ARRANCÓ MARCANDO PRIMERO

El Real Murcia salva un punto ante el Marbella (1-1)

Los granas, que se adelantan en la primera parte con un gol de Armando de penalti, sufren para contener a un conjunto andaluz que empató por medio de Lolo Pavón haciendo que el equipo marbellí siga siendo uno de los equipos, a día de hoy, invictos

Iván Pérez saltando a por un balón // FOTO: Artemio
Iván Pérez saltando a por un balón // FOTO: Artemio  

FICHA TÉCNICA

Alineaciones

REAL MURCIA: Lejárraga, Álvaro Rodríguez (27' Dorrio), Armando, Antonio López, Edu Luna, Iván Pérez, Manolo, Juanma, Josema (67' Álex Melgar), Toril (60' Kevin) y Chumbi 

MARBELLA: Wilfred, Saúl González, Dani Pérez, Lolo Pavón, Redru, Elías, Bernal, Mustafá, Paulo Vítor (59' Juergen), Manel (80' Añón) y Óscar 

GOLES: 1-0 Min33 Armando (penalti); 1-1 Min63 Lolo Pavón 

ÁRBITRO: Subirats Matamoros. Mostró amarillas a Mustafá, Manel Martínez, Juergen, Óscar por parte del Marbella y Manolo y Antonio López por parte del Real Murcia. 

ESTADIO: Nueva Condomina. 5.182 espectadores.

LA CRÓNICA

El Real Murcia ha empatado en Nueva Condomina (1-1) ante un Marbella que llegaba al partido de forma invicta. Los granas, que vivieron una primera parte de lo más cómoda, no supieron manejar el partido pese a tener ventaja en el marcador gracias al gol de Armando de penalti a la media hora de juego. El paso por vestuarios permitió al Marbella crecerse. Empataron los andaluces por medio de Lolo Pavón, y si el Real Murcia conservó un punto fue por la buena actuación de Lejárraga y por un fallo de Elías en una de las mejores jugadas del partido.

No hizo Adrián Hernández demasiados cambios. Desde que el técnico descubrió que hay piezas que mejor no tocar, da igual que el Real Murcia acumule partidos por la disputa de la Copa Federación, al final el bloque se mantiene tanto en un torneo como en otro. Armando, Antonio López, Manolo, Álvaro Rodríguez, Chumbi

Todos ellos son imprescindibles. Solo desaparecen del césped por obligación. Eso ha pasado en las últimas semanas con Josema. Una lesión había impedido al muleño ayudar a su equipo. Sin embargo, después de varios entrenamientos con el grupo, el entrenador grana no se lo pensó. A las primeras de cambio, el futbolista que no entraba en los planes de Adrián Hernández cuando comenzó la temporada, estaba entre los titulares, y es que sin él el Real Murcia es demasiado previsible.

Con Josema como gran sorpresa, la otra novedad fue la entrada de un Alberto Toril que en Liga no estaba teniendo confianza. El delantero murcianista, que siempre que ha jugado ha rendido a gran nivel, aportando pelea y abriendo el abanico de posibilidades, aparecía junto a Chumbi.

Los primeros cuarenta y cinco minutos no pasaran a la historia del fútbol. Posiblemente, viendo la escasez de cosas destacadas, los aficionados granas ya los habrán olvidado. Porque lo único positivo de la primera parte vista en Nueva Condomina es lo ocurrido pasada la media hora. Con un Real Murcia que apenas había sido capaz de aparecer en ataque, en una acción que no llevaba ningún peligro, Alberto Toril fue trabado dentro del área por Lolo Pavón cuando iba a revolverse. El colegiado no dudó ni un segundo en señalar penalti.

Aunque todo el mundo esperaba que Chumbi cogiese el balón y se encaminara al punto de penalti, el error cometido hace una semana por el aguileño le frenó. No quiso el '9' tomar la responsabilidad esta vez. Fue Armando, con el brazalete de capitán en el brazo, el que dio un paso al frente. No le temblaron las piernas al murciano, que con calma batió a Wilfred para poner el 1-0 en el marcador y mandar un aviso al Marbella, la etiqueta de invicto no gana partidos.

Y es que los andaluces, pese a llegar a Nueva Condomina sin saber lo que es perder en esta temporada y con una racha de tres victorias consecutivas, decepcionaron en los primeros cuarenta y cinco minutos. Les dejó el Real Murcia llevar la iniciativa, agazapándose atrás y esperando a las contras que nunca supieron hilar pese a que contaron con un par de posibilidades interesantes, pero los de David Cubillo nunca fueron capaces de poner en aprietos a los murcianistas. 


Con la lección bien aprendida, los visitantes encararon mucho por la banda defendida por Iván Pérez, pero el Real Murcia fue aguantando hasta el descanso. Edu Luna, que tiene que comerse el marrón de defender una zona donde su compañero no se vale por sí mismo, fue resolviendo cada problema que le presentaba. Incluso Manolo y en alguna ocasión Josema echaron una mano para cubrir el boquete que parece no cerrarse.

Con un partido demasiado feo, sin nada que destacar, salvo acciones aisladas, como el gol de penalti de Armando (33') o la lesión de Álvaro Rodríguez en el minuto 27, lo mejor que podía pasar para contener el aburrimiento era mirar al reloj y pedir que el tiempo, como cuando apretamos el botón de rebobinar en el vídeo, pasara lo antes posible.

Atrapó Lejárraga el poco trabajo que tuvo, incluso un córner en el que Elías intentó sorprender con un lanzamiento directo; taparon bien Antonio López y Armando a un Marbella que apenas lo intentó por el centro y fueron incapaces los granas de conectar cuando dispusieron de alguna contra.

Después de cuarenta y cinco minutos, con el Real Murcia por delante en el marcador y visto lo poco que había dejado sobre el campo el cuadro visitante, parecía que el Marbella era menos temible que antes de comenzar el partido. Solo faltaba que todo siguiese igual en la segunda parte.

Tres saques de esquina nada más comenzar la segunda parte a favor del Marbella ya avisaban de otra cosa. Iba a tocar sufrir y mucho.

Poco a poco el Marbella fue dando pasos al frente y enseñando lo que le ha llevado a estar en la zona alta de la tabla, pero sobre todo se notó la mejoría de los andaluces con la entrada al terreno de juego de Juergen. Con el colombiano entrando por la banda derecha grana, el Marbella era un cuchillo.

A la vez que los de Cubillo tomaban el control absoluto del partido, el Real Murcia se limitaba a aguantar como podía. Sin embargo, en el minuto 63, pasó lo que nadie quería. Un centro de los andaluces era rematado Óscar. Reaccionó bien Lejárraga, pero como siempre, el rebote cayó hasta dos veces en manos del enemigo. Y con tantas facilidades, Lolo Pavón consiguió poner el empate en el marcador.

Adrián Hernández, que minutos antes había quitado a Toril para sacar a Kevin, revertió su propio cambio. Saltaba al campo Álex Melgar para volver a tener varias opciones en ataque. Sin embargo, el Real Murcia era un auténtico desastre. En esos minutos, no había ningún orden. Las líneas habían desaparecido, cada uno hacía la guerra por su cuenta, y en el banquillo nadie transmitía calma.

Todo parecía favorable a un Marbella que seguía acumulando llegadas. Elías envió fuera la mejor ocasión del partido tras un jugadón entre Juergen y Redru. Lejárraga salvó a los suyos con dos intervenciones mágicas.

En una contra, Iván Pérez cerca estuvo de conectar con Chumbi. Lo volvió a intentar el Murcia en el córner siguiente.

El partido estaba loco, con balones que iban de un área a otra sin intermediarios. Al final reparto de puntos.