Imprimir

Desmontando el mito sobre la afición de Cartagena

Diego de Haro |

Sportcartagena | 28 de septiembre de 2018

La  mala fama del aficionado cartagenerista es cuanto menos inmerecida. Cansado de escuchar a propios y extraños refiriéndose a la afición de Cartagena con expresiones como “aquí tenemos lo que nos merecemos”,  “somos unos derrotistas”, “no tenemos afición”, etc…

Me permito al menos discutirlo, presentando claros argumentos. Por ellos, yo diría que aficiones como la de Cartagena ¡ con lo que hemos pasado!, hay pocas o incluso ninguna.

Me atrevo a afirmar que esos calificativos no tienen ningún fundamento basándome en los datos que les cuento a continuación de la manera más explícita posible.

Pues bien, ¿conocen ustedes  el número de clubes que han militado a lo largo de la historia en  alguna de las 88 temporadas  que lleva a sus espaldas la Primera División española?  ¿no? Son 63, digo bien, 63. Y entre los cuales no se encuentra nombre alguno que represente o haya representado  a nuestra Cartagena, nuestra ‘Cartagena del Alma’ la ciudad que nos vio nacer , en ninguna, absolutamente ninguna vez.  Esa es la clave a mi entender.

Es más, ¿conocen ustedes algún equipo de fútbol que represente a alguna ciudad con más de 200.000 habitantes y con la historia futbolística de la nuestra que no haya disputado ni un solo partido en la máxima categoría nacional? No, no existe ninguno. En las hemerotecas figuran  datos sobre partidos de fútbol que ya se jugaban en este rincón del sureste allá por el año 1903, el ‘Cartagena Foot-ball’ era el más reconocido por entonces.  ¿Acaso no ha habido tiempo suficiente?

De esos 63 equipos de los que hago mención anteriormente, muchos de ellos representan a ciudades menores, en cuanto a número de habitantes,  que nuestra querida capital marítima. Jerez, Sabadell, Santa Cruz de Tenerife, Pamplona, Almería, Leganés, San Sebastián, Getafe, Burgos, Albacete,  Santander, Castellón, Logroño, Huelva, Salamanca, Lérida, Tarragona, León, Cádiz, Jaén, Gerona, Santiago de Compostela, Pontevedra, Mérida, Alcoy, Huesca, Villarreal, Soria, Almendralejo y  Eibar. Además, otras ciudades equiparables a la nuestra con algo más de población son Vitoria, La Coruña, Elche y Oviedo.

Sin contar con los 63 equipos que han jugado en alguna ocasión en la Primera División española desde que se creara en el año 1928, el ‘Cartagena’ en cualquiera de las denominaciones que ha tenido desde que se inició la Segunda División española (Sport Club Cartagena, Club  Cartago, Club Gimnástico  Deportivo,  Athletic Club Cartagena, Sporting Club Carthago, Cartagena Fútbol Club, Unión Deportiva Cartagenera, Club Deportivo Cartagena, Club Deportivo Cartagena-Repesa, Cartagena Fútbol Club, Cartagonova Fútbol Club y por último el Fútbol Club Cartagena,  aunque sigue existiendo el  Cartagena Fútbol Club), nuestro club, el Cartagena, ocupa el puesto 60 en la clasificación general de equipos que alguna vez han militado en segunda división. Pese que en ese mismo año, el 1928, se creara también la Segunda División española, siendo el Cartagena F. C. cofundador de la misma. Años atrás, en 1919, se creó este entrañable equipo, el cual cumplirá próximamente 100 años desde su fundación.

Con tantos años de historia, solamente en 18 temporadas (15 como Cartagena F.C. y otras 3 como F.C. Cartagena) se ha militado en la división de plata del fútbol  español. Muchos años pero pocas alegrías. Difícilmente podríamos encontrar una afición que en tantísimos años de tradición futbolística haya sufrido más sinsabores y desgracias que la nuestra.

Mi recuerdo más lejano de un tremendo disgusto referido al equipo de mis amores corresponde al famoso Cartagena- Hércules del 25 de junio de 1972, en el desaparecido ‘Estadio  El Almarjal’ donde el Cartagena fue apeado de manera injusta del ascenso a Segunda División.

Desde allí hasta el día de hoy muchas son las batallas en las que se el aficionado cartagenero se ha visto envuelto,  y en las que ha sido revolcado por los resultados deportivos unas veces, y otras por problemas extradeportivos, como por ejemplo las veces que ha sido portada de los medios informativos por los encierros de jugadores por no cobrar sus sueldos. Otras por problemas con la justicia de algún que otro presidente, descensos administrativos que desembocarían posteriormente en la retirada de la competición en la temporada 1995-1996, y muchas cosas más que haría interminable este artículo.

Recordemos aquel  23 de junio de 1991 en el Estadio de las Margaritas de Getafe, donde un gol en propia puerta del jugador Pombo,  a escasos segundos para la conclusión del encuentro dejaría al ‘Cartagena’ a las puertas del ascenso a segunda.

Un año más tarde, en Badajoz, después de haberse proclamado campeón del  grupo tercero de la Segunda División B, por delante del que hoy es un consagrado equipo de primera como es el Villarreal C.F., volvió a perder el tren del ascenso en la última jornada de la liguilla, al sucumbir contra el C.D. Badajoz por un rotundo 5-1.

¿Recuerdan el ‘Cordobazo’?  El partido más hiriente que ningún aficionado pueda recordar en el estadio, fue el Cartagonova Fútbol Club contra el Córdoba Club de Fútbol. Aquel día en el que se colgó el cartel de ‘no hay billetes’ y que solamente con conseguir un raquítico punto el equipo hubiese ascendido a la Segunda División. Pero no, la suerte le volvió a ser esquiva al aficionado cartagenerista y después de ir ganando por un gol a cero le remontó el ‘Córdoba’ con lo que la decepción de los más de quince mil aficionados que nos dimos cita aquel día fue escandalosa.

¿El más cruel? Eso creíamos todos, que el ‘techo de la mala suerte’ o ‘crueldad’ o como queramos llamarlo iba a ser  ese partido. Pero no, aún ha habido más como contaré a continuación. Todavía, después de 19 años, muchos aficionados que prometieron no volver al estadio mantienen su promesa.

Si de disgustos en play-off hablamos, no podemos olvidar en la temporada 2005-2006 la eliminación frente al ‘Vecindario’, un equipo al que el Cartagena debería de haber vencido sin ‘bajarse del autobús’.

Años más tarde, en la temporada 2012-2013, volvemos a sufrir otro severo revés al ser eliminados por el ‘Caudal’, otro rival que hizo mucho daño en la moral del aficionado. En la temporada siguiente, 2013-1014 pierde otra vez una eliminatoria de play-off frente a un equipo menor como fue el Real Avilés.

Pero el punto de inflexión fue en la temporada 2014-2015, recién aterrizados los actuales gestores del club, cuando en un partido de play-out, el ‘Cartagena’ estuvo a punto de descender  a la Tercera División. Solo un milagro hizo que no diéramos con los huesos en dicha categoría. A falta de 10 minutos para la conclusión y con un equipo de circunstancias, fueron capaces de empatar un encuentro en el terreno de Las Palmas Atlético, cuando ya estaba prácticamente perdido.

Temporada 2016-2017, vuelve a perder una eliminatoria de ascenso, esta vez contra el ‘Barcelona B’, por un ajustado gol de diferencia en el global de la eliminatoria que le costaría quedarse otro año más sin el deseado objetivo.

Antes hablábamos del partido más cruel que un aficionado al fútbol podría sufrir en sus carnes. Pensábamos que aquel mencionado anteriormente ‘ Cartagonova-Córdoba’ de 1999, iba a ser el ‘no va más’ de lo despiadado, duro, amargo o como queramos llamar a la vileza del fútbol.

Como si de un guión de una película de terror merecedora de todos los ‘Oscar’ se tratara, el pasado día 27 de mayo, en Majadahonda , los varios cientos y cientos de aficionados cartageneristas que nos instalamos en las insuficientes gradas del estadio madrileño, sufrimos lo que nadie, absolutamente nadie pensaba que podía suceder en un terreno de juego. Faltando apenas 20 segundos para la conclusión del partido y con un encuentro totalmente controlado, se fuera todo al garete por un gol en propia puerta de un jugador nuestro.

Con todos estos argumentos y vicisitudes  que cito desde que el fútbol se introdujo en Cartagena. ¿No creen ustedes que no existe ciudad ni afición que merezca ser reconocida por todos como  ‘ejemplar’ más que la nuestra? Pese a todo esto, a día de hoy, somos más de 7.000 los abonados del club.

En nuestro ‘pellejo’ querría yo ver a otras aficiones que alardean de ser las mejores habiendo pasado por lo que nosotros hemos pasado. Pongamos por caso a la afición del Atlético de Madrid a la cual le llaman ‘El Pupas’. Su historia al lado de la nuestra se convierte en un ‘cuento de hadas’. Aquí no somos ’pupas’ aquí nos llaman ‘Cenizos’ que es mucho más grave.

Como dice el refrán “no hay mal que cien años dure” (que son prácticamente los que tiene nuestro fútbol), “ni cuerpo que lo aguante” salvo que seas del Cartagena.

Pero no sólo vamos a contar lo menos bueno de la historia de nuestro club. El equipo que también nos ha dado alegrías (aunque muy pocas). Recordemos Sestao para los más veteranos, Torrejón para los que peinamos canas y Alcoy para los más jóvenes,  son los pocos lugares donde los cartageneros hemos cosechado grandes alegrías con ascenso a Segunda División. ¡Ah!, y  no se me podía olvidar el 1-4 en Nueva Condomina  frente al eterno rival, una ‘preciosa’ mañana de domingo del año 2009.

Pero no, aquí en Cartagena, seguramente por nuestras raíces guerreras en las que hemos sido derrotados y levantados tantas y tantas veces por las distintas civilizaciones que han pasado por esta trimilenaria, seguimos apoyando nuestros colores con más fe que nunca y con los mayores deseos de ver al ‘Cartagena’, nuestro Cartagena del alma, en la categoría que le corresponde. Por consiguiente, pese a todo y todos, es decir, los indignados, quemasangres, pesimistas, agoreros, quemados, protestones, negativos y algunos follaícas…que en el fondo tienen todos los motivos para serlo, pido desde aquí un OLÉ para nuestra afición, la AFICIÓN DEL CARTAGENA.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/diego-de-haro/desmontando-mito-aficion-cartagena/20180928194016071295.html


© 2019 Sportcartagena

SPORTCARTAGENA, S.L. CIF: B-30842108 © 2009-2019

Contacte con nosotros: redaccion[a]sportcartagena.es