LOS DE PONTES SE AFIANZAN EN LAS POSICIONES CÓMODAS DE LA TABLA

Meritorio triunfo del Jumilla ante la Balona (2-1)

Pirulo adelantaba a la Balompédica Linense en el minuto 10, pero los vinícolas daban la vuelta a la tortilla por medio de Carlos Álvarez y Manu Miquel.

Foto: FC Jumilla
Foto: FC Jumilla

FICHA TÉCNICA

Fútbol Club Jumilla: Simón, Mario Marín, Migue Marín, Leak, Robles ©,  Manolo, Peque, Manu Miquel, Carlos Álvarez, Ming Yang y Óscar Rico. También jugaron: Dieguito Sánchez, Bouba y Sylvain.

Real Balompédica Linense: Montoya, Abel Moreno, Pierre, Joe, Carrasco, Tarsi, Gato, Sana, Cellerino, Pirulo y Ahmed. También jugaron: Mai y Juampe.

Goles:  0-1 Pirulo (Min.10), 1-1  Carlos Álvarez (Min.29), 2-1 Manu Miquel (Min.34)

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 21, disputado en el Municipal Uva Montastrell ante 550 personas. El árbitro  valenciano Yuste Querol dirigió el encuentro y señaló tarjeta Amarilla para Abel Moreno y Joe de Balona, y para Mario Marín del Jumilla.

CRÓNICA (WEB FC JUMILLA)

Proponiendo. Así comenzaban los de Pontes el primer partido del año en casa. Pero en una llegada de los rivales, Pirulo aprovechaba un rechace para abrir el marcador con un gol tempranero a los diez minutos. Los vinícolas daban un paso adelante y Abel Moreno realizaba un penalti sobre Migue Marín, que ejecutaba Carlos Álvarez para conseguir la igualada sobre la media hora. La máxima alegría llegaba cinco minutos después, con el disparo escorado de Manu Miquel al saque de una falta peligrosa. El primer tanto del cordobés desde su regreso a los terrenos de juego, que servía para dar la vuelta al encuentro.

En apenas dos minutos de la segunda mitad, Manu Miquel buscaba sorprender de nuevo a Montoya tras otra falta a favor. Acto seguido lo intentaba Abel Molinero por bajo, ante un atento Simón. Con un Jumilla una chispa más vivo y mejor situado, afrontaban el ímpetu de la Balona, que buscaba el empate a la salida de vestuarios con seis jugadores ofensivos. Otra falta peligrosa sobre Óscar Rico al borde del área rival y un córner generado poco después, iban narrando cómo los vinícolas no solo superaban el dominio rival, sino que además llegaban a los dominios de Montoya hasta mantener la ventaja después de los tres minutos de añadido.