ESTE DOMINGO 16, EN EL PALACIO DE DEPORTES

Oportunidades de gol por los dos equipos en un choque donde la suerte fue esquiva a los meloneros

Partidazo en el Palacio de Deportes con la decepción de que, mereciéndolo, el Jimbe intentó hasta el último suspiro ganar y al final sumó un punto (3-3) por lo que el Levante UD mantiene distancias, con un partido menos (el de Burela, aplazado en su día) por parte de los de Duda, quien ya acaba su sanción de cinco encuentros
El meta levantinista rechaza con el pie uno de tantos balones no rematados con tino por los rojiblancos. / SCT
El meta levantinista rechaza con el pie uno de tantos balones no rematados con tino por los rojiblancos. / SCT  

JIMBEE CARTAGENA-LEVANTE UD: 3-3

JIMBEE CARTAGENA: Raúl Jerez, Jesús, Juanpi, Mellado y Fernández –cinco inicial-. Josema, Attos, Gabriel Vasques, Eka, Franlin y Cobarro.

LEVANTE UD: Prieto, Márquez, Sena, Cecilio y Jorge Santos –cinco inicial-, Pedro Toro, Gallo, Rubi Lemos, Chano, Cuzzolino y Maxi Recia.

ÁRBITROS: Tarjeta amarilla por los locales a Juanpi y por los visitantes Rubi Lemos, Cuzzolino y Rescia.

GOLES: 0-1, min. 3: Rescia. 0-2. Min. 19; Rubi Lemos. 1-2, min. 20: Mellado, doble penalti. 2-2, min. 27: Gabriel. 3-2, min. 34: Eka. 3-3, min. 37: Cecilio.

INCIDENCIAS. Liga de Primera División de Fútbol Sala,  en el Palacio de Deportes de Cartagena. Unos 1.800 espectadores

Dos equipos que buscan estar en el playoff pelearon hasta el último suspiro en el Palacio de los Deportes ofreciendo en la matinal del domingo un gran partido. Tenso, muy peleado y muy táctico. También vibrante  Con infinidad de balones de gol desperdiciados por las dos escuadras.

El Jimbee mereció más que el empate y se reservó hasta el últimos segundos sacar portero jugador, tarea encomendada a Franklin.

El Jimbee le puso corazón, se entregó en busca del objetivo pero elementalmente careció de finalización y encadenó decenas de oportunidades para marcar que no cristalizaron. Hizo lo más difícil, que fue remontar el 0-2 del Levante, que asimismo erró en claros momentos de gol, en menor número que los rojiblancos Pero Recia (3’) y Rubi Lemos(19’) dejaron el panorama cuesta arriba en la despedida del segundo  entrenador sufriendo a pie de pista, en el banquillo. Menos mal que Mellado marco de doble penalti el 1-2 y se llegó al descanso con la expectativa de que los dos cuadros iban a echar el resto.

Puert vol

A la izquierda puede verse la portería  del Levante, volcada. Así sucedió dos veces en la segunda parte. / SCT

Así fue, porque  los espectadores presenciaron unos segundos veinte minutos de toma y daca, a veces de correcalles, pero con la concentración puesta al cien por cien en lo que hacían

Josema había pifiado el lanzamiento de un doble penalti al dar el balón en el poste  a 1’39’’ del descanso que fue aprovechado por los dos equipos para tomar aire.

El Levante, escuadra de buen nivel, con jugadores de talla como Cuzzolino, Rescia, Lemos, Gallo, fue a su juego táctico de plantarse en contras letales delante de Raúl, con rapidez endiablada. Y al Jimbee no le salió nada en cuanto a la culminación porque bajo portería no remachó cuando parecía más fácil que entrase la pelota. Así una vez, otra, otra y otra..

Pero el Jimbee, conducido por Juanpi, campeón del infortunio esta mañana, y seguido por Mellado, con  las genialidades de Gabriel (gran gol el suyo) consiguieron  el 3-2 con el tanto de Eka en una jornada en la que se echó en falta al cordobés  Solano, lesionado de corta duración pero lo justo para fastidiar el parche, como se dice.

Los meloneros fueron aupados por la afición cuando se  alcanzó la remontada, pera ésta se frustró con el 3-2 en la fase en la que los visitaban utilizaban portero jugador y aprovecharon para hacer el 3-3 que no se rompió para los cartageneros porque el azar no quiso. La tuvo Juanpi en los últimos suspiros. Mas no pudo ser y  el sueño de estar a tiro de rebasar pronto a los valencianos tendrá que esperar pacientemente.

IMG_1077

Una de las anécdotas del partido fue el que la porterías de Levante se volcase en dos ocasiones, en la segunda parte, por choques involuntarios con los palos del meta levantinista. Sin mayores problemas.

El Jimbee le puso corazón, se entregó en busca del objetivo pero elementalmente careció de finalización y encadenó decenas de oportunidades para marcar que no cristalizaron. Hizo lo más difícil, que fue remontar el 0-2 del Levante, que asimismo erró en claros momentos de gol, en menor número que los rojiblancos Pero Recia (3’) y Rubi Lemos(19’) dejaron el panorama cuesta arriba en la despedida del segundo  entrenador sufriendo a pie de pista, en el banquillo. Menos mal que Mellado marco de doble penalti el 1-2 y se llegó al descanso con la expectativa de que los dos cuadros iban a echar el resto.

Así fue, porque  los espectadores presenciaron unos segundos veinte minutos de toma y daca, a veces de correcalles, pero con la concentración puesta al cien por cien en lo que hacían

Josema había pifiado el lanzamiento de un doble penalti al dar el balón en el poste  a 1’39’’ del descanso que fue aprovechado por los dos equipos para tomar aire.

El Levante, escuadra de buen nivel, con jugadores de talla como Cuzzolino, Rescia, Lemos, Gallo, fue a su juego táctico de plantarse en contras letales delante de Raúl, con rapidez endiablada. Y al Jimbee no le salió nada en cuanto a la culminación porque bajo portería no remachó cuando parecía más fácil que entrase la pelota. Así una vez, otra, otra y otra..

JUANPI, EL MEJOR Y REY DEL INFORTUNIO

La calidad, velocidad y brío de Juanpi destacó esta mañana,   pero también su infortunio hasta el toque de bocina.  También brillaron  Mellado, que se consolida,  y sus chispazos y genialidades el desgarbado  Gabriel (gran gol el suyo).  Consiguieron  el 3-2 provisional con el tanto de Eka en una jornada en la que se echó en falta, cómo no, al cordobés  Solano, lesionado de corta duración pero lo justo para fastidiar el parche, como se dice.

Los meloneros fueron aupados por la afición cuando se  alcanzó la remontada, pera ésta se frustró con el 3-2 en la fase en la que los visitaban utilizaban portero jugador y aprovecharon para hacer el 3-3 que no se rompió para los cartageneros porque el azar no quiso. La tuvo Juanpi en los últimos suspiros. Mas no pudo ser y  el sueño de estar a tiro de rebasar pronto a los valencianos tendrá que esperar pacientemente.

Una de las anécdotas del partido fue el que la porterías de Levante se volcase en dos ocasiones, en la segunda parte, por choques involuntarios con los palos del meta levantinista. Sin mayores problemas.

FRanlin

Franklin en el partido de esta matinal en el Palacio de Deportes. Empate 3-3.  / SPORTCARTAGENA