutos, Gálvez que entró en la primera mitad como recambio, recibió la segunda amonestación y se marchó expulsado dejando al Ibiza con diez sobre el césped. A estas alturas de partido las oportunidades se repartieron para ambos conjuntos y finalmente Nono marcó el gol del honor en el descuento para los celestes (5-1). Gol que aplaudió la grada cartagenerista incluso.

De esta forma el colegiado puso punto y final a un encuentro en el que el Efesé dio un golpe sobre la mesa. Se resarció y de que forma de su última y dolorosa derrota en Las Palmas, y además volvió a conectar con su afición dejándonos otra tarde mágica para el recuerdo. Los aficionados se marcharon con sonrisas de oreja a oreja y los ánimos están por las nubes. La próxima cita para los albinegros será ante el Amorebieta sobre el césped de Urritxe, el próximo 16 de octubre.