LA GUARDIA CIVIL REALIZA REGISTROS EN LA SEDE DE LA RFEF

Villar, presidente de la Federación Española de Fútbol, detenido en una operación anticorrupción

Ángel María Villar, presidente de la RFEF, ha sido detenido esta mañana de martes 18 por la  Guardia Civil en el marco de una operación anticorrupción ordenada por la Audiencia Nacional.La Unidad Central Operativa (UCO)  que desarrolla una operación anticorrupción contra la cúpula de la RFEF,

thumb

Según informan fuentes de la investigación  se prevé  una decena de detenciones y se están realizado registros en la sede de la Federación.

La operación ha sido ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedráz por la presunta corrupción del presidente de la Federación, Angel María Villar, y de su hijo Gorka a los que se investiga por supuesta falsedad documental, corrupción entre particulares y apropiación indebida. 

Se trata de un macrooperación que incluye numerosos registros y al menos una decena de detenciones. Hay registros en la sede de la Federación Española de Fútbol, en federaciones territoriales y en los domicilios y despachos de los principales implicados, entre ellos, el de Villar. Y también en las sedes de empresas vinculadas a su hijo Gorka.

VILLAR, 29 AÑOS EN LA PRESIDENCIA

El País agrega que la territorial de Tenerife es una de las principales federaciones implicadas en la investigación. Las primeras pesquisas apuntan a tratos de favor de Villar a dirigentes territoriales, usando arbitrariamente dinero de la RFEF. El objetivo sería obtener de ellos apoyos incondicionales con vistas a su reelección como máximo mandatario del fútbol español. Villar fue renovado en el cargo por octava vez en mayo pasado para otro mandato de cuatro años. Ya lleva 29 como presidente, y si agota este último, que confesó sería el último, habrá ocupado el cargo durante un total de 32 años plagados de complicidades con altas amistades en la FIFA que se halla bajo sospecha de corrupción

Gorka Villar, uno de los principales implicados en la redada que desarrolla esta mañana la UCO de la Guardia Civil, ocupa desde finales de 2014 el cargo de director general de la confederación sudamericana (Conmebol), embrión de la trama corrupta que afectó a altos dirigentes de la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA). Es abogado y, siempre bajo el paraguas paterno, ha trabajado para algunas federaciones territoriales españolas, a las que ha prestado asesoramiento jurídico, con minutas de hasta 30.000 euros. Villar hijo no ha sido nunca empleado de la Federación Española de Fútbol, aunque en los últimos años ha actuado como un auténtico factótum de su padre en este organismo. Colaboró, por ejemplo, en la candidatura Ibérica con la que España y Portugal optaron a la organización del Mundial 2018, bajo investigación de la justicia suiza por presunto pago de comisiones.

El nombre de Gorka Villar se ha visto salpicado en el escándalo que afecta a dirigentes del fútbol sudamericano. Eugenio Figueredo, expresidente de la Conmebol, fue detenido y luego extraditado en diciembre de 2016 desde Suiza a Uruguay, su país, donde confesó la corrupción que vivió durante sus 20 años en la Confederación Sudamericana de Fútbol. Ante un fiscal de su país, confesó práctica corruptas que salpicaban a decenas de dirigentes del fútbol mundial. E incluyó en ellas al hijo del presidente del fútbol español.

Esta investigación la dirigen el magistrado del Juzgado Central número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, y las fiscales Anticorrupción Inmaculada Violán y Esther González. Es distinta de las pesquisas que, por otro lado, desarrolla el juzgado de instrucción 4 de Majadahonda (Madrid) también contra Villar y otros altos cargos de la Federación, por no justificar el destino dado a una subvención pública de 1,2 millones destinada a países pobres de África y Centroamérica. Aparte de a Villar, las detenciones previstas afectan también al vicepresidente económico de la Federación, Juan Padrón, entre otros dirigentes deportivos.

Los hechos que se indagan se remontan al año 2009 y sucesivos. Y supuestamente revelan que Villar, como máximo responsable de la RFEF, ha propiciado adjudicaciones de contratas a firmas vinculadas con su hijo en claro perjuicio de las arcas de la Federación, y para enriquecimiento de ambos. Aún no hay una estimación oficial del montante de dinero presuntamente defraudado o detraído. Los investigadores confían en atar las pesquisas con la documentación que intervengan en los registros que se practican desde hoy en la RFEF y en federaciones territoriales, así como en las casas de los implicados.

El juez Pedraz indaga, entre otras, la sociedad Sports and Advisers, que es el despacho de abogados en el que figura como administrador único Gorka Villar, el cual desde su puesta en marcha en 2011 habría obtenido millonarios beneficios gracias a su influencia en la Federación de la mano de su padre y las amistades de este en la FIFA. Por sus manos pasaba la gestión de derechos de imagen y retransmisión de partidos de la selección española, que también se ve salpicada en estas pesquisas debido a los tejemanejes de su máximo responsable.