sábado. 25.05.2024

LA FAROLA DEL LAGO | ¡Del Cartagonova al Cielo!

Hay una película Española, rodada en 1952, y dirigida por Rafael Gil, llamada “DE MADRID AL CIELO”.
Screenshot_20240416_184035_Gallery

Los actores, eran Manolo Morán, María de los Ángeles Morales, Fernando Sancho, Gustavo Rojo, Julia Caba Alba etc. Todos grandes actores, que nos han hecho disfrutar muchas veces con sus dotes interpretativas. El argumento de la película está basado en transmitir al espectador la ilusión de dos jóvenes por triunfar en sus profesiones. Naturalmente, adornado con pasajes muy bonitos de la capital de España.

Estoy seguro que…mis queridos lectores ya estarán preguntándose ¿hacia dónde nos querrá llevar Loren con su nueva FAROLA DEL LAGO?, no preocuparos, veréis como os llevo a algún sitio agradable, para que paséis cuatro minutos entretenidos. Es lo que pretendo, y…espero conseguirlo.

Hay varios sentimientos encontrados en el título del artículo. Por un lado, (importantísimo) la sensación de “bienestar” que me inunda cuando entro al estadio, y emerjo a él por el vomitorio de la puerta 22. Y…por otro, el recuerdo reciente (muy reciente) de un compañero de asiento que… nos acaba de dejar, para irse (seguro) al cielo, (si este existe). Debo por tanto, diferenciar en dos partes el argumento de este artículo. La primera parte, la dedicaré a explicar el ¿por qué? me siento en el cielo cuando estoy en el estadio. Y…la segunda, la escribiré con la emotividad que me produce el recuerdo de mi querido amigo de…asiento Paco García Blaya.

Es muy difícil definir las sensaciones que siente un aficionado al fútbol el día de partido de su equipo. Desde que te levantas de la cama ya tienes la mente preparada, pensando en el encuentro que va a disputar tu equipo ese día, (y…no digamos nada si el encuentro es importante, ufff) Sales a la calle, y…tu primera impresión es mirar al cielo por si hay nubes, cuando ves que está soleado respiras tranquilo, y sonríes, vaya partidazo nos espera, si por casualidad a tu vecino le gusta el fútbol, y te encuentras con él…la conversación puede ser la siguiente: Enrique, vaya partidazo nos espera esta tarde ¿eh?, esperando (naturalmente) que Enrique tenga tus mismas sensaciones (eso, se da por hecho). Voy a poner un ejemplo real. El encuentro de nuestro F.C. Cartagena de España el próximo lunes ante el Real Oviedo será épico, pues nos juagamos nada más y nada menos que…casi la permanencia en el fútbol profesional. Haré una pequeña “glosa” de lo que nos espera el lunes próximo, y veréis como llevo razón cuando digo…DEL CARTAGONOVA AL CIELO (si nos lo hemos ganado).

El lunes 22-04-24, desde el momento que ponga los pies en el suelo estaré pensando en el encuentro que, esa noche, disputará nuestro equipo en el… (a mi me lo parece) maravilloso estadio Cartagonova, pensaré a qué hora debo irme para poder aparcar, también pensaré en la cantidad de amigos que estarán en la rampa de acceso a la puerta 22 compraré mi almohadilla (como vengo haciendo tantísimos años). Y entraré al estadio (antesala del cielo). Ante mi vista, aparecerá iluminado EL CIELO DEL CARTAGONOVA y… ese azul oscuro, se verá neutralizado por el verde intenso del precioso césped. Se oirá como un fuerte eco el murmullo de la afición comentado las alineaciones, y…me irán saludando mis amigos hasta llegar a mi asiento (me comentaba mi amigo Javi Caparrós que… debería irme una hora antes para saludar a tantos amigos que tengo). Por fin, llegaré a la fila 11 butaca 10 de tribuna, y… ¡AHÍ! en las butacas  8 y 6 estarán Ana y Paquico, los hijos de mi querido vecino de asiento de tantos años Paco García Blaya que ya no está con nosotros, aunque… nos ve desde el cielo.

Debo y… quiero, tener un recuerdo para mi amigo Paco. Veréis, conocí a Paco en el fútbol (cerca del cielo) fue mi compañero de butaca muchísimos años desde que eran pequeñicos sus queridos hijos Anita y Paquico, hoy, ya son “casi” mayores, Anita ya es una enfermera especializada que ha conseguido una plaza en Badalona, y Paquico cuando termine sus estudios será un gran profesional porque…de casta le viene al galgo. Prosigo describiendo (someramente) a mi amigo Paco. Como decía anteriormente, le conocí en el fútbol, a través de nuestras conversaciones de antes y durante los encuentros de nuestro (nunca mejor dicho) querido EFESÉ. Mi conocimiento de las personas por tantos años de experiencia, y tantos años de trato profesional, me hizo ver que estaba delante de un buen hombre, de un gran aficionado al fútbol y…sobre todo de un buen hijo, buen esposo y buen… ¡buenísimo! padre. Los recuerdos me brotan, y en mi mente le veo llevando a sus hijos desde pequeñicos al fútbol, a veces también le acompañaba su bella esposa Mari Carmen (a toda la familia la hizo futbolera). Me guardaba siempre la Gaceta pues sabía que me gustaba coleccionarlas. En tantos años de trato se mostró siempre como un hombre feliz y sobre todo prudente y tranquilo.

Un día de partido, hace muy poco, en el encuentro que le ganamos al Mirandés, ¡aquí! en el cielo del Cartagonova (no podía ser en otro sitio) cuando llegué a mi butaca me encontré a su hijo Paquico, estaba solo, le vi muy serio ¡casi lloroso!, me sobresalté, y le pregunté… ¿Paco y tu padre?, su respuesta fue terrible, me dijo… Loren mi padre ha fallecido, nos abrazamos intensamente, en silencio, yo, no podía articular palabra, y el chico tenía los ojos enrojecidos de tanto pesar. Ha pasado un poco de tiempo, he podido abrazar a su hija Anita, y me han prometido los dos que seguirán siendo socios del F.C. Cartagena, sobre todo por recuerdo a su padre. Querida familia sé que habéis heredado la serenidad de vuestro padre, y también sé que le guardaréis eterno amor. Sirva este pequeño articulo de mi FAROLA DEL LAGO como recuerdo de un buen hombre, y un gran aficionado al fútbol que (seguro) está en el cielo.

PD.
Le dedico esta FAROLA DEL LAGO a toda la familia de mi amigo Paco García Blaya, a su esposa Mari Carmen García Pérez, a su hija Anita, y a su hijo Paco, en la plena seguridad de que guardarán un eterno amor por mi querido amigo.

LA FAROLA DEL LAGO | ¡DEL CARTAGONOVA AL CIELO!
LA FAROLA DEL LAGO | ¡DEL CARTAGONOVA AL CIELO!
LA FAROLA DEL LAGO | ¡Del Cartagonova al Cielo!
Comentarios