LOS GRANAS CAEN ANTE EL SANLUQUEÑO

El Real Murcia vuelve a caer en Nueva Condomina (1-2)

 

Los granas caen en Nueva Condomina y suman su segunda derrota consecutiva tras un encuentro en el que vuelve a ofrecer su peor cara en el primer tiempo 

EH5vSs8WkAUIvz-
El Real Murcia cae en su casa // FOTO: Artemio

FICHA TÉCNICA:

Alineaciones

REAL MURCIA: Tanis, Álvaro Rodríguez, Armando, Antonio López, Edu Luna (71' Andy Escudero), Iván Pérez, Manolo, Víctor Messeguer, Marcos Legaz (46' Álex Melgar), Peque (80' Dorrio) y Chumbi

SANLUQUEÑO: Isma Gil, Navas, Luis Martínez, José Romero, Álex Cruz, Mario Abenza, Nando Quesada (63' Guille), Luis Madrigal (83' Peter), David Segura, Antonio Jesús y Álex Queijo (71' Darío Guti)

GOLES: 0-1 Min 19 Geijo; 0-2 Min 58' David Segura, 1-2 Min 70' Chumbi de penalti

ÁRBITRO:  Fernández Vidal. Amonestó con amarilla a los locales Chumbi, Antonio López, y a los visitantes Geijo, Luis Martínez, Álex Cruz, Luis Madrigal. Expulsó a Armando en el minuto 79.

ESTADIO: Nueva Condomina. 6.500 espectadores.

Regresaba el Real Murcia a Nueva Condomina. Y lo hacía con la oportunidad de conseguir un triunfo que, además de permitir olvidar el tropiezo en Don Benito, supusiese el tercer triunfo consecutivo en el estadio grana. Volvió Adrián Hernández a apostar por Víctor Meseguer para jugar en casa. El centrocampista fue la única novedad no obligada, porque Marcos Legaz aparecía para sustituir al lesionado Víctor Curto y Tanis tenía que ponerse los guantes a última hora por unas molestias de Lejárraga en el calentamiento. Recuperaba el técnico murcianista para este encuentro a Edu Luna y Chumbi, sancionados hace una semana.

No se vio una buena imagen del Real Murcia en los primeros cuarenta y cinco minutos. Si en las jornadas anteriores, pese a los problemas para ver puerta, el equipo grana consiguió mandar en el terreno de juego y llevar el peso del partido, en el día de hoy poco o nada funcionó. Tenían los murcianistas un dominio mentiroso en el primer cuarto de hora. El Sanluqueño, bien colocado atrás, no tenía prisa y cedía el esférico, pero no había claridad en los locales. La defensa vuelve a dar inseguridad y Víctor Meseguer se sintió muy pequeñito en el centro del campo. Solo alguna combinación de Chumbi y Peque daban esperanzas. El de Albudeite no pudo rematar bien un balón enviado por el aguileño tras un fallo de Navas. Fue de lo poco que se vio en ataque.

Los de Adrián Hernández, a diferencia de partidos anteriores, eran incapaces de pisar área. Tampoco había peligro en la zona defendida por Tanis. Sin embargo, el Sanluqueño solo necesitó una ocasión para ponerse por delante en el marcador. Llegaba en el minuto 19. Y, como siempre, la jugada que puso en ventaja a los visitantes se inició en la banda izquierda de los granas. Una vez más, el lateral de Iván Pérez fue la condena de los murcianistas. Ni la presencia de Legaz arregló un boquete que nadie es capaz de cerrar.

Tras un saque de banda, David Segura enviaba un centro largo que caía en los pies de un Madrigal que puso un balón que Geijo solo tuvo que empujar a gol sin que la defensa murcianista se enterase de nada.

No reaccionó el Real Murcia. Los granas, muy espesos durante toda la primera parte, no encontraban el camino. Álvaro Rodríguez no generaba peligro por la derecha, Armando encadenaba errores y Meseguer cada vez estaba más perdido. Uno a uno, los de Adrián Hernández se fuero desconectando, aunque antes de la media hora Peque, desde la frontal, estrelló un balón en el palo.

Ni así se vio un arreón de los locales. De hecho, cuando el Sanluqueño volvió a acercarse al área defendida por Tanis, el murcianismo se puso a temblar. Centraba Segura desde la banda maldita para el Real Murcia, y Luis Madrigal remataba a placer, aunque se estrellaba con el larguero. No se anduvo muy lista la defensa grana, que dejó al extremo de los visitantes volver a conectar con el balón, fallando en esta ocasión lo infallable.

Inició el Real Murcia con otro ánimo la segunda parte. Impulsados por los aficionados, los granas se fueron al ataque. Adrián Hernández además había sacado a su jugador talismán, Álex Melgar. Parecía que el empate estaba cerca. Movían los murcianistas el balón con mayor rapidez, encontraban los espacios dejados por los locales y crecían en la zona peligrosa. Lo intentó Chumbi en un córner, se probó Peque con un disparo desviado y Antonio López cabeceó tras una falta. Todo en apenas tres minutos. Tan lanzado estaban los locales que fueron incapaces de poner un poco de cordura. Desatendieron la defensa y recibieron un duro golpe, tan duro que parecía definitivo. Tenía el balón Antonio Jesús, quien hizo un cambio de sentido en busca de David Segura. En un segundo volvían a verse todas las costuras al equipo de Adrián Hernández. Ni Edu Luna ni Iván Pérez fueron capaces de contener al extremo visitante, que controló el balón y se marchó directo a la portería de Tanis, poniendo el 0-2 y dejando en el más absoluto silencio a Nueva Condomina (58').

Parecía definitivo, pero no lo fue. Le costó al Real Murcia unos minutos reponerse del golpe, aunque en el minuto 70 el colegiado señalaría un penalti que volvería a meter a los granas en el partido, y Chumbi no falló, poniendo el 1-2 a falta de veinte minutos para el final.

EH5vRn8WkAA9zq3

El Murcia cae ante el Sanluqueño // FOTO: Artemio 

El partido iba del negro al gris y del gris al negro por momentos. Si con el gol, daba la sensación de que el Real Murcia conseguiría mucho más, diez minutos después volvió a ver cómo su reacción se cortaba. Armando era expulsado y el equipo se quedaba con diez en el momento en el que solo quedaba lanzarse a por un gol que por lo menos dejara un punto en Nueva Condomina.

Pero al Murcia le faltaron caminos. Solo lo intentó con centros sin sentido desde la banda derecha. No hubo paciencia. Tampoco nadie que pusiese cabeza e ideas. Y los minutos fueron pasando sin que la defensa del Sanluqueño sufriese.

Segunda derrota consecutiva de un Real Murcia que vuelve a acercarse a la zona de descenso.

EH5vSNgXYAEOoQo

El Real Murcia no puede con el Sanluqueño // FOTO: Artemio