SEGUNDA RFEF| LOS JUGADORES AGUILEÑOS MERECIERON MÁS EN LA SEGUNDA MITAD

Empate que sabe a poco para un buen Águilas en La Nucía (0-0)

El Águilas fuera de casa siguen dando el callo, y sino que se lo pregunten a La Nucía, hasta ahora uno de los equipos más en forma del grupo en donde camina como segundo clasificado y con serias opciones de luchar por el ascenso directo. 
FEwAPAmWUAQB6sq
Empate que sabe a poco para un buen Águilas en La Nucía (0-0) // FOTO: ÁGUILASFC

FICHA TÉCNICA:

CF LA NUCÍA: Jaume, Romera, Moisés, Álex Salto, Kevin, Dasquet (Fofo, 64), Bora Barry (Miñano, 60), Javi Cabezas (Viana, 79), Javi Martín (Rubén, 79), Fer Pina, Marc Mas (Mariano, 64).

ÁGUILAS FC: Léo Santos, Javi Pérez, Uri, Andrias Edmundsson, Mounir (Cellou, 88), Ramón Arcas, Carlos López, Petravicius (Estebán López, 88), Pedro Torres (Iñigo Barrenetexa, 77), Toni Jovic (Juanjo, 71), Rober (Kalu Uche, 71).

ÁRBITRO: Brull Acerete (Colegio catalán). Amonestó a los locales Marc Mas y a Moises y expulsó a Fer Pina (80) con doble amarilla y a Miñano (88) con roja directa; y a los visitantes Carlos, Edmundsson y a Iñigo.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 12 de Segunda RFEF, disputada sobre el césped del Camilo Cano, con unos 200 aficionados.

LA CRÓNICA:

FEvFPVPXwAsmVCK

No pudo aprovechar el Águilas para conseguir la victoria su mejor juego, las ocasiones que tuvieron y el ir en superioridad de efectivos en el campo en los últimos minutos. Los costeros tuvieron ocasiones, sobre todo en el segundo periodo, pero unas veces la falta de acierto y otras el portero visitante Jaume evitaron el gol que les podía haber dado la victoria al equipo costero, que se le niega desde hace cinco jornadas.


El Águilas Futbol Club sacó un punto en su visita de este domingo al Estadio Olímpico Camilo Cano, hogar del Club de Fútbol La Nucía. Los hombres de Gaspar Campillo, director deportivo y entrenador provisional a falta de confirmar la identidad del sustituto de Molo, empataron a cero en un partido en el que, aunque sufrieron en la primera parte, acumularon ocasiones para ganarlo en la segunda.

No era desde luego el conjunto alicantino, líder del Grupo V hasta hace tan sólo siete días, el mejor rival para salir de una crisis de resultados –y sobre todo de autoestima- como la que atravesaba el Águilas. Y así se confirmó en la primera parte. Los de César Ferrando forman un equipo correoso, ordenado y tremendamente incómodo que deja poco espacio a la imaginación del rival. Tal vez por eso, Gaspar Campillo apostó por un centro del campo de puro hormigón armado, con Carlos López y Ramón Arcas en el doble pivote y Pedro Torres ejerciendo de enlace con la punta de ataque, donde por primera vez en el curso vimos de titular a un voluntarioso Rober.

Le costaba, en cambio, generar fútbol a los blanquiazules. Hubo una mejora, es cierto, en la salida desde atrás, pero no terminaba de materializarse en ocasiones claras con las que inquietar la portería de Jaume. No en vano, la más franca de la primera mitad fue para La Nucía. Léo Santos heredó la vitola angelical de Iván Buigues y en un mano a mano con hasta dos futbolistas locales evitó el 1-0, en parte porque a Javi Martín le faltó convicción en un remate que 99 de cada 100 veces acaba en gol. Pedro Torres, en una acción a escasos cuatro minutos del descanso en la que dio continuidad a un balón que Rober bajó del cielo, también gozó de una ocasión para desequilibrar la balanza del lado blanquiazul. Tampoco hubo suerte.

LOS COSTEROS PUDIERON LOGRAR LA VICTORIA

Tras la reanudación, el partido fue cambiando paulatinamente de color. Petravicius en primer lugar asustó a Jaume con un fuerte disparo cerca de la frontal que acabó en saque de esquina. Así mismo, Barrenetxea, nada más saltar al terreno de juego, pisó área y puso de nuevo a prueba los reflejos del guardameta local. Sin embargo, sería en el 91’, con La Nucía jugando ya con nueve tras una doble amarilla de Fer Pina y una roja directa de Miñano, cuando el Águilas más cerca estuvo de ganar el partido. Tras algún intento poco fructífero de un compañero, el balón le cayó a Kalu Uche en el perímetro del área pequeña, si bien su remate salió por la izquierda de la portería de Jaume. La suerte de los blanquiazules (si es que eso existe) tampoco reapareció en el Camilo Cano, pero al menos se vio una clara mejora desde aquel “velatorio” de la pasada jornada ante El Ejido. Es un primer paso y, lo más importante, un motivo para recuperar la ilusión y el optimismo.