CORTA SU RACHA DE SEIS JORNADAS SIN GANAR, MEJORA LAS SENSACIONES, DERROTA AL REAL OVIEDO CON UN PARTIDO SERIO Y SALE DEL DESCENSO

El Cartagena reacciona y sonríe (2-0)

 

foto portada 1

Los futbolistas albinegros celebrando el tanto de Rubén Castro // FOTO: Raúl Velasco

Sonaron las campanas en el Cartagonova porque el FC Cartagena volvió a ganar después de seis jornadas sin hacerlo, mejora las sensaciones y sale del descenso tras derrotar justamente al Real Oviedo con goles de Rubén Castro y Cayarga. Los blanquinegros ofrecieron un partido muy serio, muy bien defensivamente y vuelve a mantener su puerta a cero por segunda jornada consecutiva, siendo además la primera vez que ocurre en esta temporada. Rubén Castro en el primer tiempo y Cayarga en el segundo hicieron los goles y el VAR, poco después de marcar Rubén, revocaría un penalti contra el Cartagena que lo salvaría de un posible empate momentáneo. Los de Luis Carrión parece que se han tomado en serio la remontada. De momento cuatro puntos en dos jornadas, cero goles en contra y una sonrisa así de grande entre sus miles de seguidores. Que no es poco. Hay motivos para el optimismo 

FICHA TÉCNICA 

FC Cartagena: Chichizola; Antoñito (70' Delmás), Raúl Navas, Datkovic, De la Bella; Aburjania, Carrasquilla; De Blasis (70' Nacho Gil), Álex Gallar (53' Cayarga), Elady (66' Azeez) y Rubén Castro (66' Cristian López)

Real Oviedo: Femenías; Lucas (72' Mossa), Bolaño, Grippo, Juanjo; Nahuel (72' Pedro Ríos), Tejera, Edgar (59' Borja Valle), Sangali, Borja (59' Mir) y Blanco

Goles: 1-0 (33' Rubén Castro); 2-0 (71' Cayarga)

Árbitro: Pulido Santana (colegio canario) mostró cartulina amarilla a De la Bella, Datkovic, Cristian López por parte del FC Cartagena y a Edgar, Sangali por parte del Real Oviedo

Incidencias: Partido disputado en el Estadio Municipal Cartagonova 

344

Antoñito ante dos rivales del Oviedo // FOTO: Raúl Velasco

LA CRÓNICA 

Por SALVA CASTIÑEYRAS

El FC Cartagena tenía por delante un partido decisivo y clave ante el Real Oviedo para su devenir en LaLigaSmartBank. Luis Carrion confió en un equipo muy parecido al que mostró en Gijón con las novedades de Antoñito y Alburjania en el primer partido de las nuevas incorporaciones en su nueva casa, el Cartagonova. Antoñito entraría por David Simón que debía cumplir sanción por acumulación de amarillas, y Alburjania cubrió la posición de José Ángel (al que felicitamos por su reciente paternidad). 

El FC Cartagena mostró en su once titular seis de las ocho incorporaciones invernales, y en la segunda parte Carrión acabaría con todos los refuerzos en el césped

El partido comenzó con un Cartagena ordenado y seguro. Carrasquilla cogería posiciones más adelantadas mientras que Alburjania tuvo el rol de organizador, luciendo su gran desplazamiento de balón. 
La defensa totalmente nueva a excepción de Alberto De La Bella, y pese a su gran porte, se notaría en algunas ocasiones que existen fallos de entendimiento. Con la sucesión de estos fallos el partido se iría decantando hacia el conjunto carbayón. Muchos pases sin destinatario, hacían ver a un Cartagena frágil en su salida de balón y por tanto, vulnerable. 

Llegó el punto en el que se les encogió el corazón a más de un seguidor albinegro, ya que en una pérdida absurda entre Raúl Navas y Dátkovic, el Oviedo se quedaría totalmente solo ante Chichizola. Por suerte, Raúl tapó bien el pase de la muerte y el atacante se vio obligado a disparar... pero ahí estaría el guardameta argentino que aguantó hasta el final arriba hasta conseguir rechazar el remate.  

En los peores momentos para los albinegros volvió, y en el mejor de los momentos, nuestro killer que se encontraba en busca y captura desde hace varias semanas...

RUBEN CASTRO AL RESCATE (1-0)

El crack canario volvió a ver puerta por fin. El gol vendría de un córner botado por el argentino Pablo De Blasis que a sabiendas de las fragilidades a balón parado del Oviedo buscó una rosca cerrada hacia el segundo palo. Allí encontraría a un Ruben Castro aparentemente marcado por el defensor, pero la picardía del delantero canario volvió a lucir, y éste se anticipó poniendo la bota para que el balón entrara solo a la portería. Gol de ratón de área (1-0).

Con el subidón y la motivación de ver al Efesé por arriba en el marcador, no nos daría tiempo a creérnoslo cuando se escucha el silbido del colegiado indicando penalti a favor del Oviedo. Una faltita de Carrasquilla a pocos metros de la frontal del área fue señalada en primera instancia por Pulido Santana como penalti. Pero por suerte, el VAR interfirió en la decisión arbitral y mandó al colegiado a revisarlo a la pantalla, donde anularía la pena máxima y el Efesé, en ese momento, respiró. 

Con un poco de miedo metido en el cuerpo, el Cartagena conseguiría llegar al descanso por encima en el marcador, pero sin un control sobre el partido. 

364

Momento del gol de Rubén Castro // FOTO: Raúl Velasco

Ya en la segunda parte, el Efesé salió al campo con mucho más hambre de balón, querían tener los de Luis Carrión más control del partido. Antes de que se contaran los primeros diez minutos de la segunda mitad, saltarían las alarmas porque Alex Gallar tras lanzar un balón parado se echó al suelo con molestias en la zona trasera del muslo y tuvo que ser sustituido. En su lugar entró Berto Cayarga. 

Con la entrada de Berto, De Blasis se desplazó a la banda derecha y éste ocupó su posición natural por la banda izquierda. En estos minutos Elady realizó dos grandes jugadas en solitario pero no consiguió encontrar puerta con dos disparos lejanos que probó. 

El Efesé consigue dejar dos veces de forma consecutiva la portería a cero por primera vez en esta temporada

De nuevo sobre el minuto 60 el Real Oviedo apretaría, y se volvería a convertir en el dueño del partido, generando más fútbol que el Efesé. De esta situación tuvo que darse cuenta Luis Carrión que no dudó en realizar cambios. Salieron del campo Rubén Castro y Elady, y dio entrada a los dos únicos futbolistas que faltaban por debutar, Cristian López y Azeez. A sabiendas de que el centro del campo estaba siendo superado, introdujo más músculo y presencia en la zona medular el técnico barcelonés. 

No pasaron ni cinco minutos cuando De Blasis se quedaría más solo que en los entrenamientos ante Femenía, el interior argentino no vio a Cristian que estaba perfectamente colocado para el pase de la muerte y se la jugó con un disparo que se marchó directamente fuera. Imperdonable. 

Imperdonable a menos que justo en la jugada siguiente, y tras una gran presión albinegra el Efesé se pusiera dos por encima. 

CAYARGA ESTUVO EN EL SITIO (2-0)

Tras una sucesión de centros, el balón le cayó a De Blasis que probó suerte con un disparo que se le marcharía tan desviado que Berto Cayarga, que se encontraba en el segundo palo, estiró la pierna y empujó el balón a la red. (2-0).

El equipo cartagenerista corta su mala racha de media docena de partidos sin conocer la victoria y hace renacer la esperanza y la ilusión entre a la afición albinegra gracias a este triunfo

Con este resultado el Cartagena jugó mucho mas tranquilo, aunque el Oviedo siguió teniendo ocasiones para acercarse en el marcador. También las tuvo el Efesé, una doble oportunidad del Sicario Dátkovic que estuvo a poco de estrenarse como albinegro con una gran tijera detenida por Femenías y una doble ocasión de Berto Cayarga y Azeez que tampoco terminó en nada. 

En unos últimos minutos de locura en ambos campos, el partido finalizaría con la primera victoria del Efesé en sus últimos seis partidos en liga. Una victoria que venía necesitando el equipo y que les servirá, seguro, para coger sensaciones y confianza de que se le puede vencer a cualquiera. Y ahora, que pase el Rayo Vallecano, que es el siguiente.

================================================================================================================================================================================================================

PUNTO Y APARTE | YA ERA HORA DE DARLE UNA ALEGRÍA A LA AFICIÓN

QUE BUEN 'FINDE' PASAMOS CUANDO SE GANA...

No hay nada que nos guste más que el Cartagena gane. Lo disfrutamos como cosacos. Como unos forofos más muy a pesar de lo que digan los locos, mindundis,subnormales, pécoras y gente de mal vivir, que haberlos haylos oiga. El Cartagena ganó, que ya tocaba y ahora toca disfrutar. Somos felices. Estamos felices porque ya nada se ve cómo se veía antes, un equipo resignado a perder, sin alma, sin orden ni concierto, sin pelear, sin dar un triste bocado, un equipo manso, rendido…Todo eso ha cambiado o parece haber cambiado. Lo que hace ganar un partido oiga..

Raúl Navas es el 'mariscal' que necesitaba este equipo para tapar el agujero por el que se estaba desangrando, y Datkovic es el 'coronel' que reparte 'besitos' desde atrás, cuando hace falta. Esto ya huele a otra cosa

Lo vimos en Gijón y lo hemos vuelto a ver este sábado a la hora de la siesta en el Cartagonova. Que este equipo lleva dos partidos sin que le hagan goles. Que ha llegado el ‘Mariscal’ Raúl Navas y el ‘coronel’ Toni Datkovic, que se bastan y se sobran para frenar a quien haga falta ¿O no es así?

Nos vais a perdonar que seamos optimistas, pero es lo que estábamos deseando, hablar bien de este Cartagena que en nada se parece a aquel otro que paseaba sus vergüenzas por la Liga Smartbank y que se marchaba de forma irremediable a la Segunda Pro o a la Segunda B o como se llame. Iba cuesta abajo y sin frenos. Daba pena verlos como alguno que otro arrastraba el culo y lo peor es que no había visos de mejora, sino de todo lo contrario.

Este equipo ascendió porque tuvimos más suerte que el 'tio de los pitos', la pandemia paró la Liga y encima ganamos la finalísima en los penaltis. De no haber sido así con Borja, seguramente, no se habría ascendido en la vida

Por lo que nos cuentan desde dentro a Borja Jiménez se le había escapado el equipo de las manos. Ascendimos porque llegó la maldita pandemia, la Liga se cortó y nos pilló líderes tras ganar aquel partido de Córdoba en el único encuentro que el Efesé jugó con Dios manda, pero si no es por eso ni de coña aquel equipo habría quedado campeón con el abulense que, encima, tuvo la suerte de los penaltis y ascendimos.

Después llegó aquel día que Borja sentenció que habría que acostumbrarse a perder tres, cuatro o cinco partidos seguidos, que nos dejó patidifusos. ¿Acostumbrarnos a perder? Eso no lo decía ni el detective Plinio cuando su Tomelloso del alma iba el último en la Tercera División. Y llega Borja y lo suelta. Nos cuentan también que a Belmonte le dieron más de un consejo para que se lo quitara de en medio después del ascenso pero el dueño del club quiso ser bueno y dejarle que disfrutara. Craso error porque ya se vio como dejó al equipo, a tres puntos del descenso y sin creer en nada.

Lo peor fue cuando nos sorprendió diciendo que tendríamos que acostumbrarnos a perder muchos partidos. Por fortuna se ha reaccionado y este equipo ya se parece más al que todos queríamos ver, que por lo menos luche

Ahora todo parece haber cambiado. Menuda diferencia de defensa, menuda diferencia en el centro del campo. Carrasquilla ya es el Carrasquilla que queremos, Antoñito ha llegado enchufadísimo, los centrales son una maravilla y hasta Rubén Castro ha recuperado el olfato de gol, por no hablar del resto de futbolistas que han empezado a darle a este Efesé un aire muy distinto al que tenía.

Por todo eso disfrutamos, porque al Cartagena no se le ha olvidado ganar. Y porque jugando así, con esa actitud y echando los bémoles que hay que echar en el fútbol estamos seguros de que este Cartagena se va a salvar. Oye, que buen ‘finde’ nos vamos a pasar cuando se gana. A disfrutarlo.

408

Elady y Rubén Castro celebrando el primer gol // FOTO: RAÚL VELASCO