FASE DE ASCENSO A SEGUNDA A

El Cádiz golpea primero en el Carranza ante el Racing de Santander (1-0)

Victoria del conjunto amarillo ante el Racing de Santander en un encuentro muy disputado y en el que los cadistas volvieron a realizar un buen encuentro. La recompensa llegó en esta ocasión gracias a un gol de penalti transformado por David Sánchez.

 

ocs.www.portalcadista.com.home.fotonoticias.2015-2016.junio.cadiz_racingdesantander_aridanenewspro1

FICHA TÉCNICA

Cádiz CF: Cifuentes, Xavi Carmona, Aridane, Migue, Servando, David Sánchez, Mantecón (Nana, 85’), Abel (Lolo Plá, 51’) Gómez, Salvi, Álvaro García y Güiza (Carlos Calvo, 66’).

R. de Santander: Óscar Santiago, Borja (CouliBly, 72’), Cesar Caneda, Jon García, Santamaría, Granero, Peña, Óscar, Dani Rodríguez (Artiles, 68’), Migue García y Dioni (Manu, 78’).

GOLES:
1-0 David Sánchez (p) Min 68

Árbitro: Díaz de Mera (castellano-manchego). Mostró amarilla a Migue García, Borja, Peña, Dioni por el R. Santander y a Servando, Lolo Plá por el Cádiz. Expulsó a Peña por doble amarilla en el minuto 92’.

LA CRÓNICA

El Cádiz mostraba buenas sensaciones en el inicio de partido que se fueron prolongando hasta la totalidad de la primera mitad. Los de Álvaro Cervera volvían a hacer gala del orden y la solidaridad en defensa y la velocidad de hombres como Salvi y Álvaro García. Muy pronto avisaba el equipo amarillo precisamente con un centro del sanluqueño al primer palo donde Güiza tocaba hacia portería repeliendo el disparo el meta Óscar Santiago. 

El Racing de Santander, con la experiencia de haber perdido prácticamente una eliminatoria fuera de casa ante el Reus, no quería cometer los mismos errores y por ello esperaba al Cádiz bien plantado con la intención de dar pocas facilidades al rival. Aun así Servando probaba fortuna desde el pico izquierdo del área con un potente disparo que Óscar Santiago tuvo que despejar.

Los cántabros intentaron en alguna ocasión poner cerco a la portería cadista, sobre todo con ataques tras robos de balón en el centro del campo, opciones con las que explotaba la velocidad de Óscar y Migue García. Sin embargo los balones que llegaron al área cadista tanto en centros como en saques de esquina no significaron peligro algo. A un minuto de la finalización del primer período Abel Gómez lanzaba una falta escorada a la izquierda y obligaba de nuevo a Óscar Santiago a realizar una estirada con la que evitaba el gol cadista.

El segundo período comenzó con susto en el área del Cádiz en una jugada en la que Borja acababa en el área y su pase atrás fue sacado por Aridane cuando varios jugadores llegaban al remate. No fue la única porque Borja también posteriormente ponía a prueba a Cifuentes con una doble acción en la que el guardameta cadista despejó en ambas ocasiones.

Poco a poco el Cádiz fue frenando el ímpetu cántrabro y la jugada importante del partido para los amarillos llegaba en minuto 68 cuando Salvi era derribado en el área y el colegiado pitaba la pena máxima. David Sánchez se encargó de transformar el disparo desde los once metros y poner por delante a su equipo, llevando el delirio a las gradas de Carranza. Quedaba al menos saber guardar la diferencia, pero esta estuvo a punto de ser contrarrestada por el equipo visitante con un cabezazo de Coulibaly a falta de diez minutos para el final al saque de un córner, en el que no lo hizo con fuerza y Cifuentes supo hacerse con el esférico.

De ahí al final y a pesar de los intentos del conjunto racinguista, el marcador no se movería y el Cádiz viajará al Sardinero con una mínima ventaja.