LA CRÓNICA | OTRO PÉSIMO PARTIDO DE LOS GRANAS, QUE PARECE JUGAR PEOR CONFORME TRANSCURREN LAS JORNADAS

El Murcia sólo es capaz de empatar con el At. Pulpileño en Nueva Condomina (1-1)

El Murcia va como los cangrejos, anda hacia atrás. Esta vez el equipo grana tuvo que dar un frenazo inesperado ante un At. Pulpileño que dio la cara y trató de proponer cosas que el equipo murcianista está echando demasiado en falta. Andrés Carrasco adelantó a los granas en el minuto 50 y Cristo García empataría  solo veintiséis minutos. Que el público abandone el campo antes de tiempo es una señal clara e inequívoca de que hay muchas cosas que no funciona.

FB6_snkXoAERcjp
FB6_snkXoAERcjp

FICHA TÉCNICA

ALINEACIONES

REAL MURCIA: Serna, Popovici (Fran García, 46), Alberto González, Athuman, Luis Madrigal, Armando, Ganet (Javi Saura, 64), Julio Gracia, Juan Fernández, Dani García y Andrés Carrasco (Boris, 74).

ATLÉTICO PULPILEÑO: Erik, Emilio Iglesias, Nacho Ruiz, Fran Martínez, Mati, Cristo García (Pablo Aguilera, 90), Diego López, Cristo Martín (Parra, 87), Juanra Martínez (Areso, 46), Peli (Pruden, 66) y Borja García.

ÁRBITRO: Albadalejo García. Amonestó a los granas Andrés

GOLES. 1-0. Min. 50: Andrés Carrasco. 1-1. Min. 78: Cristo García. Carrasco, Julio Gracia y Boris, y a los visitantes Peli, Emilio Iglesias, Nacho Ruiz y Peli.

INCIDENCIAS: Nueva Condomina. 5.855 espectadores.

LA CRÓNICA

El Real Murcia, que aspiraba a conseguir su cuarta victoria consecutiva como local en el estadio Enrique Roca, lejos de mejorar empeora por momentos. El equipo almeriense, un modesto entre los modestos, adscrito desde hace años a la Federación de Fútbol de la Región de Murcia, sorprendió a los granas y nadie que viese el partido podrá decir que el marcador fue injusto.

Los pulpileños jugaron con mucho sentido hasta el punto de que, en algunas fases del encuentro, llegaron a ser incluso superiores a este Murcia ramplón que, si quiere ascender a la 1ª RFEF mucho va a tener que correr si no quiere que el tren se le escape.

A pesar de haberse adelantado en el marcador con gol de Andrés Carrasco –el de casi siempre- en el minuto 50 el At. Pulpileño, lejos de descomponerse, siguió a su ritmo, con pico y pala, hasta que en el minuto 76 Cristo García conseguía el empate, que ya no se menearía en toda la tarde. Es evidente que el público, lejos de pasarlo bien, se marchó entre el aburrimiento y la desesperación. Y no se sabía bien ni a que estaban jugando ni lo que pretendía.

Lo mejor de la tarde estuvo en el.protagonismo que tuvo el personal sanitario que ha estado trabajando en el punto de vacunación del estadio durante meses y de la afición universitaria, también invitada a ver este partido que, más que eso acabaría siendo un suplício para todos los seguidores granas. Mal lo tiene el Murcia en esta dificilísima categoría que, o te espabilas rápido o te espabilan.