Pues sí había 'caso' Menudo

 

Al final había 'caso' Menudo en el Cartagena, que era una balsa de aceite desde que llegó Paco Belmonte. Típicamente desde hace un año los problemas se arreglaban, después del caos instaurado por Sporto. Pero los elementos de juicio -cuantos más mejor- tendrán que esperar para poder opinar en propiedad de una situación que se veía llegar en la salida de Menudo, uno de los que no renovarán contrato.

En el análisis del 'caso' Menudo se desconocen cosas -porque a veces el fútbol lo hacen tan complicado que en un litigio las dos partes van a lo  suyo- y en el imaginario ring de ese combate entre el individualista jugador sevillano y los responsable del Cartagena veo cabezonería repartida en los dos bandos. En una supuesta negociación para una posible renovación de contrato cada cual ha jugado sus bazas.

Menudo tenía unas 'ganas locas' por lograr su continuidad como albinegro y desde que esas enormes ganas de seguir, manifestadas antes de llegar al final de la Liga, hasta el contundente comunicado de este viernes 10 del FCC explicando la causa del desacuerdo y la ruptura por parte de la empresa, ha habido un tramo de guerra fría en el que han trascendido cosas sin sello oficial que dejaban al margen del próximo proyecto al futbolista máximo goleador del equipo. Bajo el manto de que se había abierto un paréntesis en las negociaciones -tópico socorrido- se han tapado rumores y se ha dado pie a los inevitables mensajes en las redes sociales, un capítulo abierto por el propio Menudo con sombra de incógnitas y promesa de que todos nos íbamos a enterar de lo que cuesta un lápiz. De momento Menudo, al no querer hacer manifestaciones promete contestar pronto con un comunicado propio para dar su versión.

 Lo que Menudo quería era cobrar, como todo el mundo, con un finiquito pleno y sin exclusiones pero la contundencia del comunicado del Cartagena deja en fuera de juego al futbolista -yo no sé si díscolo, simpático, ambicioso o desprendido, generoso o tacaño- al exponer por escrito que él tenía la peregrina y absurda idea de querer percibir las primas pactadas en el caso de que jugase el playoff, objetivo al que no se ha llegado como saben hasta en Madagascar. El Cartagena da un portazo a Menudo y su legítima conducta de denunciar al cumplidor club ante la AFE  ha echado leña al fuego y hace imposible que el 'torero' piense ahora en continuar en la plantilla.