Asier Garitano, un ex cartagenerista decapitado en la Real

Asier Gariano, con 24 años de edad, jugaba de delantero en el Cartagena  en Segunda B y era un atacante escurridizo. Marcó 13 goles en su única campaña albinegra, 1993-1994,  y dejó buena estela con el pilareño Antonio Pedreño de entrenador, un profesional sacrificado que trabajaba cm director de un entidad bancaria en su ciudad y por la tarde ejercía de preparador a 50 kilómetros. El equipo no llegó a jugar el playoff porque se le adelantó el Figueres y tuvo que conformarse con un quinto puesto que no tenía premio.

En 2003 acababa el guipuzcoano su carrera de futbolista en el Alicante CF y con este equipo inició la  carrera de entrenador. Cinco años en el banquillo del Leganés, tras experimentarse en varios conjuntos de 2B, uno de ellos el Alcoyano, y desde 2013 a 2018 conquistó ascensos con los pepineros  a Segunda y Primera, con dos campañas en esta categoría.

w_900x700_15133421_apa5568jpg_001

Asier Garitano, un excartagenerista, jugador hace 25 años, despedido como entrenador e la Real Sociedad.

El siguiente reto, todo un ascenso en s carrera, lo comenzó  Garitano  este curso en el club de su tierra, la Real Sociedad, pero su tarea ha finalizado tras 17 jornadas y no sin polémicas por la división de opiniones que ha levantado su cese entre la afición donostiarra. Diecinueve puntos conquistados no fuer suficiente cosecha para la entidad. Tres derrotas seguidas, aunque por la mínima, le han separado de la dirección del equipo  Txuri-urdi y ha sido relevado por Imanol Alguacil, que ya estuvo en la Real.

Garitano es el sexto entrenador destituido en Primera División. Le precedieron Julen Lopetegui (Real Madrid), Antonio Mohamed (Celta), Leo Franco (Huesca), Javi Calleja (Villarreal) y Eduardo Berizzo (Athletic). La Real Sociedad no ha tenido paciencia con aquel pequeño gran jugador del Cartagena que unía habilidad y determinación en las áreas contrarias hasta ser el 'pichichi' del equipo. El club de Guipúzcoa no ha tenido en cuenta el dato de que este mismo año la Real con un equipo diezmado por las circunstancias, formado por canteranos fue capaz de vencer en San Mamés por 1-3 a su eterno rival el Athletic,