martes. 23.04.2024

Me equivoqué, don Julián

Carta abierta a Julián Calero, entrenador del Efesé

Pues sí, he de reconocerlo. Estaba equivocado, don Julián. Pero seguro que será capaz de perdonarme y entenderme llegados a este a punto. Jamás pensé que este equipo pudiera sacar 13 puntos de 15 posibles, haciendo algo que ningún otro equipo ha hecho en la categoría esta temporada. No me entraba en la cabeza que estos jugadores, que perdieron 0-3 ante el Burgos y 3-0 en Huesca cuando parecía que empezaba la remontada dieran este cambio tan brutal, un giro de guión insospechado.

Entiéndame, don Julián. Cuando decidió venir a Cartagena a echar una mano yo era de aquellos que pensaban que el cambio vendría bien. Su perfil me convencía en la actual situación: usted es sobre todo un tipo con las ideas claras, motivador, y capaz de levantar lo que parecía muerto. Sin duda, eso ya se veía venir. Pero me duró poco la fe, lo reconozco. Conforme fueron pasando los partidos y las ansiadas victorias se escapaban, una vez por esto, otra vez por aquello, comencé a resignarme. Dudé de todo y de todos, y preferí empezar a asimilar el descenso como destino inevitable a final de temporada.

008
Julián Calero, propulsor de la reacción increible del equipo albinegro

Pero usted no dudó, y eso es algo que he de agradecerle. Porque esta reacción que ha llevado al equipo a recuperar en un mes el terreno perdido desde agosto hasta diciembre tiene un gran artífice, y es usted, don Julián. Con su método, con su estilo, con sus artes, pero sobre todo me da la sensación de que ha sido el único que ha creído en que esto era posible. Ha sostenido al Cartagena sobre sus hombros y ha conseguido levantarlo. Eso es de chapó.

A estas alturas, con solo unos meses en el cargo, ya se ha puesto a la altura de mis entrenadores favoritos del Cartagena en los últimos tiempos. Soy fan de don Luis Carrión, como no podía ser de otro modo. Igualmente me encantó el trabajo de don Alberto Monteagudo, a quien le faltó una pizca de suerte para rematar la faena en Majadahonda. Pero también me encantó la etapa de un técnico al que encuentro muchas similitudes con usted, en el fondo y en la forma. En el trato, y en ese tono tan motivador. Creo que usted, don Julián, tiene mucho de Pacheta, un entrenador que echaron de manera injusta a las puertas de un play off de ascenso (va a hacer ya 12 años de aquello, como pasa el tiempo).

Deseo y, ahora sí, creo que usted podrá rematar la faena a final de temporada. Me equivoqué, don Julián, menos mal que me equivoqué.

Me equivoqué, don Julián
Comentarios