lunes. 27.06.2022

LA FAROLA DEL LAGO ¡Melenchón¡

Buscando en el baúl de los recuerdos, (como cantaba Karina) entorno los ojos y... pienso. Afortunadamente mi baúl sigue lleno, pese a que, con mucha frecuencia lo abro, para extraer alguno y... plasmarlo. En mi recorrido mental, visito mil lugares, recupero montones de situaciones, y en algunas de ellas me paro, me recreo en mi pensamiento, y.… compongo la historia que quiero contar y...la escribo.

 

Ya sabéis, (lo he dicho muchas veces) que no escribo biografías, cuento historias que he vivido (casi siempre en primera persona). Esta de hoy, la he llevado siempre en mente, esperando el momento de sacarla a la "luz", creo que...ahora que todo es felicidad, en el futbol Cartagenero de España, es el momento de seguir dando protagonismo a futbolistas "nuestros", que tanto nos han hecho disfrutar, y... a los que  debemos la divulgación (con orgullo), del nombre de nuestra querida ciudad.

Esta historia, habla de... ¡MELENCHÓN!, Alfonso Melenchon Sánchez, grandísimo (extraordinario diría yo) futbolista, y sensacional persona, mi "Farola del Lago" le debe un pequeño homenaje, y... le he dado luz, (se había fundido una tulipa, y la tenía apagada), para que  alumbre mi inspiración, y pueda en estas breves letras, sintetizar toda la admiración y respeto que siento por él.

undefined
Alfonso Melenchón en una imagen actual con otros tres ¡grandes¡ del cartagenerismo, Antonio Hernández 'Añil' y el gran perico Arango. Un trio que hoy valdría algunos millones

Veréis, recuerdo con cariño una tarde de 1965,  me había acercado al entrenamiento de nuestro Cartagena, para ver a mis amigos, me acerqué a saludar a Milanés entrenador de los juveniles y a Ventura Martínez, entrenador del Cartagena, y entrenador mío, allá por 1959,  pronto me fijé en los chavales juveniles que, estaban dando vueltas al campo y tocando la pelota, inmediatamente se me fue la mirada hacia uno de ellos, un zurdo que acariciaba el balón cada vez que lo tocaba, y lo mandaba a donde quería, tenía en la cabeza esa imagen, cuando... oigo que Ventura llama a Jesús Milanés, y le dice...
¡Jesús, llama a Melenchón! quiero hablar con él, Milanés, sonriendo lo llamó, y rápidamente, con la cara llena de ilusión, acudió Melenchon, yo, observaba la escena, previendo que algo bueno iba a ocurrir con ese chaval, que a mí ya me había deslumbrado. Ventura, le dijo...¡Mele! prepárate que vas a debutar el domingo,

Figuraros amigos, tener 16 años, y que te diga el entrenador del equipo de tu tierra que vas a debutar con los profesionales, me relamo, solo de pensarlo, qué ilusión, ¡madre mía!. A partir de ese momento, que presencié en primerísima persona, empezó a vislumbrarse la carrera deportiva del segundo máximo goleador de todos los tiempos de nuestro Cartagena de España, y de todos los equipos que han llevado el nombre del Cartagena.

Naturalmente qué seguí la carrera futbolística de Melenchón, la he seguido siempre, incluso he llegado a ir a Elche a "cosica hecha"  a verle jugar en Primera División. Melenchón, es digno de admirar en todos los aspectos, cómo futbolista, ha llegado a lograr el sueño de cualquier chaval, jugar en primera división, brillar con luz propia, y ser "Pichichi" (máximo goleador) lo fue por dos veces, ha sido querido y respetado, por los aficionados, y por sus compañeros, en los equipos y ciudades donde ha jugado y vivido.

descarga
Melenchón el primero agachado por la derecha, cuando triunfaba en el Elche en Primera

Era tan buen jugador, y goleador que, su entrenador Roque Olsen,  (con el Elche en Primera División), impidió su salida a uno de los club grandes de España, en este caso el  FC Barcelona. Melenchón estaba espléndido, por su manera, de jugar, y por su "olfato" en el área (sabemos que, lo que se cotiza en el mundo del fútbol es el gol) no tengo la menor duda de qué hubiera llegado a ser internacional, ¡sin duda alguna! porque... lo tenía ¡todo!

A veces, los entrenadores en su "egoísmo" por tener a los mejores, impiden el progreso de estos muchachos, sabido es que, la carrera de un futbolista es corta, y debe de aprovecharla, pero... en fin, en el Elche, se realizó como jugador fantástico y cotizado, jugó siete temporadas.

Después de pasar por el Jaén, volvió al Cartagena, y solo jugó una temporada, hasta en esto, admiro a Melenchon, fiel a su carácter de hombre reposado, pensó en el futuro, y creyó que era el momento justo de emprender su vida empresarial, y dedicar el tiempo a su familia, y a sus hijos. Siempre que he observado a Melenchón, he intuido en él, el carácter de un hombre concentrado, pensativo, midiendo muy bien todas las palabras.

Analizando su trayectoria deportiva, me atrevo a dar una opinión muy personal: cómo sabemos, fue un gran delantero goleador, a esa clase de jugadores les gusta qué los "marquen", (sentirse protagonistas diría yo), por un azar del destino, un defensa muy bueno que tenía el Elche en primera división (Canós se llamaba, o...  se llama), tuvo una lesión grave, y el entrenador del Elche, decidió pasar a Melenchón a defensa izquierdo.

2017070917413493073
Melenchón en uno de os grandes Elche de la historia. Es el primero por la derecha agachado y en este once franjiverde hay auténticas leyendas como Llompart o Trobianni

Como profesional, no tuvo más remedio que obedecer, pero...estoy segurísimo de que en su fuero interno sufrió lo indecible el resto de su carrera deportiva, pues...pasó de ser protagonista goleador, a un papel importantísimo, pero mucho menos espectacular. Esto, que parece simple, no lo es tanto, para un futbolista de elite, acostumbrado a jugar en el área del equipo contrario.

No tengo la más mínima duda de qué, cuando el entrenador del Elche (el argentino "Pipo" Rossi), lo cambió de puesto, el fútbol ganó un gran defensa, pero... perdió un maravilloso delantero.

Desde ese momento, todos los entrenadores que tuvo y en todos los equipos que jugó, incluido el Cartagena (en la vuelta a su querido equipo)  lo pusieron de defensa izquierdo, yo, pienso qué aquella decisión, de aquel entrenador, perjudicó enormemente a Melenchon, pues pasó de un plano totalmente protagonista, a otro muy importante e imprescindible, pero... menos espectacular. En fin, esto que escribo es un pensamiento íntimo, que ahora en este artículo expongo, esperando qué Alfonso Melenchon Sánchez me disculpe al dar mi opinión personal.

Hoy día, Melenchón ( como no podía ser de otra forma) sigue hablando de fútbol, allá donde lo llaman, a cualquier tertulia acude con su seriedad habitual, y habla de nuestro querido Cartagena, y de futbol en general, y da su opinión, con el conocimiento, y la experiencia que aporta un deportista que ha jugado nada menos que 262 partidos con nuestro Cartagena de España, y marcado (con ese mismo equipo) la ‘friolera’ de 116 goles.

Y...nada más queridos amigos, hacía tiempo que no le daba luz a mí Farola del Lago, espero que, está historia os guste , y a través de ella, conozcáis un poco más, a quien tantas tardes de buen futbol le ha dado a nuestra ciudad y...a España.

P.D. Le dedicó está Farola del Lago a su protagonista, Alfonso Melenchón Sánchez, a su esposa Eusebia Pérez Vera, y a sus hijos Manuel y Eva, y... que tengan siempre presente que, su esposo, y padre, ha sido y es, muy querido y admirado en su tierra, Cartagena de España.


 
LA FAROLA DEL LAGO ¡Melenchón¡
Comentarios