domingo. 23.06.2024

Lucia Reyes, regatista del equipo preolímpico español de Laser Radial, ha llegado a casa tras participar en el Campeonato de Mundo de Clases Olímpicas 2011 que se celebra en aguas australianas de Perth. Muchas regatas, muchas horas de duro trabajo lleva la cartagenera a sus espaldas y el balance que hace, en estos momentos, es muy positivo: “Han sido 4 años que han pasado volando, donde he dejado muchas cosas apartadas (universidad, amigos, familia) para tener la mente sólo en el barco, la valoración siempre es positiva porque hago lo que me gusta y he elegido. Los objetivos que me puse antes de ir a Perth están cumplidos, me hubiera gustado estar más arriba en la clasificación porque estoy segura que el nivel que tengo es mucho más alto que el demostrado en este campeonato, pero estoy contenta con lo que he hecho”, nos explica.

La regatistas cartagenera llegaba ayer por la noche a su casa de Cartagena,  y por su mente no hay otro pensamiento que volver a subirse al barco y seguir con su preparación, aunque previamente quiere disfrutar de un merecido descanso junto a su hermana Fátima y sus padres. “Después de un viaje tan largo es agradable llegar a casa con la familia, amigos y sobre todo dormir en mi cama. Fátima y yo haremos un poco de descanso después de mucho tiempo trabajando duro y en sólo unas semanas a seguir con la rutina de entrenamientos”, comenta.

Tras varios años de peregrinaje, de ir de regata en regata, con el objetivo de crecer y perfeccionarse, pero no sólo en el aspecto deportivo, sino también en lo personal, Lucia Reyes nos desgrana los más positivo de lo que ha podido vivir en este tiempo, pero no se olvida de lo negativo, aunque siempre quiere pasar página ya que considera que “lo positivo supera por mucho a lo negativo”. 

En lo positivo Lucia destaca los viajes que le han permitido hacer “muchísimos buenos amigos y que son para toda la vida”, añadiendo que,  “hago lo que más me gusta que es navegar y además puedo hacerlo al máximo nivel, y no me importa que  sea un día malísimo de viento, con lluvia y frío ya que lo disfruto porque es lo que me gusta hacer”.  Las lesiones son la cruz de esa moneda, el duro peaje que tiene que pagar para estar arriba, tal y como nos cuenta Lucia: “Lo negativo siempre se olvida, podría decir que lo peor son algunas lesiones que me han impedido poder prepararme mucho mejor y hacen pasarlo mal por el dolor mientras navego”.

En su baúl de los recuerdos y en su diario, la cartagenera tienes muchos recuerdos, anécdotas y vivencias que a fecha de no cambiaría ni una sola letra, ni un solo párrafo del guión que ya forma parte de su historia. “Tengo muy buen recuerdo de las dos regatas preolímpicas que he hecho, una en Quindao en 2007 y otra este verano pasado en Weymouth, todavía no he ido a unos Juegos Olímpicos y estas regatas es lo más cerca que un deportista puede sentir de vivir unos Olimpiadas, además estoy contenta de los resultados que obtuve en ambas”,  nos revela Lucia, aunque no se olvida de otras citas importantes como el Europeo de Laser Radial de Estonia en 2010, en la que lograba un buen resultado deportivo. “Terminé quinta cuando nadie apostaba nada por mí, fue una semana difícil, pero mi hermana Fátima y yo estuvimos muy unidas y después de empezar mal el campeonato, nos salió todo bien. Ella terminó once y yo en el quinto, aunque me hubiera gustado que Fátima terminara entre los diez primeros y salir las dos a recoger nuestros trofeos”, concluye la regatista cartagenera.

"Navegar es lo que más me gusta, aunque sea un día malísimo de viento y lluvia"
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios