Un árbitro andaluz es insultado gravemente por salir ‘del armario’

14598746967700_300x190
14598746967700_300x190

“Eres un comepollas y te gusta que te partan el culo, maricón". Estos son los improperios que tuvo que soportar un árbitro de la tercera Andaluza en categoría cadete (de 14-15 años) mientras practicaba el ejercicio de su profesión. Su único pecado: ser reconocidamente homosexual.

El infractor de estos injustificables insultos fue el utillero de la Peña Madridista Linense, equipo cadete que actuaba como local. Para Jesús Tomillero, el joven árbitro de 21 años, estos ataques son del todo improcedentes: "Es lamentable que personas que están educando a menores inculquen esos valores a sus hijos", dice antes de añadir: "Es algo que no se puede permitir. Estamos en el siglo XXI y que sigan pasando estas cosas es increíble", afirma perplejo.

"Es lamentable que quienes están educando a menores inculquen esos valores a sus hijos"

Los insultos llegaron después de que Tomillero señalase un fuera de juego al equipo local. Sin embargo, su tortura no acabó con los insultos del utilero. La falta de respeto verbal continuó hasta el final del partido y, tras él, fue atacado con piedras en el vestuario por alguno de los futbolistas. Ese fue el momento en que decidió denunciar la situación ante la Policía Nacional y también en sus redes sociales, donde ha recibido multitud de mensajes de ánimo.

Pese a toda esta patética situación, nadie puede arrebatarle su ilusión por el arbitraje: "Estoy muy desanimado, pero tengo ganas de volver a pitar. Si piensan que insultándome de esta manera van a conseguir amedrentarme, que sepan que no me van a quitar la ilusión por el arbitraje".