ACABAR EN UN OCTAVO PUESTO ERA LA IDEA REAL, SE ARGUMENTA DESDE LA COMISIÓN DEPORTIVA

La especial problemática interna derivó a malos resultados y al cambio en la dirección técnica

Manolo Reyes, responsable de los fichajes en el Efesé del Polígono/Foto SCT
Manolo Reyes, responsable de los fichajes en el Efesé del Polígono/Foto SCT  

El Cartagena Efesé, el que juega en el polígono industrial Beaza, no funciona y así lo refleja el cuadro de resultados. Siete puntos sumados sitúan a los albinegros apellidados UCAM en una posición preocupante-  Aún no han salido de una crisis deportiva que lleva aparejada el que se dé la circunstancia de que el conjunto no haya funcionado como un piña y se ha cambiado el cuadro de mandos en la dirección. Manuel Reyes, por la Comisión deportiva, es entrevistado por este medio digital para que realice un someto análisis de la situación

De entrada las aspiraciones (proclamadas) por los rectores del club de Gómez Meseguer en la precampaña, tras ascender a Tercera División, eran las de jugar la fase de ascenso,  un alto objetivo que sorprendió en algunos círculos,  pero los marcadores conseguidos no están de acuerdo con esa meta y de aspirar a estar arriba se teme la caída de poder volver a Preferente si no se atajan los despropósitos. 

Así se produjo el relevo en la dirección técnica del histórico Cartagena Efesé,  forzada por los resultados con la salida de Juan Moreno Boluda y su segundo Paco López Gómez, y la entrada de Juanjo Tomás Brau y Adolfo Martínez, debutantes  el 10-N y con un 3-3 ante la Minerva en el Polígono Beaza con la mala suerte de encajar el gol de la igualada en el último suspiro.

El equipo albinegro no ha funcionado y así lo reconoce Manuel Reyes, experto en el seguimiento del fútbol y de una seriedad reconocida. Él  forma con Leo Gómez la Comisión deportiva y sobre ambos recae la responsabilidad de componer el grupo humano y casi convivir con él. Reyes, se echa la culpa en un alto porcentaje de los desaciertos en origen. "Se  vendió en verano la idea de jugar por estar arriba en la tabla, como creo haría un comercial, pero en la realidad el propósito era estar cerca del octavo puesto". Reconoce equivocarse en un alto porcentaje de lo ocurrido.

fichas_ayala

fichas_richard

TURBULENCIAS EN EL RÉGIMEN INTERNO

El régimen interno del equipo no ha sido el mejor. Surgieron turbulencias,  antagonismos que no han salido del run-run de la calle pero que se han traducido en un ambiente  nada propicio  para responder en el campo de juego con el fútbol asociación. No lo dice Reyes pero es de dominio público que hubo enfrentamientos, a puñetazos en el vestuario por propios jugadores.

Hubo un futbolista separado de la plantilla (el defensa Antonio Ayala, de 34 años) durante un largo tramo de la campaña y no ha sido el único caso de tratar imponer disciplina. Las diferencias económicas entre unos y otros han tenido efecto negativo y Manuel Reyes estima normal que haya futbolistas especialmente considerados en las retribuciones porque todos no pueden ser iguales.

El club paga religiosamente lo pactado con sus jugadores. Por ahí no hay fisuras. Pero no ha podido desembarazarse de problemas ajenos a los movimientos en el  terreno de juego. Está en la idea de progresar fichando algunos futbolistas, tal vez para centro de campo y ataque, para acabar con las carencias  en varias  demarcaciones de un plantel tachado de descompensado en su composición, pero antes tendrán que salir otros, por la puerta de atrás o por la principal. Hay peticiones de bajas y se está intentando poner orden y aclarar situaciones.

El equipo tiene que mejorar y tendrá que hacerlo  con un mejor talante, más compañerismo acierto y una dosis de suerte. Sacamos esta conclusión en Sportcartagena.