MORENO BOLUDA, DESTITUIDO COMO ENTRENADOR DEL CARTAGENA FC UCAM

"La planificación fue un error y se envió el mensaje a la afición de contar con plantilla de playoff"

Juan Moreno Boluda en el estadio Cartagonova
Juan Moreno Boluda en el estadio Cartagonova  

Declaraciones de M.Boluda

En el Cartagena Efesé de Tercera División la cuerda se partió a principios de esta semana, como suele suceder, por el lado del míster, en este caso Juan Moreno Boluda, destituido,  una determinación con la que el afectado no está de acuerdo.

“Yo no comparto mi cese por diferentes motivos.  El fútbol ya sabemos lo que es. Después de ascender a Tercera se hizo por la Comisión deportiva una plantilla descompensada en centro del campo y en bandas. Se ficharon muchos defensas, ahí hubo masificación. La suma de ese desequilibrio en la planificación  fue un error. El desequilibrio lo fue  en todos los aspectos. Ha habido unas carencias y no se contaba con los ‘puntas’ necesarios para e ataque y nos ha faltado gol”.

En el régimen interno, en el orden disciplinario, se han tomado medidas y se han roto determinados acuerdos adoptados. El entrenador ha quedado (comentario del informador) como invitado de piedra.

“Se mandó desde el principio un mensaje erróneo a la afición diciendo que se estaba formando una plantilla para jugar el playoff de ascenso. Hubo jugadores veteranos que vinieron a sumar y que no han sumado y en el club ya sabían que algunos ya lo hacían viniendo ya lesionados”

Al final hubo algunos que rompieron al final el vestuario. El mal clima apareció y tendría influencia de la marcha de equipo, con desaciertos. Los malos resultados no son achacables en exclusiva a la mala suerte. El conjunto no daba más de sí.

Con el plantel que había y hay piensa y dice  Moreno Boluda que solo se podía aspirar a la permanencia en la categoría y desea y no tiene duda que se logrará.

“Me molestó que la Comisión deportiva sabiendo  lo que ocurría no tomase decisiones para resolver con normalidad la situación", se lamenta el destituido preparador, que estuvo últimamente dos campaña en La Unión y también en la EF Esperanza, en Tercera (2011)

Desde 2010 posee el título nacional de entrenador de fútbol. Es de la promoción de  Ángel Luis, Pedro Velasco, exjugador del Murcia; Marcote (preparador físico del At. Madrid B), Villa, ex Córdoba y Paco Gallardo entre otros. Ha sido seleccionador de la Federación de Fútbol de la Región de Murcia en 2008 y 2009 a propuesta del director federativo Jesús Rosagro y en esa función tuvo como ayudante a Paco López.

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

DEJEN HACER AL CAPATAZ DE LA OBRA

 

JMB fue guardameta en su etapa de jugador salido de Mula, su tierra, y como entrenador el sábado 4 de mayo de 2019 ascendía a Tercera con el Cartagena  FC UCAM en la penúltima jornada de la Liga. El 1-0  al Bullense sellaba el premio en jornada de puertas abiertas en el 'Gómez Meseguer'. Un gol del joven Iván Albert Nieto en una acción de estrategia, en el minuto 49, permitió ascender al Cartagena clásico, tras  cuatro  años en el purgatorio. 

ayala

Antonio Ayala.

Boluda, con cuatro ascensos ya en su currículo, había aceptado el proyecto de devolver el club a Tercera, con su amigo Paco López al lado. En la vuelta a la categoría por lo que se ve la Comisión deportiva del Efesé, con  facultades para confeccionar el grupo de jugadores (el vicepresidente Manolo Reyes y el director general Leo Gómez) le hicieron un traje  al técnico muleño, pero no a medida. Habla Boluda de descompensaciones en el diseño del grupo para competir.

Ante la nueva etapa que se plantea la Comisión deportiva tendría que modificar sus estrategias y afinar, rectificar, asesorarse mejor, dando crédito  el periodista a lo dicho por JMB. No es bueno hacer y deshacer sin contar con el capataz de la obra.   Tal  vez a Moreno Boluda  le faltó dar el paso adelante y dimitir por propìa voluntad hace algún mes. O cuando empezaba a comprobar la situación. Es lo que pienso. / G. J. 

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII