¡LA FAROLA DEL LAGO! ¿Qué está pasando?

Me encuentro tristón, no sabría explicar a ciencia cierta que está pasando, pero...algo flota en el ambiente que frena mi optimismo desbordante de hace unas semanas, con  el ascenso de categoría de nuestro F.C. Cartagena. Lo pienso serenamente, con la tele apagada, sentado en mi sillón, son exactamente las seis de la tarde de hoy, 17 de agosto de 2020, y me pregunto ¿qué te pasa Loren?, ¿qué motivos tienes para sentir esa sensación de intranquilidad?.

Abro mi armario mental, y empiezo a mirar "estanterías", la primera que miro es la de la salud, (sin ella, no puedes ni seguir pensando) y me la encuentro totalmente limpia y pulcra, y me tranquilizo en ese aspecto. Sigo pensando, y recuerdo que anoche me dijo un vecino, Loren eres un privilegiado de la vida, a tus años, y no tienes ni un solo "achaque", y hasta sigues trabajando, le sonreí, y le dije, ¡oye! pues... es verdad, me encuentro muy bien, todavía (y esto es un gran síntoma) me puedo duchar perfectamente, cortarme en un santiamén las uñas de los pies, y amarrarme fácilmente las cordoneras de los zapatos, esto, que parece poco, a ciertas edades ¡es mucho!. por otro lado, (es importantisimo) mi familia se encuentra ¡perfecta! en el tema de salud.

Pero...abro otra estantería, (esta mas amplia) y sigo con el tema de la salud, Cartagena de España está triste, muy triste, por las mañanas cuando voy a la confitería de La Vaguada a tomarme la torradica y el café con leche y leer la prensa, todo es tristeza, debemos estar separados, los malditos "rebrotes" de esta infame pandemia, han conseguido que, a la par que el "criminal" virus ha servido para que, los periódicos, televisiones, radio y todos los medios de comunicación, llenen páginas y más páginas, y horas (miles) y programas de todo tipo (del corazón, técnicos, serios o informales) todos los programas, han hecho que se hagan famosos los "científicos", que machaconamente, día tras día, te están ametrallando con las mismas palabras. Hasta incluso el propio "

‘doctor’ Fernando Simón con su voz cascada (a veces ininteligible) y su estilo informal y extraordinariamente "progre" se ha hecho "super-famoso" repitiendo día tras dia lo mismo...hoy ha habido tantos casos, seis menos o seis más que ayer. Y así, un día y otro durante siete meses, se ha ido minando la moral de todo el pueblo, reflejando en las caras el miedo y perdiendo el humor, 

Y España está triste, los pobres restauradores y autónomos de todas las categorías, que esperaban como agua de Mayo el verano para poder pagar a sus trabajadores, han visto como les han vuelto a cerrar sus comercios, ante el temor de una    "limite". Y nuestra "perla", nuestro querido Mar Menor lleno de "asqueroso" fango pantanoso impregnado de sulfhidrico producido por las bacterias orgánicas muertas, (a propósito), me gustaría que los ecologistas, (cuya voz es tremendamente influyente) además de (la muy loable labor) preocuparse  por el Fartet, las Necoras, caballitos de mar..y de toda clase de flora  fauna del Mar Menor, (labor esta importantisima) de vez en cuando también se acordaran de los niños que no pueden entrar al agua en el Mar Menor porque se les hunden los pies en las ¡arenas movedizas! y pidieran (cosa harto improbable) que se limpiara ese inmundo "cenegal" que tanto daño produce a la sociedad "humana".

Iba a hablar solo de fútbol, pero es que (analizando mi tristeza) se me ha ido el santo al cielo, y...ya veis, me enrollo, y empiezo a escribir y a ver quién me para. El fútbol, ¡ay! mi querido fútbol. Esta estantería siempre está a tope, limpia y...desempolvada.

Screenshot_20200817-212029_Gallery

Hasta el monumento al soldado está triste y con mascarilla

Se han apagado un poco los ecos de ese inenarrable 19 de julio en Málaga, ya se nos han secado las lágrimas (a los que lloramos de alegría) eso, unido a los silencios "ficheriles" y unido también a que el "booon" de socios ya se produjo, (gracias al acierto de los rectores del Club) hace que, de momento la "exaltación" blanquinegra, esté un poco al acecho para explotar. Un punto de reunión que es (a mi juicio) la cafetería del Estadio Cartagonova todavía permanece cerrado, y ese punto de contacto tan importante para la afición, hace que todo parezca un poco mas lejanos. Gracias a que las redes sociales, nos permiten (a los que vivimos con intensidad nuestro querido deporte) estar,  y comentar los aconteceres diarios.

Me preguntó, en una de sus ultimas entrevistas (que me hizo) el gran periodista Guillermo Jiménez ¿Loren cuanto tiempo tardas en escribir una "Farola del Lago"?, te respondo querido Guillermo. He tardado exactamente (en escribir este improvisado articulo) dos horas y cincuenta y dos minutos.Todo escrito de una "sentá".

Bueno amigos, esperemos que la alegría se abra paso a codazos sobre la tristeza que nos invade, y que pronto podamos todos abrazarnos, y exteriorizarla abiertamente. Os quiero.