LA FAROLA DEL LAGO/ ¡Pedro Cordero Sánchez¡

Varias veces he rectificado el título de este artículo, hay una razón muy poderosa para que esto me haya ocurrido.

Son tan profundos los ancestros futbolísticos  del protagonista de mi "Farola del Lago" que, cada vez que empezaba a escribir me venían a la cabeza su abuelo Pepe Sánchez Llamas, (fue mi entrenador) su tio Jose Ángel, sus hermanos, José, Juan Carlos y Jorge, incluso su padre Pedro Cordero García. Todos, y cada uno de ellos, con méritos futbolísticos suficientes para reflejarlos en columnas y crónicas deportivas.

Pero...no es justo, que nadie, ni siquiera su propia familia le "quite" protagonismo a una persona que...por sí sola, tanto humana como deportiva ha  llenado veinte años de la historia del fútbol en España, y que...siendo  más cartagenero que el Icue, ha sido querido y admirado en todos los equipos que ha jugado, donde ha dejado su extraordinaria calidad, y su honradez profesional,  hasta el punto de ser  llamado para formar parte de la Selección Nacional Española, (B) por los seleccionadores  Luis Suarez, y Chus Pereda.

Tengamos en cuenta que, esto solo lo han logrado tres cartageneros de España, José Castillo en 1.931, Juanmi en el 2.000 y Pedro Cordero en 1.990, y...Añil, que fue llamado por Kubala para una prueba.

¡Pedro Cordero! merece, no un artículo de mi Farola, merece un libro entero. De verdad que es asombroso bucear un poco en la vida deportiva de nuestro paisano, conforme leo más orgulloso me siento. Siempre he tenido una gran admiración por este futbolista, desde el día que debutó de la mano de Felipe Mesones con 17 años, en la temporada 86/87 contra el Sestao, se metió al público en el bolsillo, recuerdo su primer gol en el Almarjal, entró a cámara lenta, y los aficionados (yo entre ellos) le empujamos mentalmente para que entrara. En él, veíamos la perla de la cantera, lo tenía todo... entusiasmo, clase, juventud...y lo aprovechó, ¡ya lo creo que lo aprovechó!

IMG-20201101-WA0009
Pedro Cordero Sánchez (d) junto a su familia: de izquierda a derecha su pareja Elena, sus hijos Pablo y Álvaro y su madre, Angelita/Foto SCT

Pedro Cordero, nació poco menos que con las botas de futbolista puestas, en su entorno familiar se "respiraba" fútbol por todos lados, y el, cuando apenas andaba ya empezó a prepararse para serlo, Felipe Mesones (que de esto sabía un rato) "olió" que ahí había "madera", y le hizo debutar en Segunda División cuando era todavía juvenil. Poco le duró al Cartagena FC porque el Real Murcia que, estaba en Primera División   le echó las redes, ofreciéndole al Cartagena ocho millones de las antiguas pesetas y un partido en El Almarjal, y naturalmente Pedro se convirtió en jugador del Real Murcia, siendo el futbolista más joven de España en la máxima categoría. Hay una anécdota muy divertida que cuenta mi buen amigo, el gran árbitro cartagenero  Alonso Gómez López, y la cuento textualmente.

La presentación de "Corderico en Murcia se produjo en un partido amistoso contra un equipo extranjero, que arbitró Alonso, y que quería de todas todas que nuestro "Corderico" tuviera un buen debut, Alonso, estaba deseando que Pedro se "tirara" en el área, y en efecto, en cuanto le tocaron penalti a favor del Murcia, y Cordero fue el héroe.  Cordero, triunfó plenamente en el Real Murcia en Primera, siendo llamado para la Selección Española junto a su compañero Javi Rey, tras su paso por el Murcia y por el Salamanca, (donde coincidió con otro cartagenero "ilustre", Manolo Palomeque), retorna a "su" Cartagena F C.

En la vuelta a su tierra (en plena juventud) formó parte de aquel equipazo que presidía Belda, y dirigía Voltaire García, y que cuajado de jugadores canteranos...Sebastián, Palomeque, Paco, Rai, Alfonso, J.R. Egea, Angel, Brau, Bartolo, Ruiz López, Pablo Ruiz, M.Requena...
hasta 15 futbolistas de la tierra, que nos dieron una gran satisfacción aquel 12 de mayo de 1991, ganando en el Rico Pérez al Hércules 0-3. Volvió Pedro Cordero a Primera División, a las órdenes de Benito Floro, y Víctor Esparrago, en aquel Albacete Balompié que  asombró a la España futbolera, y volvió a ingresar otros seis millones de pesetas a su Cartagena FC  por su traspaso. 

Perico, como le conocen sus amigos, ha marcado más de cien goles, ha jugado en Primera con el Murcia y el Albacete del 'Queso Mecánico' de Benito Floro y ascendió al Córdoba a Primera siendo él su director deportivo

Es imposible sintetizar en una "Farola" una vida tan intensa y tan extensa, como la de Pedro Cordero, sus cifras son extraordinarias, Fijaros amigos, ha jugado 476 partidos oficiales, en equipos como el Cartagena, Murcia, Salamanca, Albacete, Castellón, Badajoz, Toledo, Cacereño, Ciudad de Murcia, Cartagonova...ha marcado más de 100 goles, ha ayudado económicamente a "su" Cartagena (incluso perdonando dinero de su nómina), ha sido internacional, defendiendo  los colores de España, y ha paseado el nombre de nuestra ciudad con mucho orgullo.

Nuestro paisano, ha sido una de las "glorias" futbolísticas de nuestra  ciudad, y es de justicia que lo digamos, y que lo sepan las nuevas generaciones, entre las que se encuentra su hijo Álvaro, que intenta abrirse paso en este mundo tan difícil y tan competitivo. Pedro Cordero Sánchez, sigue en lo que ha sido su vida ¡El Futbol!, ofreciendo su sabiduría en las secretarias técnicas como Director deportivo de equipos españoles de todas las categorías, y además, junto a sus compañeros de siempre Paco Sanchez, Isidoro y Requena dirigen la EF de Santa Ana.

Es un orgullo para mí, poder escribir en mi columna de SportCartagena "La Farola del Lago", un poco de la historia tan bonita y tan gloriosa de una gran persona, y un gran cartagenero de España.

P.D. Deseo dedicarle este artículo a Pedro Cordero Sánchez, a su pareja Elena Martínez Otón , a sus hijos Álvaro y Pablo, a sus padres Pedro Cordero Garcia y Maria de los Ángeles Sánchez Albaladejo y a sus  hermanos  José, Juan Carlos, y Jorge. Y un recuerdo (espero que lo vea desde ‘arriba’) para su abuelo, el gran entrenador Pepe Sánchez ¡Llamas!