jueves. 07.07.2022
DEJÓ A LOS LOCALES CON 9 JUGADORES Y MOSTRÓ 11 TARJETAS AMARILLAS

Pésima y decisiva actuación del árbitro, que perdió los nervios en un partido que le vino grande

Fue palmario que este partido de rivalidad le vino demasiado grande a este joven colegiado adscrito a la comarcal de Cartagena aunque con residencia en Torre Pacheco. Mostró un total de 11 tarjetas amarillas, con 6 para los locales y 5 para los visitantes además de las dos expulsiones que...
Fue palmario que este partido de rivalidad le vino demasiado grande a este joven colegiado adscrito a la comarcal de Cartagena aunque con residencia en Torre Pacheco. Mostró un total de 11 tarjetas amarillas, con 6 para los locales y 5 para los visitantes además de las dos expulsiones que sufrió el Ciudad Jardín, Chema en el primer tiempo y Jorge en el segundo.

En los blanquinegros no vio o no quiso ver el cabezazo de Yasin, sin balón, a un futbolista del Ciudad Jardín que mereció la expulsión ni tampoco las provocaciones de un jugador del Cartagena hacía el público en una clara falta de respeto.
 
También señaló en el acta que en el minuto 84 tuvo que detener el partido durante dos minutos por una bronca entre el público que generó que el juez de línea de esa banda tuviera que abandonarla durante ese tiempo.

Pablo Galindo Marín no estuvo al nivel exigido para este tipo de partido. Perdió los nervios antes que los propios jugadores y él sólo se ‘cargó’ un partido que discurría sin ningún problema. El colegiado necesitó después más de una hora para redactar el acta arbitral.

Pésima y decisiva actuación del árbitro, que perdió los nervios en un partido que le...
Comentarios