jueves. 06.10.2022

Increíble, irrepetible e incomparable FC

Increíble, irrepetible e incomparable, por supuesto. Increíble porque le pasan cosas raras como a ningún club. Irrepetible porque esa historia de desventuras del FC y alguna que otra ventura es tan real como triste, pero ahí estamos. E incomparable porque las comparaciones son odiosas, sí, porque hay que ver al guapo que se quiera comparar al FC.

Algunos aficionados amigos me dicen que hay que tener paciencia para subir y les respondo que sí y que hay que aceptarlo cuando es por mala suerte –y de eso nosotros sabemos como el que más- pero no por errores continuados, subsanables, dejando pasar el tren –tan pocas veces a mano- como en esta temporada 2016-17. Y me dicen : mira el Cádiz, el Málaga, el Murcia y tantos otros sumidos en el infierno tantas temporadas y del que tanto cuesta salir. Y tanto. Como que parece más fácil subir de 2ª a 1ª que de 2ªB 2ª A. El Málaga, después de mucho tiempo, salió y vean dónde está y cómo las últimas temporadas. Al Cádiz, caso único y con afición grande y numerosa siempre, le costó pero este año ha estado a punto de regresar donde solía, a la1ª de los grandes y sólo hacía un año que nos dejó.

Cuando el FC tenga la biografía de estos clubes hartos de estar en 1ª o por lo menos en 2ª A…intentemos compararnos. Sus historias son apabullantemente superiores a la nuestra (que casi no tenemos nada para presumir). El Cádiz además tenía y tiene un torneo de verano, el Carranza, que durante muchos años fue el mejor de España. Igualito… Y para el Murcia estar en 1ª es algo natural mientras que para nosotros sabemos sólo que esa División existe. Y para mayor inri hay cinco o seis ciudades, incluso más, que están en 1ª con menos población que nosotros. Así que trabajemos bien y empecemos a escalar. Poder se puede ahora. Siguiendo la política económica actual de presupuestos y fichajes y rectificando la muy errónea deportiva. No repitiendo la nefasta “revolución de invierno”, ni la salida traumática de jugadores muy queridos por los aficionados sin dar –por supuesto- una explicación que lo avale, ni dejar salir a elementos claves de esta temporada sin decir claramente por qué, ni mirar a poblaciones donde son menos y están arriba, como Almería, San Sebastián, Pamplona, Getafe, Vitoria, Eibar y tantas otras. Y en su día Burgos, Santander, Albacete, Castellón, Logroñés, Huelva, Salamanca y Cádiz. Y otros lo lograron. Si tantos lo lograron, ¿por qué no el FC? También el FC puede ser tachado de imposible e incomprensible.

Como imposibles nos definió Jémez, el que nos subió, una noche en Madrid. Se lo dijo a mi hijo Álvaro en la discoteca Pachá cuando entrenaba al Rayo. Y para algunos también incomprensible porque es imposible comprender la trayectoria del FC desde la lógica, pero todo es enderezable y esto es lo que esperamos y que puede suceder. Y que debe hacerlo. Y lo espero como periodista y seguidor del equipo de mi sangre, de mi corazón, de mis sentimientos, de mi alma y de mi historia. La combinación del blanco y negro me vuelve loco, aunque preferiría otros colores más alegres. Y por eso soy socio en la distancia y creo que así contribuyo a mejorar mi equipo aunque el dinero se dilapide en política absurda que tira ascensos por la borda. Y para eso hay que ejercer honestamente el periodismo que es crítica constructiva, contrapoder y aguijón. Y para intentar hacerlo bien me informo diariamente, leyendo todas las opiniones y hablando con amigos que van a todos los partidos, ver los que puedo en el Cartagonova y en vídeo o en transmisiones en directo. Y lo importante es analizar los datos, los hechos. Nunca juzgo intenciones (que incluso han podido ser buenas últimamente) sino hechos (muchos de ellos lamentables). Una cosa es la mala suerte y otra hacer las cosas mal.

A mí, día a día, me interesa todo lo de este equipo por lo que cada jornada y desde hace muchos años le dedico una pequeña parte de mi vida. Y lo sufro como el que más. Una tarde me lamentaba de otro resultado adverso y mi hija Macarena, acostumbrada a oir estas penas mías, y seguramente harta, me dijo : Papá, ¿por qué no te cambias de equipo? a lo que le respondí y tú ¿por qué no te cambias de padre?. Ni tú ni yo podemos. Yo seré siempre tu padre y el FC , siempre mi equipo. En todo lo bueno y lo malo. Hasta el final de mis días. Sólo soy del F C. De ningún otro equipo. Por eso me duele más. Y por no estar nunca en el sitio que nos corresponde. Y no hay nada que me sienta peor que ver un año tras otro sufrir a esa afición que cada vez es mejor. Ni del Real Madrid, ni del Atlético. Sólo exclusivamente esperando que el FC se convierta en el gran altavoz de mi ciudad como estuvo a punto de serlo en la finalmente desgraciada temporada con JIM oliendo a 1ª. Hay que ver los defectos de personas y cosas a los que se quiere.

Puedo enumerar los de mis padres, ya fallecidos, y los de mi mujer y mis tres hijos. Para corregirlos. Y a la vez decir sus virtudes para que crezcan. Se aprende con los fracasos pero sólo se avanza con los éxitos. Y así dejaremos de ser increíbles, irrepetibles, incomparables, imposibles e incomprensibles en lo malo. Y serlo en lo bueno. Imposibles e incomprensibles además, a pesar de los pesares es el Penas de mi corazón.

Increíble, irrepetible e incomparable FC
Comentarios