CON EL RETO DE DEVOLVER AL GIJÓN A PRIMERA

Miguel Torrecilla, nuevo director deportivo del Sporting al desvincularse del Betis

Miguel Torrecilla, el salmantino ex cartagenerista como director deportivo con el presidente Paco Gómez en Segunda, ha dejado el Betis para trasladar su tarea profesional al Sporting Gijón. Lleva dieciséis años en la faena y acepta el reto del descenso sportinguista que obliga a la familia rojiblanca del Molinón a pelear por la vuelta a la mejor Liga.

662x372a_29134659miguel-torrecilla-web (1024x768)
Miguel Torrecilla.

 El de Salamanca  está "viviendo un sueño", puesto que el Sporting siempre estuvo en su mente. Conoce la Escuela de Mareo y del potencial del club aun cuando la situación deportiva es la de jugar en una dura Segunda División.El presidente sportinguista Javier Fernández declaró a la prensa que la contratación de Torrecilla es un paso importante en la consolidación del área deportiva del Sporting, y que  fue la primera y única opción real en la que hubo una propuesta en firme".

Señaló Torrecilla en rueda de prensa que «Esto para mí es un sueño porque vengo a un proyecto en el que creo mucho», El director deportivo fija como prioridad la continuidad de Meré. «He salido del Betis para venir al Sporting. No estaba en el mercado», aclaró el salmantino, que  explicó que «la adaptación de mi familia a Sevilla no estaba siendo óptima y sí que tenía previsto que ellos se trasladasen a Salamanca».

En el Real Betis Torrecilla se había mantenido en activo hasta el último momento ya que: «ultimé el traspaso de Piccini al Sporting de Lisboa, la contratación de Sergio León, la renovación de Pezzella y la llegada de Quique Setién como entrenador".

RESPONSABILIDAD EN EL SPORTING

 «La responsabilidad es enorme y vamos a ser recibidos como el rival a batir en cualquier estadio del fútbol español. Tenemos que asumir esa presión»,

Manifestó un mayor celo en la búsqueda de un nuevo entrenador, su gran caballo de batalla en estos primeros días. Fue preguntado por el gijonés Alejandro Menéndez pero, sobre todo, por Paco Herrera, quien mantiene una estrecha relación con Torrecilla desde hace años.  También por Rubi, con quien anticipó que tiene previsto mantener una reunión en los próximos días. «Hay que tomar decisiones y es un entrenador que a día de hoy está en el mercado», se limitó a señalar.

Ya en Gijón, incidió en que «lo del ascenso inmediato no es una presión; sino un deseo». En ese objetivo, que asumió desde el primer minuto, anticipó que «el proceso no será sencillo y tenemos que estar preparados». Los números del proyecto ya los tiene en la mano desde que mantuviera las primeras conversaciones con Javier Fernández, quien le expuso que la limitación económica estará determinada este año por el último plazo de la concursal.

«Claro que conozco el presupuesto y tenemos una idea marcada, aunque todo puede variar dependiendo de las circunstancias», concluyó, abriendo la puerta a la posibilidad de que sea alterado por alguna salida. Él llegará de la mano de su hermano, el exfutbolista Juan Antonio Torrecilla, 'Toño', que lleva once años acompañándole, y solicitó un margen de tiempo para reunirse con la secretaría técnica rojiblanca y empezar a configurar su grupo de trabajo. Apuntó, en ese camino, que la economía determinará cómo de grande será la red de ojeadores que tenga al servicio del Sporting por España.

«Disponía de una red de ojeadores en el Betis, pero estaba formada en base a un presupuesto. Quiero ver qué se ha invertido y adaptarlo a lo que creo que tiene que ser una dirección deportiva. Para mí es clave en mi faceta tener en mayor o menor medida ese grupo de trabajo», remarcó.