APUNTES DESDE 'LA BOMBONERA'

Alberto realizó un excelente encuentro en la meta, al relevar al lesionado

Mala suerte para el portero del Cartagena FS, Raúl, quien se retiró aquejado del hombro en el minuto 5 de partido tras un lance con un atacante blaugrana.

lesioando 5
Raúl abandona la pista a los 5 minutos con luxación en un hombro.

El espectáculo de esta noche de viernes en el viejo Pabellón Central mereció la pena como encuentro de fútbol sala de Primera. El público lo valoró acudiendo en buen número -casi lleno- al recinto de Wssell de Guimbarda, y además el Plásticos Romero se portó y alcanzó buena nota ante el fuerte FC Barcelona que se sostiene en el liderato.

LESIÓN DEL PORTERO RAÚL CON TAN SOLO CINCO MINUTOS JUGADOS

Mala suerte para el portero del Cartagena FS, Raúl, quien se retiró aquejado del hombro en el minuto 5 de partido tras un lance con un atacante blaugrana. Se ha confirmado que sufra una luxación en el hombro derecho y habrá que ver que tiempo se estima para la recuperación del guardameta.

Lesionado 2 (1024x768)

Raúl es atendido de su lesión que le obligó a abandonar el partido. Alberto fue un digno recambio.

BUENA RESPUESTA DE LA AFICIÓN

Gran entrada de público la producida este viernes noche en el Pabellón Municipal, que incluso parece haber superado la registrada hace quince días con la visita de Movistar Inter. Más de 2000 personas se dieron cita para ver el buen partido de los suyos ante el líder de la liga.

ALBERTO, META SUPLENTE, APROBÓ CON NOTA

Alberto porxal (1024x768)

Alberto Porcal, meta suplente, se dispone a saltar al parqué.

Sin apenas calentar, dada la premura de la situación producida con la lesión de Raúl, Alberto salió y cumplió con creces las exigencias de este partido. Estuvo muy bien bajo palos, evitando goles y dando seguridad atrás al equipo. No se notó la ausencia de Raúl, y eso es bueno para el equipo, sobre todo viendo la importancia del portero titular.

DE NUEVO NO FUNCIONÓ EL PORTERO-JUGADOR

Como en anteriores ocasiones, Juan Carlos Guillamón apostó por la fórmula de portero-jugador cuando restaban cinco minutos para la finalización del encuentro. Con Javi Matía ocupando ese puesto, llegaría la reacción cartagenera en el minuto 36 con un gol de Jesús que hacía creer a la afición, pero rápidamente en la siguiente jugada Adolfo pondría tierra de por medio, sentenciando el encuentro.