DEL 22 DE JUNIO AL 31 DE JULIO

Talleres, deportes y ocio, vuelven con la Escuela de Verano adaptada de Icue Miralmonte

La Escuela Municipal de Verano Adaptada Icue-Cartagena-Miralmonte, vuelve por segundo año consecutivo cargada de actividades deportivas y de ocio dirigidas a niños con cualquier tipo de discapacidad física o intelectual, impartidas por personal especializado y fisioterapeutas.   El concejal de Deportes, Diego Ortega, la presidenta del Club Icue, Isabel Carmona, y el...


La Escuela Municipal de Verano Adaptada Icue-Cartagena-Miralmonte, vuelve por segundo año consecutivo cargada de actividades deportivas y de ocio dirigidas a niños con cualquier tipo de discapacidad física o intelectual, impartidas por personal especializado y fisioterapeutas.

 
El concejal de Deportes, Diego Ortega, la presidenta del Club Icue, Isabel Carmona, y el técnico deportivo del Club Icue, Alejandro Bernabé, han sido los encargados de dar los detalles de la programación de esta Escuela, organizada por el Club con la colaboración del Ayuntamiento y el colegio Miralmonte, en cuyas instalaciones, ubicadas en el Polígono de Santa Ana, se desarrollarán las actividades del 22 de junio al 31 de julio.
Presentación de la actividad. / J. ALBALADEJO / AYTO

 
Tal y como señalaba Alejandro Bernabé, cada día habrá talleres de musicoterapia, para socializar a los niños a través de la expresión musical; clases de natación adaptada donde, además de aprender a nadar, se dará un enfoque recreativo, que se diviertan practicando deporte; multideportes, para enseñarles a los chavales los aspectos básicos de deportes tanto individuales como de grupo; y talleres de ocio, con salidas para conocer la ciudad.

 La Escuela cuenta con un cupo de 20 plazas. Para más información se puede llamar al teléfono 618 65 61 96 o contactar en el e-mail: [email protected]

 El objetivo de esta Escuela de Verano Adaptada lo ha explicado Isabel Carmona, por un lado, ofrecer a niños con discapacidad la oportunidad de disfrutar de su ocio en verano y, por otro lado, dar un respiro a los padres durante esta época de vacaciones, y dado el alto coste que esto suponía, ha sido fundamental la colaboración de la Concejalía de Deportes, cuya subvención ha permitido reducir el precio hasta un 40 por ciento, haciéndolo más asequible y equiparable al resto de Escuelas de Verano no adaptadas.

 Por su parte, el edil de Deportes ha restado importancia a la cuestión económica, esta es una labor que no se paga con dinero, aseguraba, la recompensa es el cariño de los niños que acuden a estas Escuelas.