LOS GRANAS, DE MÁS A MENOS

El Cádiz 'B' empieza fuerte y gana 2-1 al Murcia

El Cádiz B se estrenaba en Segunda B, en la tercera categoría nacional. La puesta de largo del equipo amarillo estuvo acompañado de una temperatura agradable y de las limiaciones e incomodidades de un campo como el Ramón Blanco, en las intalaciones de El Rosal. El resultado final, victoria para el equipo gaditano por 2 a 1 ante el Real Murcia.

Seth-celebra-Chapela-definitivo-Murcia_1385571987_104215709_667x375
Seth celebra con Chapela el definitivo 2-1 ante el Murcia. // FOTO: Joaquín Hernández Kiki

Ficha técnica

Cádiz B: Cristian Arco, Iván Robles, Saturday, Momo Mbaye, Franco, Duarte, Sergio González, Víctor Morillo (Javi Pérez, 79’), Sergio Pérez (Chapela, 61’), Jordi Tur y Seth Vega.

Real Murcia: Tanis Marcellán, Álvaro, Edu Luna, Juanma, Iván Pérez (Juanra, 72’), Kevin, Álex Peke (Marcos Legaz, 64’), Algar, Manolo (Víctor Curto, 79’), Albert y Rafa Chumbi.

Goles: 0-1 (35’) Juanma. 1-1 (77’) Sergio González, de penalti. 2-1 (83’) Javi Pérez.

Árbitro: Alberola Rojas (castellanomanchego). Amonestó a los locales Momo Mbaye y Sergio González, así como al visitante Álvaro.

Incidencias: Primera jornada de Liga en el grupo IV de Segunda División B. Unos 1.100 espectadores en el campo Ramón Blanco, en El Rosal, medio centenar hinchas murcianistas. Terreno de juego en buenas condiciones. Tarde con temperatura agradable y viento racheado. Manuel Vizcaíno y Álvaro Cervera presenciaron el partido

La Crónica

Juanma Pavón apostó por un dibujo simple de la temporada pasada con variantes obligadas por los que ya no están en el equipo amarillo, y por las bajas puntuales para el debut del equipo gaditano ante su debut en Segunda B.

Enfrente del equipo amarillo, el Real Murcia, aunque su presupuesto esta campaña haya sufrido una rebaja notable y las aspiraciones de ascenso estén encaminadas a mantenerlas con algún veterano y gente de la zona. Los pimentoneros, arropados por casi medio centenar de aficionados, están llamados a jugar el play-off.

El arranque del choque ha presentado un dominio alterno en la posesión del esférico, con fases en las que los de casa se han hecho fuertes en el centro del campo. Quizás al filial le ha faltado mayor mordiente en el último pase e incluso acierto en algunos balones colgados al área. Si Víctor Morillo era el Javi Navarro de la pasada temporada por la banda izquierda, saliendo de sus botas las jugadas más vistosas, en el cuadro pimentonero era Iván Pérez el que trajo en jaque a los cadistas con su calidad y el hecho de moverse bien entre líneas.

Todo apuntaba a un 0-0 al descanso cuando una llegada colectiva del Real Murcia lo resolvió Juanma con un tiro lejano que alcanzó la red de la portería de Cristian Arco tras tocar el larguero casi pegado a la escuadra izquierda. Fue un palo porque no lo merecía el cuadro murciano.

El resto de minutos hasta el descanso bloqueó a un Cádiz B que trataba de tomar aire y salir de la presión del rival, crecido por la ventaja en el marcador ante un enemigo más joven e inexperto.

A la vuelta de vestuarios se han mantenido los dos onces pero se han equilibrado las fuerzas respecto a lo sucedido en el tramo final del primer periodo. Le costaba al filial acercarse pero al menos evitaba el dominio visitante. Dio un aviso Víctor Morillo, en posición escorada, pero su chut se fue alto.

Con Chapela en el campo para buscar más profundidad por banda, el conjunto de Pavón se quitaba un poco más de complejo para tratar de tutear con más descaro a su rival, que empezaba a buscar en el cuerpo a cuerpo pérdidas de tiempo y enfriar el juego. Quería el esférico el conjunto gaditano, que estaba más fresco. Duarte probó suerte desde lejos y Sergio González examinó la salida del meta murcianista en un buen balón colgado desde la derecha.

A falta de 15 minutos se jugaba más en la zona de los pimentoneros pero con un peligro relativo. Daba un paso atrás el Murcia para cerrar filas y esperar una contra. Aguantando el 0-1. El filial debía exponer y de esa forma cada vez estaba más cerca del área, lugar en el que Seth Vega fue objeto de un claro penalti que transformó Sergio González. El primer gol del Cádiz B en Segunda B queda ya para la historia.

El empuje del empate relanzó al filial y de esta forma Javi Pérez hizo aquello de llegar y besar el santo para anotar el 2-1. Fiesta en El Rosal por tan inmensa alegría. Los minutos que restaban fueron de pundonor y trabajo ante un Murcia que se lanzó a tumba abierta a por otro gol. No llegó y los amarillos festejaron su primera gran alegría.