sábado. 24.09.2022

Unos jubilados y un grupo de bolivianos, los siguientes en la cola

Francisco Jordán también quería dejar su nombre. Era el segundo de la cola. Un veterano jubilado “muchos años abonado, pero en los tiempos del Almarjal y cuando ‘el Toché’ y ‘el Victor’ estaban aquí” cuenta con ese acento tan característico. “He llegado a las 6 de la mañana y sólo...
Francisco Jordán también quería dejar su nombre. Era el segundo de la cola. Un veterano jubilado “muchos años abonado, pero en los tiempos del Almarjal y cuando ‘el Toché’ y ‘el Victor’ estaban aquí” cuenta con ese acento tan característico. “He llegado a las 6 de la mañana y sólo estaba este señor”, dice, señalando con el índice a Pedro Heredia. Junto a él se encuentran sus amigos Juan Yañez y Nicolás Blaya, también pensonistas y aficionados “de toda la vida”.

Tras este simpático jubilado hablamos con un grupo de bolivianos que también aguardaban pacientes la larga cola de este primer día de venta al público en general era un grupo de bolivianos, todos ellos residentes en Cartagena desde hace tiempo, que bajo ningún concepto quieren dejar pasar por alto ver al Barça en la ciudad en la que ellos residen.

Una  simpática profesora de niños que se muere de la vergüenza al sentirse descubierta por nuestro diario  y que evita darnos su nombre, es parte de este grupo con los bolivianos con los que ha hecho amistad. Y ahí están Gustavo Guzmán, Alberto Villamor y Gonzalo Uribe retirando su localidad en nombre de Bolivia.

También hablamos con Luis García López, unionense de pro y abonado de los tiempos de Toché, nos dice con cierta nostalgia. “En el momento que suban, vuelvo” dice entre risas. El humor no faltaba a estas horas de la mañana.

Unos jubilados y un grupo de bolivianos, los siguientes en la cola
Comentarios